¿Cómo ahorrar luz en casa?

Recientemente he tomado una decisión que creo merece la pena compartir: hace unos días se fundió –por fin- la bombilla de una lámpara que tengo instalada en mi salón. Una lámpara que funciona con una bombilla más incandescente que el propio fuego. Y en vista de todo lo que he ido contando por aquí decidí tomar una decisión de la que me siento orgulloso: era el momento de jubilar esa lámpara. Había llegado hora de darle las gracias por los servicios prestados (más de 20 años) y sustituirla por una más eficiente.

Sin ninguna duda, voy a optar por adquirir una lámpara de leds. Este tipo de iluminación ya no es el futuro, es el presente. De hecho, ya le he echado el ojo a unas cuantas lámparas de pie con certificación energética A++. Una decisión que puede resultar sorprendente pero que sin duda me ayudará a ahorrar dinero en la factura de la luz. Lo más probable es que hace varios años me hubiera decantado por la lámpara más bonita y ajustada a mi presupuesto. Ahora no, ahora he aplicado un pensamiento eficiente que debería presente en muchos gestos de nuestra vida diaria.

Tomar decisiones también es ser eficientes. De hecho, debemos perder el ‘miedo’ a optar por opciones que vayan más allá de lo estético. No lo olvidéis: ser eficientes supone ser mejores ciudadanos –reducimos los impactos medioambientales- y además implica un ahorro real en nuestra factura de la luz.

Revisar el gasto eléctrico con facturas de todo un año

Para ahorrar luz en nuestra casa hay muchos caminos. Toca ampliar un poco más este post en el que ya hablé acerca del ahorro en la factura de la luz de forma real.

  • Ser responsables: ya no vale con apagar la luz cuando no estamos en la habitación. Debemos tomar conciencia de la importancia de algunos gestos. El modo standby era y sigue siendo el auténtico enemigo del ahorro de luz. Hay que prestar atención a estos aparatos y, aunque nos lleve unos segundos revisarlo, apagarlos. Además, cuando vaciamos nuestra casa por periodos largos, como hace un mes escaso en Semana Santa, se puede ahorrar mucha luz desconectando electrodomésticos muy consumidores como la nevera o el termo eléctrico.
  • ¿Nunca han saltado los plomos en tu casa? Es el momento de tomar decisiones más profundas que un cambio de bombillas. Si habéis estado cocinando a todo trapo, con la música puesta y el móvil cargando y no ha pasado nada, es muy probable que estéis en posición de revisar vuestra potencia contratada. “Cada 1,15 Kw de potencia suponen casi 50€ al año”, recuerdan desde la OCU.
  • Adaptarnos a la situación: soy enemigo declarado del cambio de hora en España desde el punto de la vista de los horarios. Desde el punto de vista de la eficiencia, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) dice que el cambio de hora que hacemos en marzo permite ahorrar hasta 300 millones de euros. Si me hacen cambiar la hora, al menos aprovecho para ahorrar. Por ejemplo, exprimiendo las horas de luz para realizar actividades al aire libre. Todas las horas que se aprovechan fuera de casa son sinónimo de ahorro, y se gana en calidad de vida.

Para ahorrar luz también podemos usar un medidor de consumo. Puede ser unalamparas-bombillas-led-eficiencia-energetica solución a mitad de camino entre las medidas más sencillas y otras que requieren más inversión como la auditoría energética, que detecta fugas de consumo y nos ayuda a evitarlas.

Y, a pesar de que a muchos les asustan, debemos echar un ojo a nuestras facturas de la luz, son una importante herramienta que nos ayudará a tomar decisiones relevantes. Gracias a los datos que nos aportan podemos detectar nuestras necesidades reales. Con las facturas en la mano podemos analizar si la tarifa eléctrica que tenemos contratada para el hogar es la más óptima. Cobra especial importancia la información relativa a la evolución del consumo, que refleja nuestros picos de mayor necesidad y compara periodos concretos de tiempo entre un año y otro. También se informa del consumo medio diario. Datos determinantes a la hora de tomar decisiones relevantes.

La elección óptima de la compañía eléctrica

No hay que tener miedo a cambiar de compañía eléctrica. Es más, si estamos pagando más de lo que entendemos necesario y encontramos una empresa con mejores precios, debemos cambiar. ¿No lo hemos hecho alguna vez en la vida para pagar menos en la factura del móvil? Pues con la luz es lo mismo. Hay más de una decena de empresas suministradoras de luz en nuestro país y comparadores online que evalúan más de 40 tarifas con un mismo objetivo: descubrir cuál es la más adecuada a nuestras necesidades.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies