Ahorro de agua en el WC

¿Alguna vez habéis pensado en la importancia del váter? Es posible que no. También es posible que no hayáis reparado en algunos trucos sencillos para ahorrar agua. Pero estamos aquí para eso, para mostrar cómo ser eficientes y ahorrar. Y de paso descubrir que la taza de un váter es más relevante de lo que parece.

No se lo reconocen como merece, pero aquí vamos a hacer por un día una defensa cerrada de su misión: el váter ha hecho más por la salud pública que otros muchos elementos que tienen más reconocimiento. Solo se le echa de menos cuando no está, e incluso hay personas que le tienen tanto amor que solo utilizan el suyo propio. Pero, sí amigos, con el váter también podemos derrochar y actuar de forma ineficiente. La buena noticia es que para evitarlo solo hay que seguir unos pequeños consejos. Recordad: “baño sin fugas ahorra por dos”, ahora veremos por qué lo decimos.

Como más o menos era de esperar, el principal elemento de preocupación en el wc es la cisterna. Las más anticuadas pueden consumir entre 6 y 15 litros de agua, que se reducen hasta una horquilla de 3 a 6 litros si hablamos de las más modernas. Puede que no seamos conscientes, pero es importante saber que el agua del váter tan potable como la que sale de un fregadero o el mismo grifo del baño. Por este motivo, conviene no derrocharla.

Pérdidas de agua en la cisterna

Imagen de un váter en un bañoEl proceso para no malgastar agua con un váter comienza desde el mismo momento de su instalación. Es decir, la taza tiene que estar bien colocada en su emplazamiento, sobre una base plana para que el llenado de la cisterna sea eficiente. También es importante que esté correctamente colocado para que no tenga las fugas que ya hemos mencionado. Si cumplimos con esta premisa, la teoría dice que obtendremos descargas más eficientes, que lo limpiarán todo de una sola vez; y es que no tiene sentido que tengamos que tirar dos veces de la cadena para eliminar los residuos del interior. Importante: si la carga de la cisterna es superior a los dos minutos, algo no funciona bien en ese váter.

Otro de los consejos estrella lo llevan usando fontaneros y padres desde tiempos inmemoriales. La enseñanza de no tirar cualquier cosa por la taza del váter sigue vigente. Hay elementos muy utilizados en cualquier baño que no se pueden desechar por esta vía: toallitas en cualquiera de sus variedades, bastoncillos de orejas, residuos de comida o aceites y grasas son algunas cosas que nunca debemos tirar por el desagüe. No se descomponen, provocan más de una descarga innecesaria (casi nunca se evacuan a la primera) y hacen sufrir a las depuradoras. Sí, a las depuradoras. Que todo en esta vida tiene su proceso.

Medidas para un menor consumo

¿Qué podemos hacer para ahorrar agua usando mejor el váter? Vamos con otra batería de medidas fáciles para cualquiera:

  • Pensar dos veces antes de tirar de la cisterna. ¿De verdad hace falta una descarga completa solo para un trozo de papel? Es posible que una papelera en el baño nos ahorre varios litros de agua cada día.
  • Tirando al váter elementos que no se descomponen solo generamos atascos. Los atascos perjudican al mecanismo de funcionamiento y al final todos salimos perdiendo.
  • El truco de la botella en la cisterna. Dicen que ayuda a ahorrar agua, aunque no hay unanimidad al respecto. Algunas fuentes apuntan a que insertándola lo único que conseguiremos es alterar el nivel del agua y, consecuentemente, el funcionamiento del inodoro.

Tras leer esta batería de trucos, es posible que lleguemos a la conclusión de los expertos en la materia: no tenemos cultura de utilizar bien el váter. De hecho, cuando la sequía no llama a nuestras puertas y no se cuela en todos los telediarios parece que hay barra libre para malgastar agua.

Además de los consejos ya apuntados hay otros muchos que se pueden aplicar. Las cisternas de botón doble permiten ahorrar “hasta 2 o 3 veces más”, según Twenergy. Además, Greenpeace apunta a un truco curioso: si recogemos el agua fría que se malgasta mientras esperamos a que salga caliente podemos ahorrar varias descargas al mes. Y encima no tiramos esa agua fría tan odiada. Otra recomendación de expertos: cada válvula de descarga está preparada para funcionar en su inodoro. Si hay que cambiarla es mejor valorar cambiar todo el váter.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies