Cómo ayudar al medio ambiente desde tu casa

Vivimos en un planeta donde algunos recursos son cada vez más escasos. Nos esforzamos en enseñar a los niños que tienen que ser amables con el planeta, pero a los adultos muchas veces se nos escapa esa responsabilidad.

Reducir, reutilizar y reciclar tiene, más que nunca, mucha importancia si queremos conservar gran parte de lo que hoy conocemos.

Nunca es tarde para iniciar una verdadera vida responsable con nuestro planeta. Desde nuestra propia casa podemos hacer mucho más de lo que pensamos. Todo parte de una primera misión: generar menos residuos. Es una meta que se puede alcanzar sin alterar mucho tus rutinas. Llenas tu casa, inconscientemente, de cosas de usar y tirar. Miles de envases que solo tienen una vida útil. Anímate y deja de comprar agua embotellada. Las botellas de cristal hacen el mismo papel y solo así ya empiezas a generar menos residuos.

Ser responsables no significa ser utópicos: generar 0% de residuos es casi imposible. De ahí la importancia de que recicles lo que generas entre las paredes de tu casa. Hazte con cubos de basura donde separar la basura y luego poder llevar a los contenedores correspondientes. Recuerda que reciclando tres latas ya estás evitando un pequeño porcentaje de contaminación en el aire. No lo olvides: en las calles puede encontrar puntos para reciclar papel, vidrio, plástico y el aceite. Y en los puntos limpios de cada ciudad puedes desechar de forma responsable hasta aparatos electrónicos.

¿Y qué hay de los productos de limpieza? En este mismo blog ya hemos hablado de los productos ecológicos para limpiar tu casa. Puedes decantarte por ellos, o comprar menos productos (y menos envases, por lo tanto) usando las versiones multiusos. Y siempre queda la versión híbrida de ambos: utilizar productos químicos que cuentan con etiquetas verdes y sostenibles. Solo hay que ir a buscarlos a los puntos de venta adecuados.

Cuidando el planeta entre todos

Si todo lo anterior te parece poco, todavía puedes emplearte más a fondo. Seguimos con más acciones: olvida las viejas bombillas incandescentes y coloca leds en todos los aparatos de tu casa, puedes colocarlos incluso en los electrodomésticos. Los leds son más eficientes, generan menos calor y tienen una vida útil de 25.000 horas.

Este tipo de bombillas son una gran idea pero ¿y si aprovechas más la luz solar? La domótica, que es una gran herramienta para generar ahorros de luz y energía, gastando así menos recursos, tiene en cuenta la luz solar para iluminar las estancias. Si lo hace una casa inteligente, ¿cómo no lo vamos a hacer nosotros?reducir residuos en casa para cuidar el medio ambiente

Y, por supuesto, no se puede pasar por alto el ahorro de agua. Debería ser una meta obligatoria para cualquier humano en un planeta cada vez más seco. Empieza colocando difusores en los grifos, opta por el lavavajillas para lavar tus platos y aplica los viejos trucos de la abuela para ahorrar cada gota que puedas:

  1. Dúchate en vez de bañarte. Y aplícate el jabón con el grifo cerrado.
  2. Si lavas los platos a mano, enjabona todos de vez y luego aclara.
  3. Cierra los grifos siempre que no los utilices y evita a toda costa que goteen.
  4. Las cisternas de dos tiempos son un buen método de ahorro de agua, ya que puede elegir una descarga mínima u otra más potente.

Marcas de electrodomésticos responsables

Los electrodomésticos siguen siendo la mayor fuente de consumo dentro de una casa. Así lo certifican los datos. Por este motivo, los fabricantes se esfuerzan en ofrecer al cliente modelos más respetuosos con el medio ambiente. Cualquier marca que se precie apuesta por electrodomésticos A+++ en su catálogo, pero además añaden funciones a todos ellos que generan todavía más ahorro.

Estos son algunos ejemplos representativos:

  • Las lavadoras Balay cuentan con la función “Más rápido” para acortar a la mitad casi todos los programas de lavado. No contentos con la tradicional función ECO, cuentan con la opción “más eco”, “con lo que el consumo de energía se reduce notablemente”, aseguran desde la marca.
  • Por su parte las lavadoras LG cuentan con la prestación Centum System, capaces de lavar en solo 49 minutos reduciendo un 17% el consumo de luz y agua.
  • Los lavavajillas de Siemens cuentan con la función iSensoric. Esto quiere decir que son capaces de adaptar el lavado a lo que exige la vajilla. Detectan el nivel de suciedad y controlan el proceso de tal forma que adaptan el consumo a cada necesidad.
  • Los frigoríficos Bosch cuentan con cámaras en el interior para que no sea necesario abrirlos cada vez que tienes una duda de lo que hay en el interior.
  • La placa Inducción Total de Neff pone a tu disposición 3.000 cm2 de placa de cocina para que puedas cocinar con todos los recipientes que quepan a la vez.
  • Además de ofrecer electrodomésticos más responsables, las marcas se preocupan por generar menos residuos y contaminación en los procesos de fabricación. Miele, por ejemplo, está a la cabeza en reducción de emisiones: entre 2012 y 2014 redujo en más de 8% el consumo energético de todas sus plantas de producción.
  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies