La potencia contratada, esa gran desconocida

¿Te apuntas al ahorro en la factura de la luz optimizando los gastos y pagando por lo que realmente necesitas pagar?

Hay muchas maneras de ahorrar luz, pero hay algunas que tienen menos marketing que otros caminos igual de efectivos. Es lo que le sucede a la potencia contratada, una herramienta por la que muchos pasan de puntillas. Pero optimizar -de verdad- lo que tienes contratado con tu compañía electrica, y lo que necesitas en realidad, es clave para que tus gastos no se disparen de forma incontrolada.

La potencia contratada pasa desapercibida todavía a día de hoy. No nos paramos a pensar en variables como la gente que vive en casa, los electrodomésticos que tenemos o el consumo real de los mismos. Hay una menera muy rudimentaria de saber si estás pagando por más potencia de la que realmente necesitas: hacer memoria para recordar cuando fue la última vez que saltaron los plomos en tu casa. Los ‘plomos’, esa palabra que es del siglo pasado pero que perdura en nuestros días.

Tal y como explican de una manera sencilla en Lucera, la potencia contratada es algo así como un límite: son “la cantidad de kilovatios (kW) que podemos conectar en nuestra casa al mismo tiempo”. En otras palabras también se podría definir como el número de electrodomesticos que podemos tener en funcionamiento sin miedo a que se corte la electricidad (por ese ‘salto’ de los plomos).

¿Cuál es el problema fundamental con la potencia contratada? El asunto es como sigue:

  • Si no tienes la suficiente, estarás todo el día levantando los plomos. O verás limitado el poder para tener varios electrodomésticos encendidos a la vez.
  • Si tienes de sobra, realmente estás pagando de más en la factura. Algo así como contratar una tarifa de 25 GB de datos para el móvil cuando solo necesitas 10.

Si todavía no conoces el dato de la potencia que tienes, no esperes más: localiza la última factura de la luz y obtén el dato. Tiene que estar. Y si no esta, que lo dudamos, tu compañía será la que se encargue de proporcionarte la cantidad por la que estás pagando.

Trucos al alcance de cualquiera

Si tienes dudas, puedes recurrir a especialistas que analicen el consumo que se genera en tu casa para concluir si tienes la potencia suficiente o estás pagando de más. Ojo, tener contratada la potencia adecuada es clave, pero también es estar seguro de que la quieres bajar/subir y cuánto. Porque hacer estos trámites puede NO ser barato. Todo depende de la DISTRIBUIDORA que tengas, que es la que tiene la sartén por el mango.

En el caso de Endesa, esto es lo que explican que podrían cobrarte:

  • 11€ si quieres bajar la potencia. Concepto: “derechos de enganche”.
  • Más o menos 45€ por cada kW que subas de potencia. Concepto: derechos de extensión y de acceso”.
  • Es posible que estos gastos sean variables, e incluso que te lleguen algunos más, en función de la DISTRIBUIDORA que surte de electricidad tu zona.
  • “A todos estos gastos podrían sumarse los del boletín (50-200 euros)”, matizan desde Endesa Clientes. Aquí puedes ver con más detalles qué es esto del “boletín”.

Bajar la potencia si no necesitas tanta energía es una buena inicativa. Ten en cuenta que la potencia suele ir por tramos, y que los expertos recuerdan que si nunca te han “saltado los plomos” lo más seguro es que puedas bajarte al menos un tramo. Piensa una situación muy típica en la que estaría justificado: una familia con hijos que se independizan, pasando de (cifras al azar) cuatro a solo dos personas en casa. Un cambio así influye directamente: ya no cocinas para cuatro, probablemente vas a reducir el número de lavadoras, ya no habrá cuatro móviles en casa, etc.

Tramos de potencia contratada

 

*Imagen obtenida de www.bajatelapotencia.org

Caminos para ahorrar luz

Subir la potencia contratada responde únicamente a necesidades mayores. Bajarla es, en la mayoría de los casos, una cuestión de ahorro. Si bien es cierto que el trámite en cuestión no es gratis, tampoco es una gestión que vayas a estar haciendo mensualmente. En cuanto al ahorro, esto es lo que dicen los datos propocionados por Endesa:

  • La reducción de la potencia es inmediata.
  • Supone unos 5€ al mes y, por lo tanto, uno 60 € anuales.

¿Te has planteado en alguna ocasión bajar la potencia que tienes contratada con tu compañía eléctrica?

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies