Cambios en la tarifa de la luz

Si nos preguntan a la mayoría de nosotros por la factura de la luz, casi todos contestamos que es un documento indescifrable, o al menos, que no se entiende fácilmente. Pues no voy a daros buenas noticias al respecto, y es que se avecinan cambios que probablemente la compliquen todavía más.

Evidentemente, algo que afecta y mucho a nuestra factura de la luz, es el consumo de los electrodomésticos. También hemos hablado en otros post del cambio que va a sufrir la etiqueta energética de los mismos, sin embargo seguirá siendo primordial comprar electrodomésticos eficientes, por el bien de nuestro planeta y de nuestro bolsillo.

Los cambios previstos en la factura se aplicarán dentro de unos meses, pero el Boletín Oficial del Estado ya publicó una circular de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) donde establece la metodología para el cálculo de los peajes del transporte y distribución de la electricidad.
Estos cambios sin duda afectarán a la factura tanto de los clientes que tienen tarifa regulada como para los que están en el mercado libre.

Esto interesa a tu factura

Una de las principales novedades es que por primera vez se introduce una fórmula para contratar varias potencias y además, también hay cambios en las franjas horarias de las tarifas. Ahora habrá horas punta, llano y valle. Así que id familiarizándoos con estos términos.

El más caro (hora punta) será por la mañana, entre las 10 y las 14 horas y por la tarde/noche entre las 18 y las 22 horas. El precio medio (hora llana) será por la mañana de 8 a 10 horas,  por la tarde de 14 a 18 horas y por la noche de 22 a 24 horas. El más barato (hora valle) será entre la medianoche y las 8 de la mañana.

Se presupone que la intención es que los ciudadanos nos acostumbremos a conectar nuestros electrodomésticos o aparatos electrónicos en los tramos en que hay menos demanda y por lo tanto la luz es más barata.

Los cambios nos afectarán a todos, pero para los consumidores que están en el mercado regulado, se les aplicará automáticamente los nuevos periodos que os he mencionado de discriminación horaria en los precios de la electricidad. Mientras que para los que estén en el mercado libre, será cada cliente quien tenga que estudiar con detalle los productos que le ofrezca la compañía eléctrica.

Si vemos una factura de luz de un domicilio que sea residencia habitual, del importe total de la factura, más o menos el 50% corresponde a la energía, mientras que el resto son conceptos regulados como peajes o impuestos, como el IVA por ejemplo, más el impuesto propio de la electricidad. El objetivo es que el consumo real de electricidad condicione el importe total del recibo.

Como decía, uno de los cambios más importantes en nuestra factura de luz está en las tarifas de acceso. Actualmente hay seis tarifas (2.0A, 2.0DHA, 2.0DHS, 2.1A, 2.1DHA, 2.1DHS), que pasarán a una sola, la 2.0TD. De esta forma, quien tenga una potencia contratada inferior a 15 kW, que son prácticamente todos los hogares de nuestro país, tendrán este peaje 2.0TD.

Con el sistema actual podemos contratar una potencia determinada: 2.3kW, 3.45kW, 4.6kW, etc. Cuando los cambios previstos entren en vigor, podemos contratar diferentes potencias para distintas horas. La clave será contratar mayor potencia para la franja horaria en la que vayamos a utilizar más nuestros electrodomésticos y por lo tanto consumir más energía, y menor potencia para el resto de franjas.

¿Pagaremos más o menos por nuestra factura?

Seguro que todos os estaréis haciendo ahora esta pregunta, y es que está bien saber a qué cambios nos enfrentamos y qué medidas deberemos tomar, pero tan importante o más que eso, es saber cómo va a afectar todo esto a nuestro bolsillo.

Pues bien, eso dependerá de cada caso. Cuando la CNMC envió la circular indicó que como consecuencia de esta nueva metodología, los peajes de los consumidores se reducirían por término medio un 5,6% respecto al ejercicio anterior, aunque recalcó que el impacto sería diferente según los consumidores.

Evidentemente, habrá un periodo transitorio en el cual las empresas distribuidoras y comercializadoras tendrán que adaptar los equipos de medida, los sistemas de facturación y los contratos. Todo ello antes del 1 de noviembre de este año. Los consumidores tendremos derecho a adaptar las potencias contratadas por periodo horario sin coste alguno.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies