Campanas extractoras: ¿Cómo ahorrar energía?

No suelen llamar nuestra atención, excepto en el momento que tenemos que usarlas. Las campanas extractoras pasan desapercibidas en las cocinas, pero son un elemento muy importante, y al que se la han añadido interesantes mejoras en los últimos años.

Los datos lo confirman: la campana extractora de humos que tenemos en la cocina no es el electrodoméstico que más consume. El ‘Estudio sobre consumo energético del sector residencial en España’, que realizó el IDAE, no la sitúa en el top del consumo eléctrico, pero eso no significa que no podamos hacer esfuerzos por reducirlo. ¡Se puede consumir menos electricidad con todos los electrodomésticos que nos rodean!

Solo con una ojeada a lo que nos ofrecen los fabricantes, vemos que las campanas extractoras ya se han adentrado en otra dimensión. Campanas de pared, de isla, telescópicas, de pared, etc… Hay muchos modelos para elegir y con avances sustanciales. Por ejemplo, Bosch ya ofrece en sus campanas el motor ‘EcoSilence’, para que no nos enteremos de que está funcionando.

Actualmente, las campanas extractoras también deben tener su etiqueta energética para informar al comprador de ciertos detalles relevante a la hora de optar por una que nos ayude a consumir menos. La etiqueta energética revela el consumo de energía anual, el filtrado de grasa, la eficiencia fluido-dinámica, el nivel de ruido a máxima potencia y, por último, el nivel de iluminación, que también es importante. Ya lo sabéis: no es lo mismo una campana de clase F que una de clase A. Estas últimas son las que de verdad nos ayudan a ahorrar dinero en nuestra factura de la luz.

“Optar por una campana eficiente puede ahorrarnos 16€ al año en nuestra factura eléctrica”

campana extractora de humos en funcionamientoAdemás de una buena elección, para ahorrar debemos usarla con cabeza. Si estamos cocinando y no hay mucho humo, no tiene sentido que la utilicemos a máxima potencia. Y recordad un consejo estrella que siempre se nos olvida aplicar: si sabemos a las horas que la electricidad es más barata, ¿por qué no usar la campana en esa franja? Además, a la hora de cocinar podemos optar por hacer al horno algunos platos que desprenden mucho humo; ¿unas sardinas al papillote, por ejemplo?

Limpieza del extractor de humos

Una campana limpia también ahorra. Dinero y disgustos. Los fabricantes son claros al respecto: tener los filtros sucios es como no tener campana. Para asegurarnos de que nuestro extractor hace bien su trabajo hay que limpiarlo regularmente. Y es que la grasa es un enemigo a tener en cuenta. Si se queda muy incrustada la campana usa más energía para trabajar y ¡ojo! puede arder.

¿Qué tips son los más importantes para limpiar la campana?

  • Utilizad trapos suaves y productos anti grasa
  • Para limpiar los filtros primero hay que desmontarlos. A continuación se deja actuar un jabón quita grasas y se elimina la suciedad con un trapo. Aclaradlo cuantas veces sea necesario. Una vez eliminada la suciedad, aclarar con agua tibia.
  • Un buen consejo es tener una campana cuyos filtros se puedan meter al lavavajillas. De esta forma nos aseguramos tenerlos siempre en perfecto estado de revista y en niveles de consumo óptimos.
  • Desde Balay nos recuerdan otras claves MUY IMPORTANTES: dejar enfriar la campana antes de limpiarla y desenchufarla para evitar descargas. Además, desde este fabricante hacen especial hincapié en que cada parte de la campana debe limpiarse con el producto adecuado (cristales con limpiacristales, acero con agua caliente y jabón, etc…)

Eliminar los humos de forma correcta

La eliminación de los humos es otro aspecto que parece baladí, y no lo es en absoluto. Una buena extracción de los mismos es fundamental. El primer consejo es fácil de asimilar: no usar la campana si hay corrientes de aire, puesto que limitamos su eficacia. El consumo de este electrodomésticos es proporcional a la cantidad de humos que le hacemos aspirar, por lo tanto, hay que conseguir evacuar el humo a la potencia más baja posible para consumir menos.

“La capacidad de extracción debe ser siempre al menos seis veces el volumen de la cocina” (Bosch)

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies