Carga máxima del lavavajillas

Disponer de un electrodoméstico silencioso es una forma de vivir mejor. ¿Cuáles son actualmente los lavavajillas que menos ruido hacen?

Para que una relación de pareja funcione es imprescindible conocerse bien. Algo parecido ocurre con los electrodomésticos: para sacarles el máximo partido debemos saber lo que nos puede ofrecer y cómo nos lo ofrecen. Usar la lavadora o el frigorífico de forma eficiente ya no es un misterio, por lo cual toca conocer de cerca al lavavajillas, ese gran amigo. Muchos expertos lo tienen claro: los que no tienen lavavajillas están tirando el dinero, ya que se trata de una máquina fabulosa para consumir la cantidad justa de agua y luz. Este electrodoméstico consume –más o menos- un 2% energía en el hogar; no es el más devorador pero forma parte del club que, utilizados a media carga, se convierte en altamente ineficiente.

Elegir un lavavajillas adecuado para cada hogar es fundamental. Lo primero que se debe tener en cuenta es cuántos utensilios vamos a limpiar por cada lavado. Con los lavavajillas el tamaño sí que es importante, ya que marca su capacidad. Por hacerse una idea, los de 60 cm suelen tener capacidad para 14 servicios. Entendemos por servicio la cantidad de vajilla que necesita un comensal para cada comida (plato llano, plato hondo, plato de postre, vaso, tenedor… todo ello multiplicado por 14). Desde el aspecto ecológico, el lavavajillas es el mejor instrumento para ahorrar agua: los modelos de categoría A –o superior- pueden lavar a plena carga con 18 litros lo que nosotros lavaríamos a manos con 40 litros de agua.

“Dos medias cargas consumen más agua y energía que una carga completa” (BALAY)

Organización eficiente de la vajilla

Open dishwasherUsar el lavavajillas a plena carga es clave. Pero la carga máxima también tiene sus trucos. Hay que colocar la vajilla con sentido y de forma ordenada, evitando superponer piezas. Actualmente, los fabricantes se han ocupado de que la colocación de la vajilla no sea tan problemática, con la incorporación de cestas regulables que permiten infinidad de combinaciones. En este sentido, se recomienda elegir un lavavajillas con bandeja para cubiertos o una cesta adicional.

En cualquier caso, una organización óptima del lavavajillas a plena carga debería seguir consejos como:

  • Colocar vasos y tazas en la cesta superior. Boca abajo.
  • La bandeja inferior es para los platos, que se colocan de forma vertical. Los más sucios pueden ir cerca de la salida del agua.
  • Cacerolas boca abajo también en la cesta inferior.
  • Los cubiertos en su bandeja o en su cesto, en este caso con la superficie útil hacia arriba.

Como ya se ha mencionado, es importante no tomarse la plena carga demasiado al pie de la letra, para no caer en el error de superponer vajilla. En estos casos, el lavado no suele ser correcto y la vajilla sale sucia, lo que provoca tener que volver a limpiar o hacerlo a mano, con su correspondiente gasto de agua y/o luz.

El silencio importa

El tráfico, la industria, el paso de los trenes o los centros de ocio son los focos de ruidoClose up of tradeswoman covering her ears más intenso y molesto a los que nos tenemos que enfrentar. Fuentes de ruido que no podemos evitar y que afectan a la calidad de vida de las personas que los sufren. Contra ellos no se puede hacer nada –o casi nada- pero frente a otros sí que podemos poner remedio. El ruido de los electrodomésticos se puede evitar, y se viene luchando contra él desde hace varios años, cuando empezaron a salir a la luz los modelos que reducían su nivel de ruido hasta los 47 decibelios (dB).

Teka, Zanussi, Balay, Bosch o Siemens, por citar algunas, se disputan en España el trono de los lavavajillas más silenciosos, ofreciendo modelos a tener en cuenta por los consumidores. Disponer de un lavavajillas silencioso es una gran idea, sobre todo para cocinas americanas o abiertas. Podemos encontrar en el mercado algunas opciones que no superan los 42 dB, todo ello gracias a avances importantes como en aislamiento acústico, los motores en los que se elimina el rozamiento de las escobillas o las bombas de evacuación inteligentes que dejan de funcionar cuando no queda agua en el interior del aparato. Incluso existen lavavajillas preparados específicamente para funcionar por la noche, sin perturbar el sueño de los dueños de la casa. Fantástico, ¿no?

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies