Dónde y cómo cargar un vehículo eléctrico

A pesar de que todavía mucha gente no es consciente del daño que le hacemos al medio ambiente, por norma general nos preocupa nuestro planeta, y la mayoría de nosotros nos esforzamos por tener hogares sostenibles, donde aprovechemos al máximo los recursos con todas las medidas a nuestro alcance.
Estas medidas pasan por ejemplo por el reciclaje. Es muy importante y una tarea sencilla, separar los residuos para verter cada uno en su contenedor correspondiente. Y creedme, si lo hacéis, os acabaréis sorprendiendo de la poca basura orgánica que generamos y de la cantidad de cosas que podemos reciclar al desecharlas.

También podemos hacer nuestro hogar más sostenible comprando electrodomésticos eficientes. Estos electrodomésticos se distinguen fácilmente solo con mirar su etiqueta energética, y afortunadamente los fabricantes se han “puesto las pilas” fabricando electrodomésticos que consumen menos y cuidan más nuestro planeta y sus recursos.

Pero ¿qué podemos hacer para llevar la sostenibilidad más allá de nuestro propio hogar? Por ejemplo, cambiar tu coche por un vehículo eléctrico.

Para que os hagáis una idea, en el año 2014 el porcentaje de ventas de los coches diesel fue del 66,1%, mientras que en el año 2018 este porcentaje cayó al 32,3%. Esto se debió a que diversos países europeos empezaron a anunciar restricciones en relación a este combustible por su alto grado de contaminación. La intención, de hecho, es la prohibición en nuestro país de este tipo de vehículos. Si queréis ampliar la información sobre esto, podéis consultar este enlace en la web de RACE.

Razones para tener un coche eléctrico

Pues bien, como digo, una solución ante los problemas de contaminación generados por los diferentes tipos de combustible es optar por un coche eléctrico.
Me he encontrado con amigos que ya se lo plantearon hace unos años, pero la falta de información sobre dónde y cómo recargarlo, hizo que finalmente no tomasen la decisión.

Razones por las que tener un coche de este tipo hay muchas. Algunas que podrías daros son estas:

  • Cero emisiones CO2. Estos vehículos tienen como principal ventaja que están libres de emisiones: ni dióxido de carbono CO2, ni óxidos de nitrógeno NoX, como los coches Diesel o de gasolina.
  • Electricidad más barata que gasolina. Si recorres un tramo de 100 km en un coche eléctrico los gastos se reducen a la mitad que si lo hicieses con un coche con combustible Diesel o gasolina. Este dato puede variar un poco dependiendo del tamaño de la batería o la tarifa de la electricidad.
  • Más facilidades de aparcamiento. En nuestro país, los coches eléctricos cuentan con el distintivo azul “cero emisiones” que exime de pagar por aparcar en la calle en las ciudades con estacionamiento regulado, como por ejemplo Madrid, y sin limitación horaria.

Hay muchas más razones por las que elegirlos, por ejemplo: ventajas fiscales, descuentos en el impuesto de circulación, menos gastos de mantenimiento… etc.

¿Dónde puedo recargarlo?

La infraestructura de recarga es un tema que ha ido mejorando poco a poco, y todavía podría mejorarse. Sin embargo, cada vez existen más puntos de recarga para los coches eléctricos.

Para empezar, debes saber que puedes recargar tu coche en tu propia casa mediante un wallbox de carga. Puedes instalarlo en un garaje privado o incluso en comunitarios, eso sí, avisando antes al administrador de la comunidad.
Y si lo que te preocupa es eso, que los vecinos se nieguen (todos sabemos lo que pasa en las comunidades de vecinos), no tienes de qué preocuparte, ya que no necesitas su permiso. Únicamente debes avisar de que lo vas a instalar. El precio de este wallbox ronda los 500€ más el coste de la instalación eléctrica.
Lo habitual sería que lo cargues por la noche, aprovechando en primer lugar que no vas a utilizar el vehículo, y en segundo lugar porque al haber menos demanda de energía, ésta es más barata.

Otra opción, es recargar tu coche en los diferentes puntos que encontrarás en tu ciudad. Estos puntos de recarga suelen estar en los centros comerciales o en parkings públicos.

Estos puntos de carga suelen aprovechar la recarga semi rápida, por lo que son perfectos para utilizarlos mientras realizamos la compra semanal o cualquier otra actividad fuera de casa.

Como digo, los puntos de recarga han ido creciendo con el paso de los años y ya no resulta complicado encontrar alguno. No obstante, si tienes dudas sobre dónde están los puntos de recarga de tu ciudad, puedes consultar esta web. Es un mapa donde solo tienes que introducir la ciudad que quieres que consultar y automáticamente te devuelve el resultado de todos los puntos de recarga disponibles. Así de sencillo.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies