El agua en la ciudad ¿Sabes qué hacemos con ella, de dónde viene y a dónde va?

La supervivencia de las ciudades y pueblos depende directamente del agua y en especial de la calidad de la misma.

El agua viene de las montañas y de los acuíferos subterráneos, atraviesan la ciudad y luego salen de ella de nuevo a ríos, lagos y mar. ¿Pero qué ha sucedido mientras tanto?

El agua entra a la ciudad por canales dispuestos para ello y distribuida por toda la ciudad mediante tuberías directas a tus grifos. El agua es usada intensamente para todo tipo de usos:

  • Domésticos.
    Los electrodomésticos, la limpieza y el aseo personal.
  • Consumo humano.
    Bien embotellada o directamente del grifo consumimos agua para nuestra superviviencia
  • Limpiezas urbanas.
    En la ciudad se usan cantidades ingentes de agua para la limpieza de calles y mobiliario urbano
  • Industria
    La industria es el mayor consumidor de agua en una ciudad.
  • Riegos.
    En pueblos y ciudades se emplea muchísima agua para regar jardines

Usos domésticos

Los electrodomésticos, la limpieza y el aseo personal ocupa el mayor gasto de agua en casa.

Una persona según la OMS debería de consumir una media de 100 litros sumando el agua bebida y la que gasta para su higiene, pero la realidad es distinta, llegamos a gastar has 250 litros al día ¡!

Por otro lado cada vez que tiramos de la cisterna se evacúan entre 8 y 10 litros dependiendo del tamaño de esta.

Ya hablamos en otro post sobre el gasto de agua por persona en nuestro día a día, repasa qué puedes hacer para evitar tanto gasto.

Una lavadora consume entre 42 y 62 litros de agua por colada para una lavadora de unos 7-8 kilos de carga y según su eficiencia energética. Si eliges un electrodoméstico de clase A (a+++), puedes ahorrar unos 20 litros de agua.

Por el contrario y sorprendentemente un lavavajillas gasta tan solo entre de 7 a 18 litros dependiendo de su eficiencia. Y digo sólo porque frente a ello lavar los platos a mano supone un gasto de 40 ó 60 litros por lavado.

Consumo humano

Bien embotellada o directamente del grifo si la calidad es buena, el agua es consumida para nuestra supervivencia a diario. Al menos necesitamos beber entre 2-3 litros de agua diarios por persona para disfrutar de una buena hidratación.

Limpiezas urbanas

En la ciudad se usan cantidades ingentes de agua para la limpieza de calles y mobiliario urbano, para desatascos y otros menesteres en los que la cantidad de litros gastados de te dejaría perplejo ante el ordenador.
En una sola calle y utilizando agua a presión que se supone que al mezclarla con aire se consume menos, se gastan entre 300 y 600 litros de agua dependiendo de la longitud y suciedad de la calle. Ojo!!

Usos Industriales

La industria es el mayor consumidor de agua en una ciudad y el agua que devuelven constituye la mayor contaminación del agua, son vertidos que necesitan una depuración exhaustiva antes de ser devueltos al medio ambiente.

La industria química, las agroalimentarias y explotaciones ganaderas, así como las de producción y transformación de minerales y metales representan ya el más del 50% del consumo de agua industrial.

Tan solo la industrial del papel ya consume un 27% del total de lo consumido por toda la industria, así que la próxima vez que casi no utilices un folio, un papel de regalo, el papel higiénico, un cuaderno, un periódico o cartón… PIENSA si puedes aprovecharlo mejor y/o darle un segundo uso.

Riegos jardines

En pueblos y ciudades se emplea muchísima agua para regar centros ajardinados, jardines y parques que por supuesto necesitan de agua para sobrevivir.
Si el riego de un jardín particular supone unos 100 litros diarios, calcula por metro cuadrado cuánto supondría regar los jardines de tu ciudad. La media sale por unos 6 litros por metro cuadrado.

¿Y qué pasa con el agua que ya hemos utilizado?

Una vez que hemos consumido y usado el agua que ha entrado en la ciudad, gran parte de ella vuelve a salir, pero en peores condiciones de las que entró.  Esta es la causa principal de la contaminación de ríos y mares, contaminación que inevitablemente vuelve al inicio como ciclo natural del agua y que nuevamente vendrá a nosotros desde nuestras montañas y acuíferos hasta la ciudad.

Es cierto que el agua vertida a ríos y mares ha sido previamente tratada por las depuradoras, de las que hablaremos otro día, pero el sistema de depuración ha de ser realmente extraordinario para que el agua sea devuelta al ecosistema en perfectas condiciones.

Además se plantea un nuevo uso antes de su vertido final y es la reutilización en limpieza urbana, usos domésticos como en el tanque del wc, riego de parques y jardines e incluso agrícola si el agua está realmente desinfectada.

Hablaremos de ello en próximos post. Si te ha gustado comparte !!

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies