Cocinas cuidadosas con el medio ambiente

Dentro de la cocina se genera un alto gasto energético. Es una realidad y no se debe ocultar. Es por ello que este epicentro del hogar requiere un punto extra de atención a la hora de ser más limpios y eficientes. No hace falta pensar mucho, solo adaptar nuestras rutinas y tomar decisiones más acertadas en algunos frentes.

Afortunadamente, en el mundo que nos rodea crece cada vez más la conciencia verde. Puede que no nos demos cuenta, pero es un hecho: la venta de electrodomésticos tiende cada vez más a la clase A o superior, los materiales de construcción en el hogar se tornan en más sostenibles y, sin quererlo, vamos adaptando nuestra forma de vida hacia un modelo más sostenible. Ser un poco más verdes es una obligación del ciudadano, no lo olvidemos.

Para ser un poco más ecológicos y eficientes, nos podemos fijar muchos retos. Y uno de ellos es la cocina. Un alto porcentaje de la energía que se consume en el mundo proviene de nuestros hogares y, dentro de ellos, la cocina es uno de los puntos más consumidores. Es inevitable: haced la cuenta del total de electrodomésticos que alberga este punto de la casa. Mantener nuestro ritmo de vida sin tener que renunciar al uso de, por ejemplo, una secadora es más que posible. Solamente hay que optar por cocinas sostenibles.

“Los electrodomésticos son responsables de más del 50% del consumo de energía eléctrica en el hogar” (Agencia Andaluza de la Energía)

Ahorro de energía cocinando

Hablemos de fútbol: si nos rodeamos de los mejores, de cracks mundiales, tenemos más opciones de ganar títulos. Pues en la cocina podemos decir que sucede lo mismo: si nos rodeamos de los mejores, seremos más eficientes y también ganaremos títulos, aunque nuestras Champions llegarán en forma de ahorro en la factura de la luz, por ejemplo. Y no lo olvidéis, en estos equipos hacen falta buenos entrenadores que lleven a los jugadores al éxito. Pero, ¿cómo podemos conjugar esto en nuestra cocina?

  • Sed buenos entrenadores: elegid los mejores electrodomésticos. Y cuando hablo de los mejores no solo me refiero a los que mejor etiqueta energética tengan; hablo también de elegir lo que de verdad necesitamos. Si vivimos solos, ¿qué sentido tiene un horno donde podrían caber dos pavos asados?
  • El calor, ese gran aliado: tendemos a explotar poco las cualidades del calor y el frío en nuestra cocina. Para cocinar, podemos optar por placas de inducción, que consumen hasta un 20% menos de electricidad que otros modelos. Además, es importante usar ollas a presión, tapar los recipientes cuando están al fuego y utilizar ollas/sartenes que se adapten correctamente a la circunferencia del quemador.
  • ¡Jamás descongeles alimentos con agua caliente!
  • Utilizar el horno no es un pecado, pero lo cierto es que si tienes en mente una receta que se pueda hacer en microondas, mucho mejor. Ahorran hasta un 70% de energía. Si prefieres el toque único del horno, aquí puedes obtener buenos consejos para ahorrar usando el horno.
  • ¿Tienes secadora en tu casa? No todas las secadoras están en la cocina, pero suele ser el lugar natural. Igual que sucede con el horno, su uso no está vetado –faltaría más- pero no descartes utilizar el calor del sol para secar la ropa cuando sea posible.
  • Campanas extractoras, lavadoras, frigoríficos… solo con la elección de electrodomésticos altamente eficientes estaremos haciendo de nuestra cocina un rincón más ecológico y más ahorrador. Recordad que, según la Agencia Andaluza de la Energía, “un frigorífico clase A+++ puede consumir un 80% menos de energía que uno de clase D, aproximadamente”

Tecnología doméstica verde

No solo hay que hablar de electrodomésticos para hablar de una cocina más ecológica. materiales-cocina-ecologicos-eficienciaHay otros elementos que también contribuyen a este frente de batalla como, por ejemplo, los materiales de construcción, que evolucionan casi a ritmo tan frenético como los elementos tecnológicos. Materiales como el CaesarStone o el linóleo comienzan a estar presentes en muchas cocinas, aportando ese toque ‘verde’ extra.

Volviendo a los electrodomésticos, la tecnología no deja de sorprender cada año con nuevos avances que permiten ser más rápidos, eficientes y ecológicos. Hoy me quedo con el caso concreto de las Zeolitas. Si no las conocéis, os las presento: son una familia de minerales aluminosilicatos que se encuentran en los lavavajillas de algunas marcas como Bosch o Siemens. Su misión es secar nuestra vajilla más rápida y eficazmente. Las zeolitas están en un depósito fuera de nuestra vista y no entran en contacto con la vajilla, ni requieren mantenimiento, etc… Están presentes pero no vamos a interactuar con ellas y en principio tienen la misma vida útil que el electrodoméstico. Su superficie porosa les permite absorber la humedad y además generan calor, lo que eleva ampliamente la eficiencia del proceso de secado, sobre todo si lo combinamos con los programas de lavado ECO.

“Con las zeolitas se consigue un secado más eficiente y un menor consumo energético”

    1. Nuria 14/09/2016
    2. Elektro 15/09/2016

    Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies