Conoce mejor a tus electrodomésticos

En casa tendemos a dar por hecho que los electrodomésticos consumen porque sí, y no le buscamos remedio al consumo excesivo. Lo cómodo es pensar que tienen que consumir y ya está. Pero lo cierto es que esta mentalidad no se corresponde (suponemos) con lo que querrías para tus facturas, y con lo que necesita el medio ambiente. Datos recientes de Endesa apuntan a que un 55% de la electricidad que consumimos en el hogar es “culpa” de los electrodomésticos. Y otros tantos porcentajes tienen que ver con cosas que no hacemos del todo bien. Conocer el nombre de los electrodomésticos más consumidores ayuda a la hora de adaptar el consumo a las necesidades reales.

No se puede obviar que es cierto el hecho de que cada vez tenemos más aparatos entre las manos, y muchos de ellos funcionan con pantallas. Pero también tenemos más información y estrategias para conseguir que no consuman más de lo necesario. A la hora de poner nombres apellidos a los electrodomésticos más consumidores, pocos se esperan que entre ellos aparezcan el televisor o el ordenador. Pero están en la terna. Y es que siempre pensamos que los únicos culpables de un consumo excesivo están en la cocina, pero no es así necesariamente.

¿Qué se puede decir del ordenador o de la TV?

Que consumen un 7,7% y un 12%, respectivamente, del total de los electrodomésticos. No son sospechosos habituales, y por eso a veces no conseguimos reducir el consumo todo lo que quisiéramos. Es importante apagarlos del todo si no los estamos utilizando, así como los periféricos en el caso del ordenador, y olvidarse del salvapantallas, que podía tener sentido hace unos años, pero ahora es completamente anacrónico y solo sirve para consumir más electricidad.

Qué electrodoméstico gasta más

Aunque no es la única estancia que tiene la culpa, sí que debes mirar a la cocina si quieres reducir lo que pagas en electricidad. El horno, la lavadora y el frigorífico son los principales protagonistas del asunto cuando hablamos de este tema.

  • El horno consume un 8,3% del total de los electrodomésticos, pero se puede reducir su consumo planificando mejor los platos que requieren de horneado. Y limpiándolo, sobre todo limpiándolo. La acumulación de grasa no es buena en los caminos eficientes, y por eso hay que hacer todo lo posible por cocinar sin ella de por medio. Además, tal y como dicta la lógica, no deberías abrir continuamente la puerta para ver cómo evoluciona el plato que tienes entre manos.
  • La lavadora representa un 11,8% de lo que consumen globalmente los electrodomésticos. Es importante ponerla en funcionamiento cuando está llena (a plena carga) y usar programas de lavado en frío (o 30 grados) siempre que sea posible.
  • El frigorífico, como siempre destacamos, consume un tercio del total de los electrodomésticos en el hogar. Más o menos un 30,6% del gasto energético de una casa, tal y como rezan los datos del IDAE. Al final, el problema ya no es el consumo como tal, sino la forma que tenemos de gestionarlo. Abriendo selectivamente las puertas, no insertando comida caliente o eligiendo modelos NoFrost, se tiene mucho ganado.

En el caso de los electrodomésticos el mejor consejo para ahorra energía y dinero es optar por los de clase energética A+++. En el caso de los electrodomésticos, uno de clase A+++ consume un 75% menos que uno de clase D, que te recomendamos encarecidamente que nunca compres.

Aparatos del hogar no rentables

“No es una exageración, los electrodomésticos en modo espera (e incluso en ‘off’) suponen un buen porcentaje de lo que pagamos en la factura” (El Confidencial)

Lo que se consume en espera es un gran problema en EEUU, aunque no tanto en Europa, donde el vampiro del ‘stand by’ solo se lleva entre un 10 y un 20%. No obstante, eliminar esos consumos tiene que ser prioritario, sobre todo por lo fácil que es. La videoconsola, los codificadores o los cargadores de móviles son un problema. Su consumo no es desproporcionado en reposo, pero hay que tener en cuenta que al final todos suman. Todo lo que tenga botón de off, lo mejor es apagarlo.

Unos simples altavoces pueden ser una fuente de consumo evitable. Pero hay otros elementos mucho más contundentes y visibles como, por ejemplo, el microondas. Es “absurdo”, tal y como lo tildan en El Confidencial, tenerlo en modo de esperar. Ciertamente, el enchufe puede no estar muy accesible, pero por algo se inventaron las regletas con on-off.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies