Consejos para ahorrar en tu día a día

Si te dicen que ahorrar de forma rutinaria es complicado, no les escuches. Te están engañando. 

Ahorrar es mucho más fácil de lo que aparenta, y tampoco hay que volverse locos, solo hay que adoptar algunas sanas costumbres. Al final, te lo agradecerá tu bolsillo, porque pagarás menos en las respectivas facturas, y el planeta. Por que cuando ahorras agua o luz no solo te estás beneficiando tú, también todo los que vivimos en este mundo tan maltratado.

Algunas cosas rápidas y sencillas que puedes hacer para comenzar con la senda del ahorro en casa:

  1. Cambia todas las bombillas de casa por bombillas de LEDS. Ahorran mucho y duran mucho más. Las incandescentes ya son cosa del pasado.
  2. Aisla tu casa con elementos tan sencillos como alfombras. Son perfectas para mantener el calor del invierno.
  3. ¿Tienes dudas sobre la temperatura que debes usar en casa? Lo tienes muy sencillo: instala un termostato. Ese ‘grado arriba, grado abajo’ que te parece tan inofensivo, no lo es.
  4. Si tienes la opción, compra electrodomésticos eficientes. El frigorífico, por ejemplo, es el que  más consume en casa y se puede ahorrar mucho comprando un modelo moderno.

Los electrodomésticos que más consumen

El nombre del electrodoméstico que más consume ya te lo hemos desvelado: es el frigorífico. Pero la buena noticia es que diariamente puedes hacer muchas cosas para optimizar su consumo de energía. Lo primero de todo: si tiene más de 15 años, cambialo. Saldrás ganando. Pero lugo debes recordar la importancia que tiene ordenar los alimentos con criterio, colocándolos en los espacios destinados para cada cosa. Al final, si las verduras no las conservas en el cajón de las verduras se estropean antes, y acabas perdiendo dinero comprando más cómida de la que realmente necesitas.

Tampoco te olvides del mantenimiento regular del frigorífico: limpia de polvo el condensador de la parte trasera, elimina la capa de escarcha si es que no te has comprado un modelo NoFrost y desenchúfalo cuando vayas a estar ausente de tu casa durante un largo periodo de tiempo.

Más grandes cambios que puedes hacer para ahorrar cada día: comprar una placa de inducción. Ahorran más de la mitad de la energía que necesitan para funcionar otras placas más tradicionales. Como cocinas en la mitad de tiempo y te ahorras los alimentos quemados, limpiar la placa también es más rápido y efectivo. Y al final estás ahorrando. Pero como se trata de hablar de pequeños cambios, aquí te van más tips:

  • Limpia siempre la placa. Así la próxima vez que la enciendas no estarás calentando la comida y la suciedad a la vez.
  • Usa el calor residual. Aunque sea para mantener caliente.
  • Gesto muy sencillo: cocina con recipientes adaptados al tamaño del fuego.

Y así puedes ahorrar agua…

En el segmento de los electrodomésticos que más consumen, es probable que en más de una ocasión te hayan hablado de la lavadora y el lavavajillas. El consumo de estos dos aparatos es doble: porque necesitan energía para funcionar y agua para dejar la ropa/vajilla en perfectas condiciones. El consumo de luz lo puedes reducir con un gesto tan sencillo como elegir programas a baja temperatura. En serio, es muy fácil. Solo tienes que usar un dedo para conseguirlo. Y es que, como bien sabes ya, los programas largos y las altas temperturas son las dos causas más comunes de un exceso de consumo en ambos electrodomésticos.

“Usando una lavadora con dosificación automática ahorraras agua, detergentente y suavizante”

Para conseguir un ahorro real de agua también puedes seguir los consejos de cabecera para estas situaciones: tanto la lavadora como el lavavajillas se deben utilizar a plena carga. Ojo, pero sin pasarse. Si la lavadora es de 7 kilos no se puede cargar con 9, ya que el efecto es el mismo que cargarla poco. 30 grados es una temperatura razonable y normal para lavados en automático, dejando la ropa en perfectas condiciones.

Recuerda la importancia de elegir bien los programas: cada uno tiene su utilidad. Y pocas cosas vemos más fáciles de aplicar en el día a día que elegir el programa de camisas para lavar camisas.

Pequeños trucos fáciles de aplicar

  1. Tan importante es cambiar todas las bombillas para tenerlas de LED como limpiarlas para que la luminosidad sea la correcta.
  2. Limpia las pantallas (ordenador y televisión) de polvo regularmente
  3. Instala en todos los grifos reductores de caudal. El ahorro de agua es brutal.
  4. ¿Y si utilizas el agua de la lluvia para algunos fines? Por ejemplo, la puedes recoger para regar las plantas.
  5. Y ya que hablamos de regar, si lo haces por la noche mucho mejor. Así evitas que se evapore el agua rápidamente.
  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies