Consejos para ahorrar lavando ropa

Es el momento de que te cuenten algunas cosas que nunca te habían dicho: los programas cortos de la lavadora no consumen menos energía. Consumen menos tiempo, pero son capaces de ‘chupar’ tanta o más luz que tus temidos programas largos.

El mundo se sitúa en un punto de no retorno. Puede que suene apocalíptico, pero es una realidad: tenemos que consumir menos recursos (industriales o naturales) para poder seguir viviendo en el mundo que conocemos, o incluso uno mejor. Tenemos el mando y la posibilidad de usar mejor, por ejemplo, los electrodomésticos de casa. Solo siendo conscientes del consumo en kwh de una lavadora -por nombrar una- podremos adoptar actitudes más eficientes. ¿Te sumas?

¿Sabes cómo ahorrar energía con la lavadora? Un buen método para ahorrar energía es no ensuciar la ropa y no tener que poner nunca la lavadora. Pero como eso es imposible, es importante ser conscientes de cómo ahorrar energía y agua, sobre todo teniendo en cuenta que en España nos adentramos en unas epocas de sequía extrema en algunas épocas del año.

Algunos tips preliminares que nos van metiendo en el tema:

  • Hay que respetar la carga máxima de la lavadora. No hay que ponerla vacía pero tampoco superar esta cifra. Si lo haces, no podrá dejar toda la ropa limpia por igual.
  • El detergente también juega un papel fundamental en todo este jaleo. Las enseñanzas de toda la vida dicen que el detergente y el suavizante se ponen ‘a ojo’, pero esto ha cambiado mucho. Para empezar hace mucho tiempo que se venden monodósis de detergente muy útiles para dosificar mejor. Y para seguir, las lavadoras con dosificación automática del detergente y el suavizante están a la orden del día en el mercado.

Qué funciones y programas usar

La elección del programa de lavado es fundamental. No todos valen para lo mismo y no todos consumen lo mismo. La tradición popular dice que los programas cortos son los que menos consumen. Un error común, muy extendido y, como dice la propia palabra, una tremenda equivocación. De hecho, es todo lo contrario. Cada programa de la lavadora se adapta a un tipo de ropa y un tipo de suciedad.

Algunos aspectos básicos: el prelavado se puede eliminar prácticamente de todas las coladas. Solo es necesario para la ropa verdaderamente sucia. Sucede lo mismo con las altas temperaturas. Toallas o sábanas se prestan a lavar así, pero recuerda que el 90% de la energía que consume una lavadora lo hace para calentar el agua. Casi todas las coladas se pueden hacer a 30-40 grados. Y no pasa nada.

“Para una misma temperatura de lavado, utiliza los programas cortos solo cuando realmente sea necesario, ya que ahorran tiempo pero consumen más energía”, recuerdan desde Balay, que enfatizan también la importancia del modo ECO, que puede reducir hasta en un 50% el consumo de la lavadora.

Qué lavadora es recomendable comprar

Puedes comprar la que quieras, faltaría más, pero no olvides una máxima del momento actual: los electrodomésticos de categoría A o superior son la mejor manera de ahorrar en las facturas de la luz y, a la vez, ahorrar agua. Estas lavadoras incorporan las mejores novedades en términos de eficiencia: desde cosas tan sencillas como indicadores LED para saber cuánto le queda al programa y que la puedas apagar a tiempo, hasta motores de última generación, que incluso son capaces de hacer que una lavadora consuma un 30% que las más eficientes del mercado.

Esto solo demuestra una cosa: actualmente la etiqueta energética puede que se esté quedando corta para la demostrada eficiencia de algunas lavadoras. Puede parecer una auténtica locura, pero en lo que a electrodomésticos se refiere es necesario gastar un poco más en el momento de la compra para ahorrar dinero durante toda la vida útil de, en este caso, la lavadora.

“La sustitución del frigorífico-congelador, lavadora, lavavajillas y horno se traduce en un ahorro económico que puede superar los 420 euros al año”, señalan las mismas fuentes teniendo en cuenta los datos que han proporcionado desde la Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos (Anfel).

Compra la lavadora que necesitas

Si miras en tu tienda de electrodomésticos, o consultas los catálogos online, podrás ver que hay lavadoras para todos los gustos. Si eres una persona sola, no compres una lavadora de 9 kilos. O sí, si realmente la necesitas. No te vamos a decir qué lavadora te tienes que comprar, solo decimos que para ser eficientes compres la que se ajuste a lo que de verdad necesitas.

Y cuando la compres y la tengas en casa, asegurate de que le haces un mantenimiento básico. No hay falta pasarla por ‘el taller’ todos los días. Solo es necesario asegurarse regularmente de que el filtro está limpio de pelusas o restos que se quedan en los bolsillos. De igual modo, si vives en una zona con una dureza elevada del agua, no olvides utilizar de vez en cuando pastillas o descalcificadores específicos. Así conseguirás tener una lavadora que lava como el primer día, y ahorrarás dinero en tu factura de la luz y agua a nuestro planeta.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies