Consejos para ahorrar luz

No hay ser humano que no tenga en su agenda la cita pendiente con el ahorro de energía en casa. Más concretamente con el ahorro de luz, que se ha convertido en uno de los quebraderos de cabeza modernos. No es de extrañar, por lo tanto que los consejos sobre cómo ahorrar luz en casa sean algunos de los más buscados en la red. Y es que al final cada euro importa mucho en el bolsillo de cualquiera.

Horas de menos consumo

Hay algunas cosas que puedes hacer sin pensar demasiado, pero necesitarás la ayuda de tu compañía eléctrica en algunos casos. Un buen consejo para conseguir una reducción de consumo pasa por rebajar la potencia contratada. No existen un truco mágico para saber si tienes contratada de más, pero lo cierto es que si usando de forma intensiva varios electrodomésticos en tu casa, no recuerdas cuando fue la última que saltó el diferencial, entonces es posible que puedas solicitar una reducción de potencia. “Cada 1,15 Kw de potencia suponen casi 50 euros al año”, confirman desde la OCU para que nadie desdeñe el potencial de este tipo de peticiones.

Tanto si estás acogido al mercado de precios libres como al de tarifa regulada (para averiguarlo, si es que no lo sabes, tendrás que tirar de la información de tu factura), puedes valorar la opción de contratar una tarifa de luz con discriminación horaria, que es realmente a lo que se referíría cualquier persona que te hable de las conocidas como “horas más baratas”. Ojo, la discriminación horaria no le sale rentable al 100% de los consumidores, así que debes tener muy claro cuándo son los picos de consumo en tu casa.

¿En qué consiste exactamente? Cuando te acoges a la ‘discriminación’ existe el denominado “horario valle”, horas concretas en las que el precio de la luz es más reducido. Por norma general, suele ir de las 22 a las 12 horas en invierno y de las 23 a las 13 horas en verano. Para que te salga rentable deberías poder concentrar entre un 28 y un 30% tu consumo en estas horas, según las fuentes consultadas.

En cuanto a las tarifas eléctricas, también conviene saber que existe más de una compañía que permite a sus usuarios tener determinadas horas “gratis” en las que puedes concentrar también el uso de electrodomésticos muy consumidores como la lavadora o el lavavajillas. Aunque son muchos los que piensan que no pueden funcionar, una llamada a tu compañía eléctrica para que te asesoren sobre la mejor tarifa suele dar grandes resultados. Lo que ellos quieren es que sigas consumiendo de su producto y no cambies a otra.

¿Cómo ahorrar luz en casa? Otros pequeños consejos

Está totalmente comprobado y confirmado que el mayor gasto energético lo generan los electrodomésticos. Por eso, otra buena estrategia para contener las facturas de la luz pasa por utilizarlos con criterios eficientes. No es muy complicado hacerlo:

  • Utiliza la lavadora y el lavavajillas a plena carga.
  • Olvida que los programas más cortos de la lavadora son los que menos consumen, es al contrario. Los que más consumen son los que necesitan mayores temperaturas para funcionar.
  • Siempre que sea posible, utiliza los programas ECO, que recortan significativamente los consumos. Y si no es posible una plena carga, usa los programas específicos de 1/2.
  • ¿Vigilas lo suficiente el frigorífico? Cualquier marca te confirmará que el primer error de bulto que se comete es meter comida caliente. Espera al menos una hora a que se ponga, como mínimo, a temperatura ambiente. No tapones las salidas del aire frío con comida y aseguráte de que realizas el mantenimiento adecuado.
  • El mantenimiento regular de todos los electrodomésticos no es una fuente directa de ahorro, pero sí que contribuye. Un ejemplo práctico: si la campana tiene los filtros muy sucios y no puede hacer bien su trabajo, al final terminar consumiendo más energía.

Para ahorrar luz en casa ya te aviso que la sencillez es casi siempre el mejor camino. No hace falta complicarse la vida. ¿Sabes otro gesto muy sencillo? Declarar la guerra abierta y sin cuartel al consumo en stand-by. Esa lucecita roja de los aparatos está suponiendo hasta el 10% de tu consumo eléctrico. Por lo tanto, no lo dudes: la próxima vez que veas la TV con la luz roja, pon el grito en el cielo.

Y no puedo pasar el tema de las bombillas. Afortunadamente, las bombillas menos efiecientes ya no se pueden fabricar, así que poco a poco irán desapareciendo de la faz de la tierra. De momento, y hasta nuevo aviso, las que mandan son las bombillas LED, que consumen hasta un 80% menos que tus viejas conocidas bombillas incandescentes. No solo consumen menos, su vida útil también es bastante más elevada. Por cierto, aprovecha todo lo que puedas la luz solar y reduce el número total de bombillas en casa. Eso también te ayudará mucho.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies