Consejos para ahorrar luz

La electricidad es un gasto cada día más importante en una casa moderna. Las familias de hoy desarrollan estrategias para poder reducir la factura de la luz sin verse privadas de las ventajas de utilizar los electrodomésticos en el desarrollo de las tareas domésticas. El consumo eléctrico de los electrodomésticos puede reducirse si sigues los pasos más adecuados. Toma buena nota de ellos en este post y verás cómo consigues realizar las tareas domésticas en tu casa con mayor comodidad, sin tener que ver cómo la factura de la luz de tu vivienda aumenta. Es importante utilizar estos equipos de un modo óptimo.

Consumo medio en una cocina

Los frigoríficos, lavadoras, secadoras, lavavajillas, horno, placas de cocina, y el resto de los electrodomésticos de tu casa se alimentan de la corriente eléctrica. El consumo eléctrico de los electrodomésticos es imprescindible a la hora de realizar las tareas domésticas. Las familias de hoy emplean algunos trucos para poder aprovecharse de estos equipos sin necesidad de ver cómo su factura de la luz engorda. La elección de los equipos es importante a la hora de conseguir ahorrar en el suministro eléctrico, pero también es necesario utilizarlos según las indicaciones del fabricante para no tener que ver cómo aumenta la factura de la luz a la hora de conservar los alimentos en buen estado, poner la lavadora, lavar los platos, vasos, cubiertos, y accesorios de cocina, además de preparar recetas de cocina en el robot de cocina, el horno, o la placa de la cocina.

Cómo utilizar cada electrodoméstico para reducir su consumo eléctrico

  • Aprovecha los ciclos de agua más fría para programar el lavavajillas

A la hora de controlar el consumo eléctrico de los electrodomésticos debes de comenzar aprovechándote de sus nuevas prestaciones. En los equipos de lavado el consumo eléctrico mayor se provoca al tener que calentar la cantidad de agua para llenarlos y llevar a cabo el lavado. Los nuevos electrodomésticos tienen programas eficientes con unas temperaturas para el agua más moderadas. Esto puede ayudarte a lograr un ahorro sustancioso en la factura de la luz. A la hora de programar el lavavajillas sólo debes de fijarte en el programa que elijes. Si escoges los programas más fríos verás que el ahorro en tu hogar será considerable. Este es un consejo fácil de llevar a cabo y que te permitirá  consumir menos electricidad a la hora de lavar los platos, cubiertos, vasos, y el resto de accesorios de cocina de tu casa.

  • Llena la lavadora cada vez que pongas la colada

El consumo eléctrico de los electrodomésticos como la lavadora no varía en función de lo llenos que estén. De esta manera para utilizar de un modo más eficiente la lavadora lo mejor es que esperes a programarla a tener una cantidad suficiente de ropa como para llenar el electrodoméstico. La capacidad del tambor es determinante a la hora de utilizar estos electrodomésticos de lavado de una manera eficiente. Las familias de hoy esto lo saben bien. Suelen tener un cubo para la ropa sucia donde van acumulando las prendas hasta que tienen la suficiente cantidad como para poner la lavadora. Esta es una solución muy útil para las familias de hoy.

  • Evita precalentar el horno a la hora de utilizarlo

Los hornos son procesadores de alimentos muy útiles a la hora de realizar un gran número de recetas de cocina saludables. A la hora de utilizarlos muchas familias tienen en hábito de precalentarlo. Lo cierto es que en muchas recetas este paso previo no es necesario. Si quieres ahorrar en el consumo eléctrico de los electrodomésticos lo mejor es que ingreses las piezas de comida con el horno aún frío. A la hora de apagar el horno también debes de pensar en su calor residual. El horno tarda en enfriarse, aun estando apagado. De manera que si quieres ahorrar electricidad y cocinar en el horno lo mejor es que introduzcas la comida a la vez que enciendes el horno y lo apagues antes de que las piezas se hagan, para aprovechar su calor residual.

  • Regula el termostato de la nevera según las indicaciones del fabricante

La temperatura de los frigoríficos tiene incidencia sobre el consumo eléctrico de los electrodomésticos. A la hora de reducir el importe de la factura de la luz lo mejor es que tomes nota de las indicaciones del fabricante. Programa el termostato a la temperatura marcada por la marca de tu nevera. De esta manera los alimentos no se pondrán malos y tampoco gastarás más electricidad de la estrictamente necesaria.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies