¿Cuál es el consumo de agua de la lavadora?

La lavadora fue uno de los inventos más revolucionarios de la historia, comprar lavadora supone un ahorro considerable de esfuerzo y tiempo a la hora de lavar la ropa; es un electrodoméstico imprescindible en los hogares. Pero no todas son iguales ni todos nosotros hacemos un uso eficiente de la misma, por lo que la capacidad de ahorro en agua y en energía varía. Hoy en día, ganan fuerza en el mercado las lavadoras eficientes, aquellas con clase energética A+++ consumen menos y, por lo tanto, ayudan en el ahorro.

La lavadora es uno de los electrodomésticos que más energía consume. Para ahorrar agua y electricidad, hay que saber cómo funciona una lavadora y cuánto consume en cada parte del ciclo del lavado:

  • Primera fase: la lavadora se llena de agua y usa la energía para calentarla (alrededor del 80 por ciento de gasto energético). Después se mezcla el jabón con el agua
  • Segunda fase: el aclarado. Tras enjabonar toda la ropa, el tambor de la lavadora vuelve a quedar vacío de agua para llenarse de nuevo con agua limpia y eliminar todo el jabón de las prendas de ropa. En estas dos primeras fases el gasto de agua es muy alto, por eso, para ahorrar agua es aconsejable utilizar ciclos cortos de lavado.
  • Tercera fase: el centrifugado. El tambor gira con mucha potencia para eliminar el agua de la ropa y así conseguir que no se quede mojada sino húmeda.

Una lavadora de clase energética A+++ gasta de media al año (con aproximadamente 220 lavados anuales) 188 Kwh y 12.299 litros de agua. Es un gasto de energía y de agua muy alto, por lo que está en nuestras manos hacer un uso controlado y eficiente de la lavadora para consumir lo menos posible. Elige una lavadora que se adapte a tus necesidades y ten en cuenta que las lavadoras con cargas superiores a 7 kg consumen entre 42 y 62 litros de agua, en cambio, las de menor tamaño, hasta 5 kg de ropa, consumen entre 39 y 53 litros de agua.

Consejos para reducir el consumo de la lavadora

  • Poner la lavadora con la carga llena. Esperar a llenar con la capacidad máxima la lavadora es la mejor opción, ya que los programas de media carga suponen un gasto mayor.
  • Utiliza ciclos cortos de lavado. Con este programa se ahorra en agua y electricidad.
  • Lava con agua fría. El mayor gasto energético es calentar el agua, por eso utilizar los lavados fríos ayuda a ahorrar energía.
  • Utiliza la cantidad de detergente recomendado. Si usas más del necesario lo único que conseguirás es que la lavadora tenga que trabajar más y el gasto de energía sea aún mayor.
  • Mantén en buenas condiciones la lavadora. Limpiar el filtro y el tambor de forma periódica ayudará al correcto funcionamiento y a ahorrar energía.
  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies