¿Cuál es el consumo de agua de un lavavajillas?

El lavavajillas es un invento que ha conseguido que ahorremos mucho esfuerzo y tiempo a la hora de lavar los platos, y no solo eso, sino que también con el lavavajillas se ahorra agua. Hasta 30 litros de agua al día se ahorra con el uso del lavavajillas según un estudio del Canal de Isabel II. Dentro de los lavavajillas, hay una gran cantidad de marcas y modelos. Para ahorrar en la factura del agua y de la electricidad, lo mejor es comprar un lavavajillas eficiente y que consuma poco.

El consumo al día de un lavavajillas en una vivienda familiar es de aproximadamente 54 litros, lo que supone un 16 por ciento del consumo total de agua. Aunque son cifras elevadas, el gasto es menor que si se opta por lavar a mano los platos (ya hemos visto que se ahorra unos 30 litros de agua si se utiliza el lavaplatos). Por lo tanto, el consumo de agua del lavavajillas no es tan alto como parece, de hecho, desde el punto de vista del consumo responsable tener este electrodoméstico en casa es la mejor opción. Pero ¿se puede hacer algo para que el consumo de agua y de energía sea menor? Lo primero de todo es elegir correctamente el lavavajillas, uno de clase energética A+++ será el más eficiente y con el que más se ahorrará a la larga. Este tipo de lavavajillas consume en cada lavado de 8 a 10 litros de agua.

Sencillos consejos para ahorrar con el lavavajillas

  • No aclares con agua los platos antes de meterlos en el lavavajillas. Es el propio electrodoméstico el que se encarga de remojarlos con agua fría, por lo tanto, es un derroche de agua si lo haces tú primero.
  • Pon el lavaplatos con la carga llena. Ahorrarás energía y agua si llenas el lavavajillas cada vez que lo pongas en marcha. También puedes optar por la media carga (la mayoría de los lavavajillas de hoy en día ya cuentan con este modo), con ella se ahorra un 20 por ciento del consumo de agua.
  • Elige el programa ECO. Las mejores marcas de lavavajillas cuentan con este programa que consiste en un lavado que consume menos energía. Son adecuados cuando la vajilla no está muy sucia.
  • Apuesta por los programas automáticos. Consumen el agua y la energía necesaria, no más, ya que se adaptan a la cantidad de platos y la suciedad de estos.
  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies