Consumo energético de los aspiradores de mano

Existen con cables y sin cables. Con bolsa y sin bolsa. Uno de los aspectos fundamentales de estos aspiradores es la autonomía de la batería, clave para saber en qué tipo de tareas nos podemos zambullir con ellos.

Se habla poco de ellos, quizás porque su tasa de penetración no es tan alta en comparación a otros electrodomésticos. Como no estamos aquí para jugar a las adivinanzas diré que toca centrar nuestra visión en unos amigos de pequeño tamaño: las aspiradoras de mano. Sus características le hacen un aparato altamente atractivo para tener en casa, ya que son el complemento perfecto para sus hermanas mayores. Para usos intensivos, o si se busca una gran potencia, lo mejor es una aspiradora tradicional pero los rincones más pequeños y complicados son para una aspiradora de mano.

¿Qué podemos destacar de las prestaciones de un aspirador de mano?

  • Son compactos y manejables. Es su característica principal. Cuando adquirimos un aspirador también es importante pensar dónde lo vamos a guardar cuando no está en funcionamiento. Este problema prácticamente desparece en el caso que hoy nos ocupa, puesto que un aspirador de mano cabe en cualquier armario.
  • Cuentan con accesorios para diferentes superficies: a pesar de ya vienen de fábrica pensados para aportar versatilidad, los aspiradores de mano también aceptan complementos para dar el toque magistral a cualquier superficie, sobre todo a las más complicadas (esquinas, ángulos rectos…)
  • Sólidos y también líquidos: de un tiempo a esta parte, la mayoría de las marcas punteras han apostado por succionar tanto sólidos como líquidos. Lo que aumenta en gran medida el potencial de este electrodoméstico. Ojo, no todos aspiran líquido. Hay que informarse en el momento de la compra.
  • Batería: una decisión relevante versa acerca de la batería del aspirador. Existen modelos con cables, pero pierden su principal virtud, que es la movilidad. Antes de adquirir un aparato de este tipo hay que pensar los usos futuros y elegir también en función de lo que dura su batería. El tiempo suele rondar los 20-30 minutos, en los mejores casos.

En un primer resumen, se podría concluir que los aspiradores de mano son perfectos para tareas muy específicas. Evidentemente, para un piso de grandes superficies no está preparado. Sofás, mesas o estanterías son sus principales víctimas, complementando a la perfección la limpieza de un gran aspirador. Matizando  el tema de la batería, se trata de un aspecto que las grandes marcas han cuidado mucho en los últimos años, incorporando baterías más eficientes y de mayor duración. Para los amantes de los detalles más técnicos, los aspiradores de mano vienen equipados con baterías NiMH, que proporcionan mayor autonomía que las viejas NiCd.

Eficiencia al limpiar el coche

A la hora de dejar el coche como los chorros del loro, el aspirador de mano ha abierto las puertas de un mundo nuevo, sobre todo por su comodidad. Ya no es necesario llevar un aspirador con cable hasta el vehículo, ni desplazarse hasta él con una decena de productos de limpieza. De hecho, los aspiradores de mano y los coches forman una pareja tan perfecta que muchos modelos incluyen conectores para poder enchufarlos directamente en el vehículo. Puede parecer un dato baladí, pero este tipo de aparatos son una fuente de ahorro; adquiriéndolo ya no es necesario llevar el coche a trenes de lavado con máquinas que torturan al usuario al ‘razonable’ precio de euro el chorro de aire.

Siempre destacamos que es muy complicado hacer una comparativa entre electrodomésticos, puesto que hay muchas clases y con muchas especificaciones técnicas. No obstante, dentro del limitado mundo de los aspiradores de mano, marcas como Dyson o Black&Decker destacan por encima del resto, aunque otras como BOSCH no le van a la zaga con una completa gama que aspira líquidos y sólidos y otros modelos especialmente pensados para el coche. Se trata de las tres marcas mejor valoradas en Amazon.

Vida útil y rentabilidad

Aspirador de mano en funcionamientoA la hora de adquirir un aspirador de mano no hay que volverse muy loco, puesto que sus especificaciones técnicas son limitadas. Cabe destacar que, igual que los hermanos mayores, este tipo de aspiradora pueden funcionar con o sin bolsa, aunque la mayor parte de las marcas punteras apuestan por los filtros desmontables y lavables. Una aspiradora con filtro asegura una óptima conservación y además es más eficiente.

Más cosas con respecto a los filtros: son realmente importantes si en nuestro hogar hay personas alérgicas al polvo. Es fundamental que la suciedad aspirada no vuelva luego por el aire que expulsa el propio aparato para funcionar.

A todo lo expuesto hay que añadir otros dos conceptos claves. El primero de ellos es que los aspiradores de mano también están ‘supervisados’ por los rigores de la etiqueta energética. No hay que caer en las ofertas que salen más baratas en el momento de la compra, ya que la intención siempre debe ser aspirar lo mismo pero consumiendo menos energía. Por lo tanto, igual que hacemos con otros productos de mayor envergadura, siempre hacia la clase A para ahorra en la factura de la luz.

Último concepto relevante: no confundir la potencia de un aspirador de mano con su capacidad de succión. A un aspirador le tenemos que pedir que sea capaz de ‘chupar’ la suciedad que se le ponga por delante, pero eso lo indica la potencia medida en Vatios. La potencia y la capacidad de succión son dos conceptos radicalmente opuestos. De hecho, en muchos modelos podemos observar que tienen varios programas de potencia que ofrecen diferentes capacidades de succión.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies