La verdad sobre los paneles solares

Instalar placas fotovoltaicas o placas solares en el hogar, es la forma más sencilla de introducir en nuestra vida diaria las energías renovables y beneficiarnos de todas sus ventajas. Pero ¿realmente esto tiene algún efecto sobre nuestro consumo de energía?
Si en algún momento te has planteado la opción de instalar placas solares en casa, te habrás preguntado si resultan rentables para el autoconsumo, y si el hecho de instalarlas va a hacer que puedas ahorrar en tu factura de la luz.
Por eso, hoy me gustaría hablaros sobre ello y ayudaros a resolver algunas dudas.

Para saber la rentabilidad de una instalación fotovoltaica debes tener en cuenta dos aspectos primordiales: por un lado, el precio de dicha instalación y por otro, el ahorro energético que te va a generar.

Eso sí, si tienes pensado instalar unas placas solares en casa, debes considerar esta instalación como una inversión, y nunca como un gasto.

En la última década, el coste de estas instalaciones se ha abaratado considerablemente y esto se debe a que el coste del vatio en las células solares de silicio, que son las que más se utilizan, ha bajado hasta aproximadamente el 90%. Esto ya es un buen indicador de que quizá estamos en el momento adecuado para apostar por este tipo de energía

¿Es rentable o es un bulo?

Por ofreceros datos reales podríamos decir que hoy en día, el precio medio de una instalación para autoconsumo es de aproximadamente 1.500€ por cada kilovatio de potencia eléctrica. Por tanto, si tomamos como referencia la potencia doméstica media contratada más habitualmente, que son 4,4 kW, el precio de la instalación sería de alrededor de 6.600 €.

Quizá como dato, así de golpe, pueda parecer una cifra importante. Sin embargo, como decía anteriormente, la forma de verlo es como una inversión. Es decir, debemos tener en cuenta el periodo de amortización, que es el momento a partir del cual, la inversión realizada se iguala a la cantidad de dinero ahorrada al consumir menos energía.
Evidentemente, el precio total dependerá también del número de placas que instalemos y de la superficie a cubrir. Para saber cuánta es la superficie que necesitamos tendremos en cuenta el total de kWh de consumo por mes, la superficie útil disponible en el tejado, la orientación y la climatología habitual de la zona.

Con todo esto podríamos decir que el periodo aproximado de amortización de una instalación fotovoltaica es de unos 7 años, según dicen los expertos.
Si todavía tienes dudas sobre si es rentable o no, debes saber que la vida útil de las placas solares es de unos 25 años. Si su periodo de amortización es de aproximadamente 7, pues está claro que instalarlas sí es una inversión rentable.

En definitiva, podríamos decir que la energía solar es una alternativa asequible y rentable para muchas viviendas. De hecho, en los últimos años se ha mejorado notablemente la eficiencia energética de este tipo de instalaciones. Si quieres saber un poco más acerca de la rentabilidad de estos proyectos pincha aquí.
Además del ahorro en el consumo, utilizar placas solares supone también aprovechar un recurso natural, infinito y no contaminable, además de gratuito. Por lo tanto, utilizarlas no solo es ventajoso para nuestro bolsillo sino también para nuestro planeta.

Una vez que te decidas a dar el paso para ahorrar en tu factura gracias a la energía solar, lo mejor sin duda es que te asesores bien con profesionales, de esta manera garantizarás que tu instalación sea la más adecuada a tus necesidades.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies