Pasos para una colada perfecta (o a menos intentarlo)

Te vamos a responder a una de las dudas más míticas sobre lavadoras: ¿los programas rápidos son tan buenos como los pintan?, ¿cuando poner la lavadora para ahorrar en casa? o ¿qué tipo de detergente debo utilizar?

Si nos lo permites, deja que te demos un consejo que vale la pena: olvida todo lo que te han dicho sobre poner con éxito una lavadora. No es tan complicado como te han hecho creer. Vale, aceptamos que hace 30 años usarla podía ser una tortura, pero en la actualidad existen lavadoras modernas, sencillas de entender, e incluso con grandes displays que se asemejan al funcionamiento de un teléfono móvil. Eso por un lado.

Nota importante antes de continuar: si lo que quieres saber es cuándo poner la lavadora para ahorrar en casa te recomendamos, en primer lugar, que consultes la tarifa eléctrica que tienes contratada. Si optaste por la discriminación horaria, opta -lógicamente- por ese tramo horario. De lo contrario, puedes elegir algunas de las nuevas tarifas que ofrecen tramos del día gratis, o consultar a cada momento el precio de la electricidad en España.

Por otro lado, ahora tienes información de sobra para que poner una lavadora no requiera una tarde completa de estudio: los manuales de instrucciones son claros y concisos, las marcas de electrodomésticos (e incluso fabricantes de detergente) se esfuerzan en sus blogs en explicar cómo hacer una colada sin morir en el intento. Y añadimos más: hay cosas tan sencillas como las toallitas para capturar el color que hacen de esta misión algo rápido y sencillo. Es decir, si quieres ya no es necesario que te pongas a separar por colores. Aunque esto tiene matices.

Pero vamos por partes:

  • Vale, aunque existan las toallitas que atrapan el color, para una colada de verdad, de resultados profesionales, sigue siendo necesario analizar lo que hay en el cesto. Como habrás podido sospechar, o ya te habrán contado, no es lo mismo una camiseta sudada que unas sábanas. Puedes hacer varias separaciones: ropa blanca y colores ocuros por un lado, ropa oscura por otro; también ropa muy sucia de la que esté menos. La ropa con un grado de suciedad alto (con manchas claramente visibles) se tiene que lavar por separado y prelavado.
  • Igual que no todos los tejidos son iguales, no todos los programas son iguales. Solo con los símbolos de la propia lavadora puedes sospechar para qué se utilizan, pero si tienes dudas lo tienes muy fácil: acude al manual de instrucciones, es una herramienta genial.
  • Es importante tener clara la carga máxima de cada programa, y sobre todo usar el adecuado para cada cosa. Y es que te aconsejamos que no laves unas cortinas con el programa específico de camisas. Los resultados es posible que no te gusten.
  • ¿Tienes dudas sobre el programa que necesitas? Recurre al truco de cabecera: programa a 30-40 grados y 800 revoluciones para el centrifugado. ¡Pero cuidado! Es muy cómodo usarlo, pero no lo hagas por sistema. Cada colada con su programa.

Programas rápidos de las lavadoras, ¿una solución?

Cuando se habla de este tema, el asunto es un poco espinoso. Pero solo un poco. Y es que tanto los usuarios expertos que de verdad se han interesado por el tema, como los fabricantes, por supuesto, tienen claro que los programas rápidos de las lavadoras no son la panacea para una colada en condiciones, pero sí que representan una solución relevante para situaciones específicas.

Es importante que sepas que los programás rápidos no son los que menos consumen. Pero, ojo, tampoco son los grandes villanos del panel de opciones de una lavadora. Lo importante es que la cultura popular de que como duran poco consumen poco es tremendamente equivocada. De hecho, está sobradamente confirmado que los programas largos son los menos consumidores porque compensan el ajuste de agua y energía con ese exceso de tiempo que tanto te incomoda.

En este sentido, la conclusión es clara: si realmente tienes prisa y necesitas limpiar una cantidad reducida de prendas, o con un grado de suciedad muy bajo, utiliza los programas rápidos. No hay ningun problema. El problema es cuando se adopta como programa habitual, y por no esperar a que termine la lavadora acabas utilizándolo para todo.

¿Y el detergente?

Tanto si vas a utilizar los programas rápidos de las lavadoras (que, por cierto, hay de todo tipo: 15 minutos, media hora, etc.) como si vas a optar por uno de los largos (que además coinciden con las modalidades ECO) no te olvides de dosificar muy bien el detergente. Es más, si eres un adicto a los programas rápidos haz esto con más razón: la extendida costumbre de usar más detergente “por si acaso” al final acaba provocando mayor consumo de agua por los aclarados adicionales. Y en el caso concreto de los programas express, si se te va la mano con el detergente es posible que el exceso de espuma que se forme no lo pueda procesar la lavadora, la ropa saldrá con restos y tendrás que volver a poner una colada. Y, la verdad, no creemos que quieras que esto termine ocurriendo.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies