Cuánto consume una campana extractora

Nos ayudan a mantener el aire de nuestra cocina limpio, un aire que muchas veces devolvemos al exterior, y además cada vez lo hacen consumiendo menos. Las campanas extractoras cada vez cumplen mejor su misión y, además, cada día decoran mejor.

Las campanas extractoras no forman parte del elenco de electrodomésticos que más consumen dentro de nuestra casa. De hecho, es posible que ni tan siquiera las utilicemos diariamente. Y añado que es posible que incluso conozcamos a alguien que tenga la campana como un mero elemento decorativo, porque la verdad es que los últimos modelos que podemos encontrar son realmente bonitos.

Llegar a la conclusión de cuánto consume una campana extractora es algo que depende de las características técnicas de la que tengamos instalada, o bien de la que tenemos en mente instalar. Como ocurre con todos los electrodomésticos, habrá que echar manos de las especificaciones técnicas del fabricante o del dato clave que nos aporta en este sentido la etiqueta energética de los electrodomésticos. Si localizamos el consumo en kilovatios por hora de nuestra campana, y sabemos cuánto nos cobra nuestra empresa eléctrica por kWh, podemos saber cuánto estamos pagando por su utilización.

Actualmente, del elenco de marcas que podemos encontrar en nuestro país, la que más promete al respecto del ahorro es Balay. En su web podemos encontrar un mensaje revelador: las campanas que menos consumen del mundo. Ciertamente, entre  los productos que ofrecen hay algún modelo que apenas consume 37,2 kWh. Un ahorro energético de alto valor, que consiguen gracias a “un motor de alta eficiencia con tecnología BLDC, sin escobillas, e iluminación mediante LED”, según corroboran. Y es que no nos podemos olvidar que el consumo de una campana extractora también depende de si la utilizamos con iluminación o no.

“Gracias a la iluminación por LED, se eleva el concepto de eficiencia a su máxima expresión”, añaden desde el fabricante zaragozano. Además, el consumo de una campana extractora dependerá también en gran medida del uso y la velocidad que le demos. Realmente, el consumo  de este electrodoméstico es proporcional al caudal de humo que evacua de la cocina, por lo tanto habrá que utilizar una máxima muy común dentro de las costumbres de la eficiencia energética: si con la velocidad más baja ya conseguimos cumplir con la misión de la campana, estaremos ahorrando energía y dinero en nuestras facturas.

Seleccionar una campana adecuada para nuestras cocinas tampoco es un asunto baladí. Debemos tener en cuenta unas medidas de nuestra cocina para acertar: como mínimo tendrá que tener la misma anchura que la placa de cocción. Por otro lado, desde el Elmueble.com nos recuerdan la fórmula adecuada para acertar con la potencia: “multiplicar los m2 de la cocina por su altura y multiplicar esta cifra por 12”. Poniendo un ejemplo con cifras, si tenemos una cocina de 10 m2 y 2,7 m de altura habrá que optar por una campana con una potencia de 324 m3/h.

Limpia es más eficiente

Una muier cocinando con muchos humosAdemás de la potencia o la distancia a la que se debe colocar de la placa de cocción, uno de los elementos que más vigilados hay que tener son los filtros de la campana. Su limpieza óptima es la clave central de todo el proceso de extracción. La suciedad en una campana puede traer dos problemas hasta la cocina: un trabajo ineficiente del electrodoméstico, lo que encarece su labor porque consume más, y el consecuente peligro de incendio, ya que la grasa acumulada puede acarrear problemas con el motor.

No obstante, no hay motivo para la alarma: las más campanas más modernas tienen el motor hermético, y esto favorece el ahorro energético y la seguridad de nuestros hogares. En este sentido, lo mejor es optar por los filtros de acero inoxidable porque se pueden lavar en el lavavajillas cada vez que lo pongamos en funcionamiento. ¡Ojo! Si los filtros están llenos de grasa no debemos limpiarlos a la vez que la cubertería o la vajilla. Existen otro tipo de filtros: los de carbón. Estos no se pueden limpiar, solo son reemplazables. Habrá que cambiarlos cada vez que lo recomiende nuestro fabricante.

“Unos filtros limpios son garantía de ahorro energético”

¿Qué otros consejos podemos seguir para ‘explotar’ bien nuestra campana?

  • Evitar las corrientes de aire, puesto que dificultan su trabajo. Puertas y ventanas cerradas, por tanto.
  • Lo recomendado es seleccionar altas potencias para eliminar las grasas y potencias menos elevadas para succionar los vapores de agua.
  • Poner la campana unos minutos antes de comenzar a cocina favorece que el ambiente de la cocina “esté completamente limpio de impurezas”, afirman desde BOSH. Igualmente, es recomendable que la campana se quede funcionando unos minutos tras acabar de realizar nuestras recetas.

Filtros para proteger el medio ambiente

Los filtros son un elemento fundamental para el funcionamiento de la campana extractora, y un aliado importante para nuestra misión de preservar en condiciones el medio ambiente. Ciertamente, lo más habitual es que nos encontremos con filtros de acero inoxidable, pero también son muy comunes las campanas con filtro de carbón, que realmente tienen la misma misión: mantener limpio el aire de nuestra cocina, un aire que en muchas ocasiones devolvemos al exterior con las campanas que funcionan por extracción. Por ello, es importante que estas piezas estén en perfecto estado de revista, ya que se ocupan de retener “las partículas de grasa y agua suspendidas en el humo y el vapor” para devolver al exterior el aire limpio, según destacan en la revista CONSUMER.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies