¿Cuánto consume una placa de inducción?

La respuesta no es sencilla. Es necesario recurrir a la factura de la luz y observar cuánto pagamos por cada kilowatio que consumimos. ¿Nos atrevemos a mirarlo?

Hay para todos los gustos pero, sin duda, la modernidad es uno de los puntos fuertes de las placas de inducción. Es innegable la belleza estética de estos electrodomésticos, que acumulan en su hoja de servicio una innumerable serie de ventajas: son más fáciles de limpiar, más seguras e infinitamente más rápidas. También son más caras, aunque esto no importa tanto porque su coste se amortiza de sobra con el tiempo.

Es precisamente el tiempo una de las razones de peso por las que todos deberíamos tener una placa de inducción. Sirven para reducir drásticamente los tiempos de cocción, puesto que lo calientan todo mucho más rápido. Ese recorte temporal es energía que se ahorra, repercutiendo directamente en lo que pagamos por la factura de la luz.

  • Tiempo
  • Ahorro de energía
  • Coste de la tarifa de la luz

Son los tres factores que entran en juego a la hora de valorar si nos conviene tener una placa de inducción. También debemos tenerlos en cuenta para saber cuánto nos ahorramos con ella. Debates pueden existir muchos, pero hace tiempo que la inducción se lo ganó a las cocinas tradicionales. Las ventajas entre gas e inducción son evidentes, así que al humilde juicio del que escribe estas líneas se puede decir que no hay color. Ojo, los expertos siguen recomendando las cocinas de gas para aquellos que quieren cocinar como los profesionales.

¿Cuánto consume una placa de inducción? Es una respuesta que podemos encontrar en la factura de la luz. En septiembre de 2016, la tarifa regulada PVPC situaba el precio del kWh en 0,141033€. No hay una cantidad exacta que refleje el ahorro de una placa de cocción. Depende del precio de la luz (hay personas que la pueden usar exclusivamente en horario valle), del tiempo que la utilicemos y del número de veces que hagamos uso de ella. Además, cuando hablamos de consumo no solo hablamos del consumo de luz: la inversión inicial y el menaje específico también cuenta para la inducción.

Trucos para ahorrar cocinando

“Yo recomendaría las placas de inducción a los clientes que tienen poco tiempo para cocinar por la rapidez”, explicaba Elisa Alcalde a El Comidista, una sección del diario El País. Como ya se ha mencionado al principio, cuando se hablan de ventajas de la inducción siempre se menciona el tiempo. Es inevitable.

¿Qué otras cosas podemos hacer para ahorrar con la inducción?

  • Usar siempre recipientes que se adapten al fogón. Si es más grande se pierde energía, y si la base es más pequeña el calor no se distribuye bien.
  • Para las cocciones largas el mejor aliado es una olla a presión. Indispensable una en cada hogar.
  • Las tapas para ollas son otro aliado que a veces olvidamos. El agua o las sopas siempre hierven –aún- más rápido si tapamos el recipiente.
  • Para conseguir los mejores resultados la base de la sartén tiene que plana y TOTALMENTE ferromagnética.
  • Un recipiente con un área ferromagnética más pequeña que su base no es recomendable. En este caso solo se calentaría esa pequeña parte y la función del calor no sería la correcta.
  • Ojo con las sartenes/olla que tienen zonas de aluminio en la base ya que “reducen el área ferromagnética y es posible que la placa no los detecte correctamente”, afirman –de nuevo- desde Bosch.

Limpia gasta menos

En comparación con una cocina de gas o una vitrocerámica, las placas de inducción son muy fáciles de limpiar. También necesitan cuidados, pero son mucho más sencillos. Una placa de inducción se puede limpiar incluso cuando está cocinando. Podemos pasar todos paños que queramos por encima de la superficie, puesto que no nos vamos a quemar ni nosotros ni el paño. Si los alimentos que se desprenden no se queman, el resultado es una limpieza instantánea y sin necesidad de rascar.

Importante: que los cuidados sean más sencillos no significa que haya que desatenderla. Como bien aseguran desde Euronics “un día normal puede usarse hasta tres veces”, lo que exige tenerla cuidada para que los resultados de la misma sean óptimos. Además de productos especiales para electrodomésticos, el vinagre o el limón son buenos complementos, puesto que su acidez ayuda a luchar eficazmente con las machas de la superficie.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies