¿Cuánto consume una vitrocerámica de inducción?

El consumo es una de las principales preocupaciones de los hogares medios hoy en día. Iluminación, todo tipo de aparatos electrónicos, calefacción, cocina… Utilizamos la electricidad para prácticamente todo. Y aunque todo ello ofrece grandes ventajas y facilidades además también ha traído grandes quebraderos de cabeza. Y es que debido a esto las continuas subidas de las tarifas de la luz en los últimos años han conseguido hacer mella en nuestros bolsillos.

La cocina, líder del consumo del hogar

Sí, por si no lo sabías nosotros te lo confirmamos. En la cocina se centra más de la mitad del consumo energético de tu casa. ¿Aún te preguntas cómo? Piensa en todos los electrodomésticos que tienes en ella. Frigorífico, lavadora, lavavajillas y un largo etcétera si nos paramos a pensar en todos esos pequeños electrodomésticos que utilizamos. Y es que usamos prácticamente todos a diario, hacen nuestra rutina más cómoda y nuestro trabajo más rápido.

¿Te has planteado alguna vez cuánto consume cada uno de ellos? Tu frigorífico permanece conectado las 24 horas del día y uno de clase energética A+++, la más eficiente, necesita alrededor de 175 kWh para funcionar. En el caso de los hornos su consumo puede llegar a constituir cerca de un 8% del consumo total de tu cocina al año. ¿Pero te has planteado alguna vez qué ocurre con la placa que usas?

La apuesta segura

A lo largo de los años hemos visto cómo de forma progresiva las placas vitrocerámicas han ido sustituyendo a las cocinas de gas. Prometían ser mucho más rápidas y eficientes. Sin embargo nadie había advertido que a pesar de su eficiencia el consumo iba a ser tan elevado que haría que más de una vez la factura de la luz nos diera un susto.

Sin embargo con la evolución de la tecnología aparecieron las vitrocerámicas de inducción. Una nueva versión de este concepto de cocina pero sin duda mucho más eficiente que la primera. ¿Tienes una en casa? ¿Sabías que las placas de inducción consumen entre un 30% y un 40% menos que una placa vitrocerámica tradicional?

El consumo real de cada placa solo puede dejarlo claro su etiqueta energética, pero el simple hecho de apostar por la inducción puede suponer un ahorro para tu economía a medio plazo. Estas placas no solo tardan mucho menos en calentarse sino que además se enfrían de forma rápida, no producen calor residual y tienen una mayor potencia.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies