¿Cuánto consumen nuestros aparatos electrónicos?

La factura de la luz, esa temida carta que tanto nos hace temblar cada vez que la encontramos en nuestro buzón, o nos llega a través del correo electrónico, es en la mayoría de los casos un documento indescifrable.
Aparecen muchos datos y cifras, pero pocos sabemos interpretarlos realmente, ni podemos asociar el consumo de cada electrodoméstico o aparato electrónico de nuestra casa a ese galimatías.

Algo que nos aportaría un poco de claridad al tema, y nunca mejor acuñado el término, sería saber cuánto consumimos realmente y qué podemos hacer para reducir nuestro gasto, y en consecuencia pagar menos.

Para empezar, es importante conocer el dato de cuánto consumen nuestros electrodomésticos y aparatos eléctricos, y según datos publicados por el Ministerio de Industria, energía y Turismo, los consumos serían estos:

  • Frigorífico: 665 kWh
  • Lavadora: 254 kWh
  • Lavavajillas: 245 kWh
  • Televisión: 119 kWh
  • Ordenador: 145 kwh

Cómo interpretar la factura de la luz

Como decíamos al principio, descifrar una factura de la luz es una tarea ardua y complicada para casi todos los mortales y para intentar comprenderla lo primero que debemos saber es que la factura se divide en dos términos, el término de potencia y de consumo.

El primero de ellos hace referencia al número de kilovatios (kW) contratados y el segundo al número de kilovatios hora (kWh) consumidos durante el periodo reflejado en la factura.

Un dato que es fijo es el número de kilovatios contratados, es decir, esta cifra no varía cada mes, sino que nosotros cuando damos de alta la luz, contratamos unos kilovatios determinados. Este número de kilovatios debería estar ajustado a las necesidades de la vivienda. Nunca debería estar por debajo de lo que necesitamos, puesto que, en ese caso, siempre nos estaría saltando el diferencial cuando encendemos varios aparatos a la vez, y no contamos con la potencia suficiente.
Pero tampoco debería estar por encima, ya que ello conllevaría estar pagando más dinero del necesario.

El número de kilovatios hora es el que varía en función del consumo de nuestros aparatos.
Si queremos saber cómo reducir nuestro gasto, a la par que realizar un consumo eficiente de nuestros electrodomésticos, debemos determinar el consumo que realizan, la potencia que necesitan y el tiempo que se utilizan.

Siguiendo esta premisa, y teniendo en cuenta los datos que hemos visto al principio sobre el consumo en kWh de cada electrodoméstico, podemos saber el porcentaje que representan en el total de consumo de energía de nuestro hogar.

  • Frigorífico: 30,6%
  • Lavadora: 11,8%
  • Lavavajillas: 6,1
  • TV: 12,2%
  • Ordenador: 7,4%

Cómo reducir el gasto

A la hora de reducir el gasto de nuestra factura, hay algunas cosas que debemos saber. Por ejemplo, dejar nuestros electrodomésticos en standby, es decir, dejarlos enchufados permanentemente, aunque no los estemos usando, supone un 10,7% del consumo. ¿Habéis oído hablar alguna vez del consumo fantasma de luz eléctrica? Pues hace referencia a esto exactamente. Es el caso por ejemplo del televisor o el ordenador, que, aunque no los estemos usando, nunca los apagamos del todo.
Esta sería una acción que podemos empezar a dejar de hacer para reducir nuestro consumo.

Otra cosa a tener en cuenta es por supuesto, comprar nuestros electrodomésticos con una alta eficiencia energética, es decir A+++, aunque como ya sabéis, porque lo hemos comentado en otros artículos, este etiquetado va a cambiar próximamente y los electrodomésticos más eficientes vendrán con la etiqueta A simplemente.
Es cierto que estos electrodomésticos son más caros a la hora de comprarlos, pero es una inversión que merece la pena, y que vamos a amortizar en muy poco tiempo.

Y por último, además del denominado standby de los aparatos eléctricos, también hay otra cosa que debemos evitar para que nuestra factura no se dispare, y es dejar enchufados a la corriente eléctrica aquellos aparatos que no estemos usando. Por ejemplo, en la cocina solemos dejar siempre enchufadas la cafetera eléctrica o la tostadora. Si evitamos esto y desconectamos los enchufes de todos los aparatos y electrodomésticos que no usamos, podremos reducir nuestra factura incluso un 10%

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies