¿Consumen más los programas rápidos?

Es posible que no te lo esperes, pero vamos a comenzar toda la explicación abriendo la veda con las conclusiones. Es importante desterrar por fin algunos mitos que solo te están costando más dinero del necesario.

. Las creencias extendidas acerca de los programas rápidos de las lavadoras son un auténtico problema, porque incitan a la gente a pensar cosas que no son correctas. Aunque esta es una tesis para ir exponiendo a lo largo del artículo, a veces es importante comenzar por las conclusiones: los programas de las lavadoras ahora duran más, es cierto, pero eso se ha hecho precisamente para conseguir que consuman menos recursos de los que necesitaban, por ejemplo, hace 15 años.

Los programas rápidos son perfectos para la vida diaria. Duran lo justo, entre 15 y 25 minutos, y nos parece que ya lo tenemos todo hecho. Son muy útiles, cierto, pero no para cualquier tipo de colada. Generalmente (habrá casos especiales), estos programas funcionan con agua fría o como mucho 30-40 grados. Es la forma que tienen los fabricantes de hacer programas rápidos, pero conseguir que el consumo energético y/o de agua no se vaya por las nubes.

“Los programas rápidos son los que consumen más agua y energía”, aclaran sin ningún genero de dudas desde Bosch. Los programas más largos son los que llevan la medalla a la eficiencia. Aunque sea difícil de creer, marcas como la propia Bosch o Balay ponen siempre un ejemplo muy ilustrativo para explicar una teoría que no siempre le concuerda a los usuarios:

“Es el mismo caso que con los coches. Pongamos por ejemplo que tardas 1 hora en ir de tu casa al trabajo, pero el mismo recorrido lo puedes hacer en la mitad de tiempo. Eso sí, con un mayor consumo de combustible porque el motor necesita mucha más energía para su funcionamiento”, explican -literalmente- en el blog de Bosch.

Una forma diaria de ahorrar

“La eliminación de las manchas se consigue por la suma de varios factores: temperatura, acción mecánica, detergente y tiempo de lavado”, revelan desde la OCU, que también hacen relevantes esfuerzos para desmontar este tipo de mitos que, aunque parezca mentira, te acaban costando ingentes cantidades de dinero. “Los programas más largos usan menos agua, o a menor temperatura, compensando así con tiempo ese ahorro”, matizan. Una vez explicado este tipo de cosas, es fácil entender que precisamente sean los programas ECO los que más tiempo pasan lavando la ropa.

Antes de que nadie salte a la yugular de nadie, conviene recordar que es cierto que algunos programas rápidos no consumen tanta agua (en algunos casos la cantidad de agua ni tan siquiera se ve a través del tambor), pero aquí entra en juego la importancia que tiene la elección correcta del programa de lavado. Una colada de media hora a 30 grados puede valer para la ropa sudada del gimnasio, pero nunca eliminará los restos de pieles que, por ejemplo, se acumulan en las sábanas. Estas últimas necesitan más temperatura y programas más largos para salir verdaderamente limpias (y desinfectadas).

Por rematar toda la explicación referente a este tema, conviene seguir mirando lo que dicen las marcas al respecto. Desde Balay lo tienen muy claro: los programas súper rapidos están pensandos para lavar hasta dos kilos de prendas y “con un grado ligero de suciedad”. No todo vale.

Lavadoras que no consumen tanto

Imagen del tambor de una lavadoraCuando se habla de ahorro, al final no se debe pensar únicamente en los programas que más consumen. Es importante ampliar el análisis. Si no la manejas correctamente, la lavadora puede convertirse en un quebradero de cabeza para tus facturas. Porque los que se dejan llevar por los mitos acaban pagando el pato. ¿Te imaginas que todas tus coladas las pusieras con el programa súper rápido? Las facturas se te irían de las manos.

Por eso, los expertos lo tienen claro. Y exponen una serie de recomendaciones para ahorrar con la lavadora de forma real, sin mitos de por medio:

  • Las lavadoras más eficientes del mercado son las A+++. También son las más caras, no nos engañemos. Si tu presupuesto no te permite comprar una de esta calificación, recuerda que A+ siempre es mejor que B. Y así con todas las comparativas que te puedas imaginar.
  • Los mejores resultados de lavado no se consiguen poniendo la lavadora a tantas revoluciones que pierdas el control. 1.000-1.200 rpm ofrecen unos resultados perfectos para las coladas habituales.
  • Dosificar el detergente es tan importante como la elección del programa que vas a utilizar. El uso desmesurado del detergente no genera más limpieza, al contrario. Si el agua de la lavadora no es capaz de diluir todo el que has utilizado, te devolverá la ropa con restos. Y la tendrás que volver a lavar.
  • Elige bien el programa. Los parámetros para lavar una camisa no son los mismos que los necesarios para lavar unas cortinas. Si no te ves capacitado para elegir constantemente el programa, puedes escoger lavadoras inteligentes que analizan la carga y se encargan de proponerte automáticamente el mejor programa para cada momento. Sí, también son más caras. Pero no tengas dudas de que al final terminarás ahorrando.

¿Hay alguno de todos estos consejos que pensabas que era falso o que no valía para nada?

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies