¿Cuánto podemos ahorrar con la etiqueta A?

Sacamos la calculadora y comprobamos con cifras como los electrodomésticos eficientes sí que son una buena fuente de ahorro.

Bajo el título ‘La NeverA+++ Guay’, la organización ecologista WWF ha pretendido llamar la atención sobre la importancia de comprar electrodomésticos eficientes y, apostar, valga la redundancia, por la eficiencia energética en todos los hogares. El título de esta campaña no fue escogido al azar, ya que ese A+++ pretende hacer ver al consumidor que los electrodomésticos que tienen esta calificación son los mejores para reducir el consumo tanto en el hogar como en las facturas.

En contra de lo que pueden opinar muchos, la etiqueta energética no es un mero reclamo de marketing. Prueba de ello es que desde su implantanción las marcas luchan por crear los electrodomésticos más eficientes, fabricando incluso algunos modelos que se salen de los requisitos para ser A+++. ¿Esto benefecia al consumidor? Por supuesto. Esta competencia por tener el más eficiente en el catálogo nos permite tener un amplio abanico de modelos donde elegir.

En cuanto a las cifras, el ahorro entre modelos cuando procedemos a un cambio por uno más reciente está demostrado. Según la propia WWF sustituir un viejo frigorífico “por otro de categoría A+++ representa un ahorro de energía del 60%, ya que el frigorífico es el electrodoméstico que funciona los siete días de la semana los 365 días del año”. Sobra decir que no tiene pinta que WWF es poco sospechoso de tener muchos intereses comerciales detrás de esta afirmación.

La etiqueta energética es vital

Desde Bruselas, saben que la Etiqueta Energética de los electrodomésticos es una buena herramienta informativa que los europeos utilizan cada vez como vehículo de elección. Según los datos que obran en su poder, un 85% de los consumidores le dan la importancia que merece. Para facilitar la comprensión de los datos, la Comisión Europea eliminará los + de las calificaciones A, dejando la escala de valores de la A (como la mejor en términos absolutos), hasta la G, que irá acompañada del rojo fuego que le indicará al consumidor que no está precisamente delante de un electrodoméstico eficiente.

Miguel Arias Cañete, comisario de Acción Climática y Energía de la UE, sabe que el ahorro es un buen cebo para que los consumidores terminen apostando por los electrodomésticos eficientes, y por eso ha ofrecido cifras de ahorro a este respecto: “La etiqueta energética revisada puede suponer un ahorro para los hogares de cerca de 500 euros al año”, aseguraba en declaraciones recogidas por La Voz de Galicia.

Diferencias en consumos

Según datos de Nielsen Company, la sostenibilidad y la eficiencia energética son dos conceptos que influyen directamente en las decisiones de compra de un 66% de los consumidores. Conscientes de ello, las marcas también sacan las cifras a relucir para ofrecer lo mejor de los mejor a sus potenciales clientes. AEG, por ejemplo, utilizó el año 2017 para lanzar una nueva gama de lavasecadoras capaces de ahorrar un 40% de agua y energía en cada ciclo.

Es complicado cuantificar el ahorro exacto de un electrodoméstico de la máxima eficiencia, aunque hay varias fuentes que nos aportan datos fiables para que puedas hacerte una idea global. Desde ING aseguran que, en algunos casos, “llega a ser de más de 75 euros al año, lo que significa que en diez años habremos ahorrado 750 euros”, lo que para el banco naranja significa una “cifra considerable”. Una conclusión a la que seguro llegarás tu también. A través de este enlace puedes ver una espectacular infografía en la que se pueden ver de forma gráfica los ahorros, aunque os dejamos los destacados (todas las cifras hablan de consumos anuales):

  • Frigorífico: con un A+++ puedes ahorrar 16,32€ (A+) o 55,76€ (respecto a la clase B).
  • Lavavajillas: si te haces con uno de la máxima eficiencia ahorras 10,37€ (A+) o 35,36€ (B).
  • Lavadora: el consumo de una lavadora A+++ es de unos 135 kWh, lo que permite ahorra 9,18€ (A+) o 24,31 (B).

Como puedes observar, en algunos casos el ahorro es más que considerable. Unas cifras que se confirman con otras fuentes que hablan del tema. En el siguiente cuadro comparativo (extraído de la web de EuroTopTen) se pueden apreciar todas las cifras referentes a un frigorífico A+++ o A. Observa con atención:

 
Ya sabes todo lo que puede ofrecerte un electrodomésticos de alta eficiencia. Los ahorros, en un primer vistazo, pueden parecer irrelevantes; pero para convencerte solo tienes que comenzar a sumar. Y recuerda siempre lo que dicen los expertos ahorradores de ING: “a la hora de escoger entro dos modelos similares salvo en su consumo, podremos sentirnos inclinados a escoger el más económico, sin tener en cuenta que, a medio plazo, puede ayudarnos a ahorrar mucho en electricidad”

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies