El consumo de todos los electrodomésticos: ¿Sabes cuál gasta menos?

Lo demuestran los datos disponibles: los españoles seguimos pensando que la iluminación de nuestra casa es lo que más gasta. Por culpa de esta ‘creencia’ no prestamos la atención necesaria a nuestros electrodomésticos, los grandes consumidores del hogar, aunque cada vez menos.

No tienen vida como tal, ni los empadronamos en nuestras casas, pero son fundamentales en nuestra rutina diaria. Nos paramos poco a pensar en ellos, hasta que se rompen y vienen las facturas del técnico. ¡Correcto!, estoy hablando de nuestros electrodomésticos, esos aparatos –más grandes o más pequeños- que no salen en las fotos familiares pero que también ‘comen’ y nos dan algún quebradero de cabeza.

Sabemos perfectamente lo que comen: energía eléctrica, es más, lo sabemos muy bien porque lo pagamos cuando toca. De hecho, el coste de la electricidad cada día tiene más importancia en la economía de las familias. Ojo al dato: desde 2003, en España hemos incrementado más de un 80% nuestro consumo eléctrico. Sabemos –más o menos- lo que consumimos y sabemos –cada vez más- que es posible ahorrar en la factura siendo más eficientes pero, aun así, el 60% de los hogares se declara insatisfecho con el precio del recibo de la luz, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

El consumo responsable empieza por compras responsables

Conocer el consumo de los electrodomésticos que tenemos en casa es fundamental. Puede que con los electrodomésticos de hace 20 años hubiera excusas pero, hoy en día, con las etiquetas de consumo en la mano, es prácticamente imposible no empaparse de lo que consumen nuestros pequeños.

Recientes ‘experimentos’ sociológicos –como el que ha llevado a cabo la consultora Selectra- demuestran que en España todavía estamos un poco ‘ranas’ a la hora de dar consejos para ahorrar en la factura de la luz. Tendemos a dar dos consejos de cabecera: apagar la luz cuando no estamos en una habitación y evitar el modo ‘stand by’ de los electrodomésticos. No son malos consejos, pero como señalan desde la consultora llama la atención que actualmente sigamos prestando atención directamente a la iluminación, que es “lo que menos consume en la vivienda”.

Grandes electrodomésticos a examen. Consumo de luz.

¿Y cuáles son los electrodomésticos de mayor consumo energético de nuestro hogar? Clarines y timbales que vamos con ellos:

  • El frigorífico: es el gran consumidor. Según el estudio del consumo residencial en España del IDAE, nuestro gran amigo refrigerador se lleva un 30,6% del consumo energético de nuestra casa. Es lógico teniendo en cuenta que es el único aparato que pasa las 24 horas del día encendido.
  • La lavadora: se lleva la medalla de plata, según el mismo estudio. ‘Chupa’ el 11,8% del consumo eléctrico de nuestra casa.
  • Los aparatos en modo stand by: no andan mal encaminados los que hablan de ellos como una herramienta para ahorrar en la factura de la luz. Los electrodomésticos que tienen modo de espera se llevan un 10,7% del consumo de nuestro hogar.

Según el IDAE, este es el consumo eléctrico de otros electrodomésticos principales de nuestro hogar:

  • Congelador: 6,1%
  • Lavavajillas: 6,1%
  • Horno: 8,3%

Para evitar que todos estos porcentajes se nos vayan de las manos, o directamente para reducir el precio de nuestra factura de la luz (y ser más ecológicos) el consejo de cabecera es evidente: el mejor camino es adquirir electrodomésticos de clase A o superior. Elegir uno de clase A+++ sería ya el sumun del ahorrador. A la larga, utilizar este tipo de equipamientos se traduce “en importantes ahorros energéticos y por lo tanto económicos”, tal y como recuerdan desde la Unión de Consumidores de España.

Y sí, ese ahorro del que no dejamos de hablar está cifrado en euros. Por ejemplo, FACUAprogramas de una lavadora ha llegado a señalar que un frigorífico de la clase A+A genera, a lo largo de toda su vida útil, un ahorro de más de 900 euros en nuestras facturas. De la misma forma, si optamos por adquirir para nuestra casa una lavadora de primera división (A+++) y rechazamos usar una de clase D, podríamos disfrutar de un ahorro de hasta 500 euros en nuestra factura de la luz, a lo largo de la vida útil del electrodoméstico. Además, desde la Agencia Andaluza de la Energía ponen el acento no solo en el ahorro de energía, sino en las cifras ecológicas: usar este tipo de lavadoras permitiría ahorrar hasta 35.000 litros de agua.

Con estos ahorros en nuestras facturas, ¿se amortiza pronto el dinero que nos cuesta un electrodoméstico de clase A, no creéis?

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies