Electrodomésticos que funcionan con placas solares

Los interesados en el autoconsumo a través de energía solar cada vez son más. Más grandes o más pequeñas, hay instalaciones para casi todas las aspiraciones.

Siguiendo los pasos adecuado, es posible usar energías renovables para cubrir toda la demanda de los electrodomésticos electricos de una vivienda. Es lo que se denomina autoconsumo. No obstante, aunque es posible no todo el mundo puede. Por razones económicas o de espacio, no todos aquellos concienciados con el autoabastecimiento pueden dar el paso de cubrir toda su demanda. A pesar de ello, no hay que renunciar a dar el paso de consumir energías más limpias. Son muchas las empresas en España que nos pueden ayudar a introducir pequeños sistemas de autoconsumo, como placas solares, que nos permiten racionalizar el uso de la energía que necesitamos.

Existen dos tipos de instalaciones solares para una vivienda; por un lado la instalación aislada, que requiere de todo el material (incluido cableado y baterías), estructura suficientes y todos los trámites de gestión y seguimiento. La segunda opción pasa por una instalación con conexión a la red, que requiere de material, contador bidireccional, legalización de la misma y toda la gestión de la documentación. En cualquiera de los dos casos, una instalación solar debe realizarla un profesional cualificado.

Dejando a un lado, de momento, todo lo relacionado con legislación en España, es imperativo hablar de los usos y posibilidades que ofrece una instalación de autoconsumo, aunque nos centraremos en aquellas que sirven como complemento a nuestro consumo eléctrico habitual, es decir, la que nos servirá para cubrir solo un porcentaje de nuestra demanda.

Algunas consignas previas:

  • La energía solar en los hogares debe entenderse como algo complementario. Una instalación ideada, en principio, para cubrir nuestras necesidades eléctricas básicas.
  • Si usamos nuestra propia energía solar conviene utilizar los aparatos enchufados a ella en las horas de mayor impacto del sol.

Resolviendo la duda que titula el post, los electrodomésticos más apropiados para abastecer con energía solar son aquellos que menos energía consumen. No es buena idea utilizar este tipo de energía para los electrodomésticos que la usan para transformarla en energía térmica a través de resistencias. La plancha es buen ejemplo de esto.

La lavadora o el frigorífico son buenos aliados para conectar a una placa solar. En el primer caso, se puede utilizar una lavadora convencional, aunque si vamos a usar esta energía se recomienda usar programas de lavado en frío. La razón es sencilla y evidente: el 90% de la luz que consume una lavadora es para calentar el agua y el 10% para el trabajo mecánico. Renunciando al calentamiento estamos haciendo un uso más racional de nuestra instalación de autoconsumo.

Lo mismo sucede con el frigorífico. En este caso se debería optar por modelos un poco más especiales que los habituales: “Existen equipos apropiados para energía solar fotovoltaica, trabajando en corriente continua y baja tensión”, aseguran desde Suelo Solar.

“Equipos de música, televisores o bombas de agua son otros aparatos que pueden utilizarse con luz solar” (Backwoods Solar Electric Systems)

Rentabilidad de la energía solar

Casas nuevas con placas solares“Aquellos hogares que tienen instaladas placas solares están ahorrando actualmente un 24% de energía al año de promedio en su factura de la luz”, aseguran fuentes de Mirubee, una plataforma online con la que se pueden descubrir muchos trucos para ahorrar en consumo eléctrico.

Las ventajas económicas de las instalaciones solares para autoconsumo también están avaladas por la OCU. Esta organización, muy activa en el segmento del consumo responsable, asegura que gracias a pequeños kits de 250 W de potencia se puede cubrir “el 10% de nuestra factura eléctrica”. La propia organización recuerda que también existen opciones para un autoconsumo total, aunque son instalaciones que requieren inversiones cercanas o superiores a los 7.000€, cantidad que incluye el proceso de legalización de la instalación.

Legislación de control

La utilización de la energía solar en España no ha estado exenta en los últimos años de polémica. El conocido como “impuesto al sol” sigue siendo actualmente el gran rival de los defensores del autoconsumo. Los beneficios sociales y económicos de la energía solar ya están probados, por lo que muchos sectores no entienden que España siga siendo uno de los países con las leyes más restrictivas para el autoconsumo. Es lo que dice un reciente estudio de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), en el que se señala que las normas actuales “desalientan” el autoconsumo en nuestro país.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies