Mejor campana extractora para el medio ambiente

La campana extractora se ha destacado dentro de nuestras cocinas como un electrodoméstico imprescindible, pero el concepto de ecología en las campanas extractoras es algo difuso. Deben de cumplir una serie de especificaciones para lograrlo, pero en concreto hay una especial.

¿Cómo puede una campana extractora ser respetuosa con el medio ambiente? Dividiremos la respuesta en tres frentes:

  • Montando motores de última generación, que eliminan ruido y son más eficientes.
  • Apostando por la iluminación mediante LEDS, que ofrecen iluminación más fría y alta capacidad de ahorro.
  • Eliminando las escobillas, que puede parecer baladí pero ayuda mucho en la tarea de ahorrar energía.

Sin duda, la iluminación de la zona de cocción mediantes leds es uno de los grandes avances. Muchas veces no reparamos en el hecho de que las bombillas que acompañan a una campana también consumen luz y generan gasto. Por este motivo, las bombillas incandescentes fueron las primeras en pagar el pato de la eficiencia. Usando bombillas de LEDS se puede ahorrar hasta un 85% del gasto eléctrico que hace una campana, si lo comparamos con otros tipos de iluminación.

Importante: la iluminación en una campana tiene que ser altamente segura, las bombillas led convencionales no sirven para esto. Deben ser bombillas duraderas y, tal como recomiendan Siemens, uniforme. “La iluminación uniforme de la superficie de cocción es tan importante como un color neutro y agradable”, confirman.

Filtros para filtrar el aire

Siempre está bien aclarar para qué sirve el filtro de una campana. Su misión también es relevante. Los filtros son los encargados de que el aire que captura la campana vuelva al exterior (o nuestra cocina o directamente al exterior de la casa) en condiciones de no contaminar. No solo eso, también tiene que ser eficaces para eliminar los molestos olores. Por motivos como estos, los filtros deben tener la capacidad absover altas cantidades de grasas. Para que sean etiquetados como ecológicos, lo mejor es que se puedan limpiar en el lavavajillas, si es que tenemos unos filtros lavables y no desechables.

La mayor parte de las campanas que se adquieren hoy en día necesitan la presencia de filtros, porque se trata de campanas con sistema de recirculación de aire. No sacan el aire al exterior, por lo que no es necesaria salida de humos, pero debemos asegurarnos que los filtros están en buen estado de revista para que el aire circule limpio de nuevo a nuestra casa. Las campanas de recirculación también tienen tintes ecológicos puesto que al renunciar a la salida de aire no se pierde calor en invierno y frío en verano.

Etiqueta energética

Si a la iluminación por LEDS y a unos filtros de calidad le unimos un motor de última generación, tenemos el pack completo de campana ecológicaReducir el consumo energético de las campanas era uno de los grandes retos y se ha conseguido gracias a este trío. Con un motor de alta eficiencia, una campana puede ahorrar hasta un 80% de energía en velocidades medias.

“La combinación de LEDS, motores y ausencia de escobillas puede generar un ahorro del 80%”

A todos los elementos que han salido a la luz hay que añadirles las campanas sin escobillas, un elemento que pasa desapercibido para el público en general, pero que existe en el interior de las campanas. La ausencia de escobillas trae un beneficio doble: aumenta la vida útil de este electrodoméstico y se reduce el ruido que hace al funcionar. La diferencia entre mantener una conversación normal o tener que hablar con voz más elevada se encuentra en este tipo de detalles.

Cumpliendo con la legislación vigente, las campanas extractoras empezaron a presumir de su etiqueta energética en el año 2015. Se trata de la forma más transparente que se ha encontrado hasta el momento para dar respuesta imparciales a las preguntas claves de los consumidores. Todos los aspectos que hemos mencionado a lo largo de estos párrafos son analizados en la etiqueta:

  • Nivel de ruido, elemento que ha mejorado mucho hasta el punto de hacerse bandera de muchos fabricantes.
  • Eficiencia del filtro, fundamental para mantener olores y limpieza en la cocina
  • Eficiencia de la iluminación, que pocos se preocupaban de ella pero es capaz de generar un ahorro importante en la factura de la luz.

La importancia de comprar una buena campana

La campana extractora no es capaz de hacer vuestro plato favorito, ni os avisa de que es hora de apagar el fuego, pero la misión que se le ha encomendado a las campanas es vital: se ocupa de eliminar humos, vapores, grasas y olores, que en muchos casos no se quedan solamente en la cocina y se extienden al resto de estancias del hogar. Es, por tanto, el electrodoméstico responsable de mantener el aire limpio en toda la casa, y libre de olores a ‘fritanga’.

Como todos los electrodomésticos, las campanas extractoras han ganado mayor elegancia con el paso del tiempo y se les ha implementado un elevado número de prestaciones para evolucionar. Entre los logros que se pueden apuntar los fabricantes de este tipo de aparatos hay dos concretos: las campanas actuales son mucho más silenciosas, trabajan consumiendo menos luz y, como ya hemos mencionado, algunas son realmente bellas desde el punto de vista estético.

“Cada cocina requiere de una campana concreta. No vale cualquiera”

Cuidados especiales para la campana extractora

Debido a la importancia que tiene la campana en la cocina, y en general en el hogar, se requieren unos cuidados especiales para ella. Sobre todo se debe prestar especial atención a los filtros, que se tienen que revisar y limpiar periódicamente, puesto que es ahí donde se acumula la suciedad. Si se acumula, la campana no cumple correctamente con su misión de absorber y, evidentemente, no limpia el aire de forma adecuada antes de expulsarlo.

Tiempos para cambiar un filtro:

  • Una vez al año para los metálicos
  • 3 o 6 seis meses para los filtros de carbón activado

Los filtros metálicos son los que se pueden –y deben- lavar para mantener su nivel de eficiencia. Se puede limpiar tanto a mano como en el lavavajillas, pero “se debe tener cuidado de no lavarlos con vajilla o cubertería cuando están llenos de grasa”, indican desde Siemens. En caso de optar por un lavado a mano lo mejor es dejarlos a remojo en agua caliente con jabón, limpiar, aclarar y dejar escurrir antes de proceder de nuevo a su colocación.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies