¿Gasta más la cocina o el salón?

El consumo energético de los electrodomésticos del hogar suele concentrarse en las cocinas de los hogares domésticos. Estas estancias son consideradas como espacios de trabajo, en las que es normal desarrollar las tareas domésticas. Muchas familias tienden a buscar el espacio en el que implementar las medidas para ahorrar en la factura de la luz, en ocasiones no saben dónde se produce el mayor consumo. Este debe de buscarse en las zonas con el mayor número de electrodomésticos de la casa. La cocina es el espacio primordial. En ella están los electrodomésticos que más consumen. Gracias a una revisión en la manera de elegirlos y utilizarlos hará que consigas mejorar su manejo.

Consumo energético en el hogar

Los gastos de la casa son muchos. Si estás cansado de encogerte de hombros y ver el agujero económico que producen estos gastos en tu cuenta bancaria lo mejor es que tomes medidas. Debes de centrarte allí donde se concentra el mayor consumo energético de los electrodomésticos. Puede que a priori pienses en el salón, esta es una de las estancias en las que más tiempo pasan las familias. Sin embargo no es el salón donde están los electrodomésticos que más consumen. Este lugar es el reservado para la cocina. En la cocina se concentran un gran número de electrodomésticos, capaces de ayudarte a desarrollar las tareas de la casa día a día. Estos electrodomésticos funcionan gracias a la corriente eléctrica, algunos también requieren de una toma de agua. Así que a la hora de ahorrar en la vivienda es necesario que pongas énfasis en la cocina.

Medidas para ahorrar electricidad en la casa

La cocina será la estancia en la que más medidas debes de implementar para conseguir reducir el consumo energético de los electrodomésticos. En este sentido debes de tomar dos caminos, por un lado el de escoger los modelos más eficientes, ver su etiqueta energética te será de gran ayuda, y por el otro programarlos para que no gasten más de lo estrictamente necesario. Estos puntos pueden parecerte difíciles pero gracias a los consejos que se facilitan ahora verás que es algo que puedes incorporar a tu día a día, tanto cuando vayas a tomar la decisión de comprar un aparato, así como cuando utilices los equipos.

  • Elige los electrodomésticos más eficientes

El mercado de los electrodomésticos te brinda la oportunidad de conseguir identificar rápidamente qué equipos aprovechan mejor el suministro eléctrico que reciben. Gracias a este parámetro puedes utilizarlos, sin necesidad de aumentar el consumo eléctrico de la casa. Debes de prestar atención a las características técnicas de los equipos antes de ver cuál comprar. En cuanto al consumo energético el dato más relevante es el de su etiqueta energética. Esta es una clasificación, que siempre figura en la ficha técnica de los aparatos, y que te puede ayudar a identificar cuál es el que menos suministro eléctrico requiere. Esta clasificación consiste en una letra mayúscula, que puede ir de la G a la A. Los modelos con una A son los más eficientes. Estas letras pueden ir acompañadas de hasta tres signos “+”. Los modelos A+++ son los ideales para conseguir una horro energético mayor en el hogar. Debes de tomar muy buena nota de esta clasificación cuando vayas a elegir una nevera, un lavavajillas, una lavadora, o cualquier otro electrodoméstico, de los que suelen consumir más en las casas.

  • Aprende a programar los aparatos para reducir el consumo energético de los electrodomésticos

¿Eres de los que se lee el manual de instrucciones de los electrodomésticos antes de usarlos? Esta guía para el usuario puede ayudarte a reducir el consumo energético de los electrodomésticos. Es importante ver cómo programarlos para que el importe en la factura de la luz de los equipos no se dispare. Los programas de agua fría en el lavavajillas y la lavadora, o las opciones de modo vacaciones, cuando no vas a estar, y la opción Eco de la nevera son fundamentales.

Los aparatos de lavado son de los que más consumen, energéticamente hablando. Se requiere una gran cantidad de energía para calentar el agua de sus tanques. Las grandes marcas han desarrollado modelos que permiten lavar a temperaturas más bajas, sin perder eficacia. En este punto es importante saber qué programas tienen los equipos y elegirlos. En el manual de instrucciones de los equipos se indica cuáles son estos programas y cómo te puedes aprovechar de ellos. Los frigoríficos también se pueden programar para que sean más eficientes. A la hora de conseguirlo sólo tienes que ver las opciones de programación cuando te vayas a ausentar de casa, o las temperaturas óptimas para conservar los alimentos, sin tener que someterlos a un frío extremo.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies