Cómo gastar menos luz

Vamos directos a lo que te interesa: ahorrar dinero en tu factura de la luz.

Igual no te lo han recomendado nunca pero si quieres ahorrar de verdad puedes optar por el autoconsumo eléctrico. Olvida el impuesto al sol y toda la metralla mediática de la que has escuchado hablar. Consumir la energía que produces no está penado, o al menos no lo estará la que vas a producir para ti a nivel usuario. Si quieres empezar a depender un poquito menos de la energía electrica que producen los demás, comienza a ahorrar dinero (y luz) instalando un kit de autoconsumo en tu casa. Eso sí, para que todo vaya sobre ruedas y no tengas ningún problema con la instalación puedes consultar a una empresa especialista en la materia.

Aquellos que viven en viviendas unifamiliares lo tienen especialmente fácil para instalar un sistema de autoconsumo. Dos datos son especialmente relevantes en esta materia:

  • Según MiRubee, con un kit de autoconsumo sencillito puedes ahorrar hasta un 25% de lo que gastas en luz.
  • Cobinando la instalación de una placa de 4,5 kilovatios y una batería en el hogar para los excedentes generas una tasa de autosuficiencia del 75%, según datos de la Comisión Europea.

Aprende a gastar menos

¿Te han hablado de la potencia contratada? Desde este blog lo hemos hecho en repetidas ocasiones. Puedes conocer todos los detalles sobre este elemento tan misterioso para algunos recordando este post. Como ahí dentro tienes todo lo que podemos contarte acerca del asunto, no nos extenderemos más. Solo nos limitaremos, en esta ocasión, a recordarte que si hace mucho tiempo que nunca te ha saltado el diferencial de la luz, es posible que le puedas solicitar a tu distribuidora que te baje un tramo de potencia contratada.

El consumo vampiro también es un asunto para no perder de vista. La mayor parte de la población se piensa que ahorrar luz es algo complicado, que supone cambiar por completo la manera de vivir. Pero es súper sencillo: solo con desenchufar todos los aparatos que no estés usando ya estarás generando un ahorro sensible. Ojo, solo con desenchufar los cargadores del móvil no vas a conseguir hacerte un plan de pensiones, pero irás generando ahorro poco a poco. Ten en cuenta que debes sacar de la corriente aquellos aparatos que puedas, no hay que volverse loco y desenchufar la caldera cada vez que no estás en la ducha.

Más cosas sencillas que puedes hacer para ahorrar luz: usar el calor residual del horno o de la placa de cocina. Las temperaturas que alcanza el horno son altísimas, y como habrás comprobado en más de una ocasión el calor no se difumina como por arte de magia. Le lleva un rato. Ese calor que queda cuando apagas el horno, o la vitrocerámica, está bautizado como calor residual, y es perfecto para rematar la receta que tienes entre manos. La próxima vez que pongas una pizza en el horno compruebalo. Cuando el reloj te diga que quedan cinco minutos para que termine el tiempo estipulado, apaga el horno. Y comprueba como la pizza, efectivamente, se ha hecho sin problemas.

Pasos a seguir para ahorrar

Ya desenchufas todos los aparatos eléctricos posibles y usas el calor residual. Ya sabes que esto va de pequeños gestos fáciles, que no te harán construir una fortuna pero que irán sumando céntimo a céntimo. Es hora de dar el siguiente paso: analizar tu tarifa de la luz. Desde la liberalización del sector hay muchas opciones para que puedas contratar este servicio con quien realmente te ofrezca el servicio que necesitas. Ahora mismo en el mercado hay tarifas planas, modelos de facturación con unas horas concretas gratuitas, o la siempre querida discriminación horaria.

La tarifa de discriminación horaria es “una modalidad de tarifa muy sencilla que, en la mayoría de casos, puede ayudarnos a ahorrar en el día a día”, tal y como dicen en este post de Fotocasa. Durante mucho tiempo se le ha considerado como “tarifa nocturna” por el hecho de que permite dividir los días en 2 o 3 periodos, determinando en cuáles de estos periodos la el precio de la luz va a ser más reducido. “Siempre se ha creído que la discriminación horaria solo beneficia a los usuarios que están en casa por la noche. Pero lo cierto es que, incluso sin ajustar los hábitos de consumo, la discriminación horaria puede resultar beneficiosa”, señalan las mismas fuentes.

Confía en la tecnología

Llevas tu móvil lleno de aplicaciones de dudosa utilidad, así que igual es una buena idea entrar en la tienda de aplicaciones para descargar alguna que te permita ahorrar luz. Las hay de todos los tipos y colores, tanto para Android como para iPhone. Con una consulta rápida a través de Google puedes sacar el nombre de varias, aunque si quieres te ahorramos el trabajo y te dejamos este enlance del Heraldo de Aragón con 5 apps perfectas para esta misión.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies