Los hornos que menos consumen

¿Eres un cocinitas? Si te gusta dar un toque maestro a tus recetas, entonces sabrás que hacer una comparativa de hornos es fundamental a la hora de elegir el mejor modelo para tu casa. Hoy en día, zambullirte en un catálogo de hornos puede suponer un martirio para aquellos que no tengan una cierta idea de lo que buscan. O de lo que se van a encontrar. Por eso es importante documentarse, para que una vez estés en la tienda de electrodomésticos no te sientas acorralado por los hornos multifunción, hornos compactos, hornos de vapor u hornos con microondas.

En tu comparativa de hornos personalizada, una primera decisión importante es el diseño que buscas. Cada vez le dedicamos más tiempo a diseñar nuestra cocina ideal, y por eso ahora se han puesto de moda otro tipo de materiales -diferentes a los de antaño- que se ajustan mejor a las nuevas tendencias. Hablo, por ejemplo, de los hornos en cristal, un material que además de ser estéticamente precioso es mucho más fácil de limpiar. Solo necesitas un paño y un poco de limpiacristales. ¿Buscas un horno de cristal? Prueba con uno como este de Balay.

Otras variables para elegir el horno:

  • El tamaño: los modelos de 60 cm han sido los más extendidos, pero ahora se pueden elegir hornos compactos de tan solo 45 cm de ALTO o incluso un modelo de NEFF que tiene 90 cm de ancho y se pueden meter más de 100 litros de comida dentro. Haz tu comparativa de horno teniendo en cuenta también el espacio que tienes disponible en la cocina.
  • Las prestaciones: además de puerta extraíble o abatible, debes tener el convencimiento de que el horno que te compres tiene las funciones que necesitas para hacer la comida que te gusta. Algunos incluso, como este modelo de Bosch, tiene ya varias recetas programadas para cocinar prácticamente sin interacción humana.

Controla tu comida y tu factura

Efectivamente, puedes hacer las dos cosas sin ningún problema. Para controlar la comida te recomendamos que te hagas con un horno que ya tenga la termosonda incorporada. Es un termómetro que se mete dentro de la comida (normalmente la carne o el pescado) y te indica cuándo ha llegado a su punto perfecto de cocción. Si tu horno no tiene termosonda, la puedes comprar por separado, pero se trata de un accesorio que funciona especialmente bien cuando tiene la conexión adecuada con el horno.

Por otro lado, si estás haciendo una comparativa de hornos para concederte el lujo de tener un buen electrodoméstico en tu casa, no pierdas de vista su etiqueta energética. En el caso de los hornos no tiene perdida: los fabricantes están obligados a ponerla en la parte frontal, bien visible. Así que no tendrás problemas en detectar horno de clase A, que es la más eficiente. Para que no te vuelvas loco/a, aclararte que en la actualidad es muy complicado encontrar hornos A+++, que abundan mucho en otro tipo de electrodomésticos.

Pero sí que puedes hacerte, por ejemplo, con este horno A+ de Bosch, cuya información energética te confirma que apenas consume entre 0,69 y 0,87 kWh en función del tipo de calentamiento que hayas seleccionado. Además, los hornos más modernos incorporan actualmente otras prestaciones que, indirectamente, te ayudan en el terreno del ahorro. Te hablo, por ejemplo, del cambio de la iluminación interior, que ha pasado de ser con bombillas halógenas a bombillas LED, que tienen una vida útil mucho más elevada y un consumo energético mucho más reducido.

No creas en mitos: la pirólisis no es tan cara

Si quieres, puedes tener un horno en cristal, con todos los programas que necesitas para triunfar con tus recetas y, por supuesto, con limpieza pirolítica. Esta última prestación es uno de los mejores avances en el terreno de los hornos. ¿No has tenido que limpiar nunca un horno por dentro a mano? Solo aquellos que sí lo han hecho entenderán la devoción por la pirólisis. Este modelo de Siemens, por ejemplo, también es A+ y tiene el mismo consumo estimado en kWh que el modelo de Bosch del que te he hablado antes.

Limpiar sus 71 litros de capacidad es mucho más fácil eligiendo la pirólisis. Y no, por mucho que tu vecino o tu cuñado te quieran vender la moto, los ciclos de pirólsis apenas consumen unos céntimos. No se disparará tu factura de la luz por recurrir a ellos para la limpieza de tu horno.

¿Cuál consideras que es la prestación imprescindible a la hora de elegir un horno?

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies