Información energética de tus electrodomésticos

El consumo de luz de los electrodomesticos que tienes en casa es mucho más relevante de lo que parece. Tal y como dicen desde OXFAM Intermón, lo “fácil y cómodo” es dar por sentado que como ciudadanos podemos hacer muy poco, y por se tienen a renunciar a una visión global del problema, y a todos los gestos que se pueden llevar a cabo para tan relevante objetivo (la reducción del consumo energético y, por ende, la protección de nuestro planeta).

Para una reducción real del consumo doméstico, se puede partir de bases como:

  1. Explotar herramientas tecnológicas: es cierto que los electrodomésticos son los culpables de un importante porcentaje de consumo doméstico en una casa, pero no es menos cierto que existen electrodomésticos inteligentes que saben determinar qué trabajo se les está pidiendo para adaptar ese consumo a las exigencias de cada momento. Porque no es lo mismo una colada de toallas que una de ropa deportiva. Igual que no es lo mismo lavar siempre con agua caliente o no elegir la temperatura ideal del frigorífico. ¿Tienes dudas? En el mercado de apps (da igual Android o Apple) tienes a tu disposición un elenco amplísimo de aplicaciones que te ayudan diariamente. Si quieres profundizar más y conocer de verdad cómo y en qué estás gastando electricidad, siempre puedes contratrar una auditoria energética.
  2. “Apuesta por un uso ecoeficiente de los electrodomésticos”: el consejo de la propia OXFAM, y hace referencia a un aspecto repetido hasta la saciedad por expertos en la materia. En general, el uso de los electrodomésticos es deficiente, porque se utilizan bajo unos criterios que no son del todo respetuosos como el medio. Ejemplos hay a patadas: limpiar los platos a mano antes de meterlos en el lavavajillas, poner siempre prgramas cortos pensando que son los que verdaderamente ahorran, usar recipientes inadecuados en las placas de cocina o elegir mal la temperatura del frigorífico por puro empeño en tener todo el frío posible (y más).

Cuánto consumes cuando los usas

A la hora de hablar de reducción del consumo siempre se pone un ojo en los electrodomésticos por la relevancia que tienen dentro de la actividad de las personas. Interaccionamos con ellos durante horas, y muchas veces sin darnos cuenta que decisiones muy simples (poner el horno) puedes acarrear consecuencias relevantes para la factura (poner el horno a cualquier hora en pleno verano cuando tienes el aire acondicionado a tope para no morir de calor).

Determinar cuánto consume un electrodoméstico concreto depende de tantos factores que es casi imposible hablar de una única cantidad concreta. Lo importante es tener presente la potencia que necesitan para funcionar (kW) y el tiempo que los vamos utilizar. Multiplicando ambos valores llegaremos hasta la energía consumida, tal y como explican en este blog de Selectra. En esta lista de potencias estimadas de Lucera también te puedes hacer una idea de por dónde van los tiros cuando pones a funcionar cualquier de tus electrodomésticos:

Potencias estimada electrodomésticos

Los que más gastan

Puede que por el hecho de ser el electrodomésticos que más horas pasa enchufado durante su vida útil, el frigorífico sigue siendo el que más recursos energéticos consume, aunque como se puede ver en la imagen anterior no es, ni de lejos, el aparato que más presume de potencia. De hecho, en términos comparados, un tostador puede consumir incluso más electricidad que un frigorífico. El problema para este último ya se ha mencionado: ningún electrodomésticos pasa 365 días enchufado y funcionando (la lavadora o la placa también están enchufadas, pero no en uso continuo).

En este sentido, además de seguir los consejos habituales para que el firgorífico no consuma de forma desorbitada, los expertos lo tienen claro: hay que fijarse bien en la etiqueta energética cuando se produzca un cambio de nevera. “Apuesta por la eficiencia más alta, los más eficientes solamente consumen 170-190 KWh al año, es decir, unos 20-30€ anuales”, señalan las últimas fuentes mencionadas.

La lavadora o la secadora, en términos absolutos, están lejos del frigorífico, pero figuran entre los más consumidores por su consumo de kW, y también -por qué no decirlo- por su utilización regular. Se trata de dos electrodomésticos que, si es necesario, funcionan con agua caliente. Esto es determinante: utilizan casi toda su energía para calentar agua, cuando en muchas ocasiones no es necesario. En el caso concreto de la lavadora, 30º, o agua templada, que viene siendo lo mismo, es suficiente para una colada rutinaria. De esta forma, se dejan las altas temperaturas para la limpieza de la cuba o para la ropa que realmente necesita 60-90º; hablamos de sábanas o toallas, donde la acumulación de bacterias es mucho más acentuada.

Una secadora, por su parte, se encuenta en el rango de los 255 kW anuales, según cálculos de Podo. Ahorrar con uno de estos electrodomésticos no es tan complicado, solo hay que optar por los programas ECO o por aquellos que te ponen mucho más fácil la gestión de tareas posteriores como el planchado. Recuerda que pequeños electrodomésticos como el ya mencionado tostador o la plancha usan potencias altísimas y temperaturas elevadas, lo cual es sinónimo irremediable de alto consumo eléctrico.

Consejos que no se pueden olvidar…

  • A pesar de las reticencias en algunos sectores, opta por electrodomésticos A+++. Siempre van a ser mejores que los de clase B.
  • Aquellos que necesitan ser ‘cargados’, hazlo siempre a plena carga. Ojo, tampoco demonicemos la media carga. Es un recurso útil, socorrido y la mayor parte de los electrodomésticos modernos la implementan de forma que el uso de recursos se adaptan a esa media carga.
  • El mantenimiento regular de los electrodomésticos puede ser una tarea algo tediosa, porque a nadie le gusta limpiar los filtros de una campana, o el interior de un frigorífico, pero al final es la mejor garantía de tener muchos años contigo el aparato en cuestión, evitar averias innecesarias y asegurarte de que la eficiencia energética es siempre la que debe ser.

 

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies