Las mejores lavadoras

Otro problema de la humanidad que ha solucionado la tecnología de los electrodomésticos.

A la hora de poner el detergente o el suavizante en la lavadora no vale, o no debería valer, aquello de que mejor que sobre. La sobredosificación de estos dos productos, pero sobre todo del detergente, ha sido y será un problema. Por varias razones, pero casi todas relacionadas con el gasto. Sobredosificar el detergente genera más gasto de agua, porque si hay más espuma de la que puede controlar la lavadora, por narices tiene que aclarar más veces. Y, por supuesto, gastas más dinero porque necesitas producto más a menudo.

El caso es que era cuestión de tiempo que la tecnología se encagará de solucionar este problema y crear la mejor lavadora posible. Se ha conseguido gracias a las denominadas lavadoras con dosificación automática, que en función de la marca elegida se llamarán de una manera o de otra. Siemens o Bosch, por ejemplo, la llaman i-Dos. El caso es que, se llamen como se llamen, el sistema que dosifica milimétricamente estos dos productos es muy sencillo: hay dos depósitos rellenables, cargas el detergente y dejas que la lavadora se ocupe de todo lo demás. El acierto está asegurado porque, tal y como dice Bosch, la lavadora ajusta “la cantidad adecuada de detergente y suavizante para cada lavado en función de la carga”.

“Echamos agua de más al regar las plantas, echamos crema de más a nuestros hijos o echamos más comida al pez, por ejemplo. En el caso de la utilización de la lavadora ocurre de manera similar, solemos echar detergente y suavizante de más por si acaso, para no quedarnos cortos”, contaban -con cierto toque de humor- desde Bosch en una nota de prensa.

Sistema I-Dos

Puede parecer que la cantidad de detergente es un dato menor pero ocurren muchas cosas cuando la cantidad para una colada no es la adecuada. Lo primero de todo: si no hay suficiente puede que la lavadora no tenga recursos para hacer una buena colada. En cristiano: igual las manchas no se van. Lo que puede que nunca te hayan dicho es que las manchas igual no se van…. o se quedan para siempre en la ropa. “Esto podría generar pérdidas de color en las prendas u olores desagradables”, dicen las mismas fuentes.

Las consecuencias del exceso ya te las hemos adelantado: necesitarás más ciclos de lavado, con sus correspondientes “incrementos significativos del consumo de agua y energía”. Este problema no solo afecta al bolsillo, también lo hace notablemente con el medio ambiente. Por no mencionar que el exceso puede ser también perjudicial para la piel y dejar restos de en la ropa, lo que vuelve a implicar más ciclos de lavado.

Las lavadoras i-Dos no son domóticas, pero si que utilizan determinada inteligencia específica para hacer cosas como:

  • Saben la cantidad de carga: los buenos resultados de una colada dependen en gran medida de respetar la carga máxima de cada programa. Los sensores de las lavadoras con dosificación automática miden este volumen dentro del tambor y usan solo el detergente que estiman oportuno.
  • Saben el tipo de ropa que estás metiendo: no es lo mismo lavar una cortina que unos pantalones vaqueros. Eso lo saben los más expertos/as en tareas domésticas. Por eso, las lavadoras i-Dos detectan el tipo de tejido de la ropa y usan solo la cantidad de detergente que asegure que las prendas saldrán siempre en perfecto estado.
  • También acertará con el grado de dureza del agua: la zona en la que vives afecta a cómo se lavan tus prendas. Tener en cuenta la dureza del agua es tan importante para la lavadora como para el lavavajillas. Por eso, esta clase de lavadoras detectan la cantidad de cal y actúan en consecuencia.

Mejor relación calidad – precio

De acuerdo, cuando acudas a un catálogo de electrodomésticos tendrás todo el derecho del mundo a decir que una lavadora i-Dos requiere una inversión importante. No lo negamos. Solo hace falta tener ojos para verlo. La clave del asunto está en la propia palabra: se trata de una inversión. Y hay varios argumentos en este sentido:

  • Son lavadoras, por norma general, A+++, y muchos de los modelos en el mercado gastan hasta un 30% menos que los mínimos exigidos para esta categoría.
  • El ahorro es evidente también en otros aspecto: las lavadoras i-DOS ahorran más de 7.000 litros de agua al año, teniendo en cuenta las necesidades estándar de un hogar.
  • Consigues ahorrar un 30% de detergente. Vale que no compras detergente diariamente, pero al final el ahorro es una suma de todo ello.
  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies