¿Las neveras americanas consumen más?

Comprar una nevera nueva nunca es tarea fácil. Son tantas las cosas que se han de tener en cuenta para dar con la perfecta para nuestro hogar. El hueco que tienes en casa para ponerla, el tamaño y la capacidad del modelo que elijas y claro está, el consumo. Y es que reducir nuestro consumo energético se ha convertido en una de las grandes preocupaciones de nuestra vida diaria.

¿Son mejores las neveras americanas?

A la hora de elegir una nueva nevera debes tener muy en cuenta tus necesidades. Podríamos decir que no existe una nevera perfecta a nivel general, sino la nevera perfecta para cada caso y necesidades concretas.

Una nevera americana puede ser perfecta para ti si en tu cocina tienes bastante espacio para colocarla. No solo nos referimos a su anchura, sino también a que para tener un buen rendimiento debería estar lejos de fuentes de calor y tener espacio para tener una buena ventilación.

Pero además una nevera americana puede ser tu mejor aliada si sueles congelar buena cantidad de alimentos. ¿Por qué? Porque sus dimensiones grandes y el manejo de las temperaturas de forma independiente que tienen las americanas se adapta mucho mejor.

¿Y qué pasa con el consumo?

No, no nos habíamos olvidado de ello. Como ya habíamos dicho en la actualidad cada vez nos preocupa más la reducción del consumo de nuestros electrodomésticos. No solo afecta a nuestra economía sino también a nuestro entorno, por lo que seguro que querrás tenerlo en cuenta si lo que quieres es comprarte una nevera americana.

Debido al gran tamaño de las neveras americanas a podemos decir que son uno de los modelos que más consume. Su gran tamaño ofrece una mayor cantidad de espacio de almacenamiento, pero también hace que la velocidad de enfriamiento de la nevera sea más lenta y necesite consumir más energía para lograr la temperatura óptima de conservación.

Pero a pesar de ser a priori una elección que implica un alto consumo energético hay algunas cosas que puedes hacer para que no sea desorbitado. No tienes porqué renunciar a esa nevera americana que te ha encantado. Si procuras mantener la temperatura de cada termostato regulada de forma adecuada podrás conseguir un consumo aceptable. Lo mismo ocurre si mantienes el interior y la parte trasera del frigorífico limpios. Hacer un uso responsable de tu nueva nevera y aplicar algunos trucos para reducir el consumo puede ser de gran ayuda.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies