Lavadoras con alta eficiencia energética

Ahorrar en el importe de las facturas de la luz o del agua es un caramelo muy apetitoso actualmente. Y para el medio ambiente también es bastante relevante que nos conciencemos de todo lo que podemos hacer reduciendo nuestros consumo. 

Durante mucho tiempo, la lavadora era una fuente de consumo casi inagotable de agua y electricidad. Hace una decena de años (no hace tanto) no existía la eficiencia energética y nos daba relativamente igual la cantidad de agua que tenía que pasar por la manguera para lavar tu ropa. Pero eso termino cuando las marcas se pusieron las pilas y dijeron “hasta aquí”. Empezaron a crear lavadoras eficientes en términos de consumo. Y se puso el foco en uno de los principales problemas: el detergente. Nadie se había dado cuenta pero dosificar incorrectamente este producto solo trae problemas. Y lo sucionaron tal y como seguimos contando a partir del próximo párrafo.

Las lavadoras con dosificación automática del detergente y del suavizante, que es así como están bautizadas las protagonistas del post, están a la orden del día. Cada marca las llama de una manera, pero la esencia de esta función es la misma:

  • Cuenta con tres depósitos: detergente y suavizante y uno para detergente de dosificación manual, ya que no es obligatorio tener activada siemre la automática.
  • Se rellena con los productos habituales. No hace falta recurrir a nada específico.
  • En función del tipo de coladas que pones, puedes olvidarte de cargar detergente y suavizante hasta por 20 lavados.

i-Dos en Siemens o Bosch o dosificación automática “a secas” en Balay, lo importante es que este tipo de lavadoras tienen una magnífica calificación energética (A+++) y suponen un ahorro de detergente y de agua más que importante.

¿Cómo consiguen este ahorro de recursos?

Las lavadoras i-Dos se programan por sí solas, y ajustan los parámetros de cada lavado a las necesidades de la colada en cuestión: saben qué tipo de ropa se ha insertado y el grado de suciedad presente en los tejidos. De esta forma, tienen muy claro antes de empezar a lavar la cantidad de agua que van a necesitar y la cantidad de detergente exacta que extraerán de los depósitos.

Modelos i-Dos

Esto se consigue gracias a la presencia de varios sensores que hacen de las lavadoras unos electrodomésticos bastante más inteligentes de lo que venían siendo:

  1. Sensores de nivel y de caudal: que miden milimétricamente el agua que hay dentro del tambor y lo adaptan continuamente a las necesidades exactas del lavado que tienes entre manos. Generalmente, esta función sabe cómo de sucia está la ropa porque miden la turbiedad del agua.
  2. Sensores de temperatura: sucede lo mismo que con el agua. La tecnología de este tipo de lavadoras miden constantemente los grados del agua que hay en el tambor, y la adaptan hacia arriba o hacia abajo en función de las necesidades de limpieza.
  3. Sensores del detergente: evidentemente, la lavadora es la responsable de decirte cuándo es el momento de rellenar los depósitos. Lo hace gracias a la medición del detergente que ha utilizado en cada lavado.

Ahorra en cada lavado

Aunque lo hagan de forma automática, es posible determinar manualmente el detergente que quieres utilizar. Esto es importante sobre todo para las coladas con ropa muy delicada o incluso de colores especiales, que necesitan un mimo especial. Las lavadoras de la Serie 6 de Bosch, por ejemplo, permiten al usuario elegir la cantidad de detergente o suavizante que quieres usar, o directamente anular la dosificación automática.

Esta función no es baladí. La sobreutilización de detergente en las coladas es un problema para la ropa y para el medio ambiente. Usando más del necesario, se corre el peligro de que la lavadora no lo procese bien y la ropa salga con restos. ¿Resultado? Tendrás que volver a poner la misma lavadora con menos detergente, y ya estás gastando más agua y energía por la dosificación incorrecta.

Gracias a las lavadoras con dosificación automática del detergente y del suavizante se evita el consumo indiscriminado de unos 7.000 litros de agua al año, que sin esta prestación se usaría en aclarados extra no necesarios. Además, tu bolsillo también notará la diferencia porque conseguirás ahorrar un 30% del detergente que usas habitualmente.

Y, por supuesto, no lo olvides: las lavadoras i-Dos son lavadoras con la máxima calificación energética, por lo que también te puedes beneficiar de todas las ventajas de las lavadoras A+++

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies