Lo barato puede salir caro a la larga

Cuando vamos a comprar una lavadora debemos tener en cuenta varios aspectos. No es complicado encontrar en el mercado lavadoras económicas, pero ojo, no busques comprar barato a cualquier precio.

En primer lugar, busca siempre electrodomésticos cuya calidad precio guarde una proporción. Es evidente que no encontrarás el último modelo de lavadora con las prestaciones más punteras a un precio irrisorio. Y si lo encuentras, sospecha. Tampoco pagues más de lo necesario por una lavadora muy básica que apenas tenga prestaciones. El acierto está en el equilibrio.

En primer lugar, debes tener muy claro qué prestaciones necesitas que tenga tu nueva lavadora, en función de tus necesidades del día a día. Por ejemplo, si en casa lavas continuamente ropa de trabajo con niveles de suciedad importantes, o si por el contrario lavas muchas prendas delicadas porque tienes un bebé, necesitas programas de lavado diferentes.

Hoy en día casi todas las lavadoras incluso las lavadoras más económicas, cuentan con distintos tipos de programa en función del tipo de prenda o el nivel de suciedad, pero nunca está de más asegurarse.

Consumo de lavadoras según su eficiencia energéticaUna vez que tengas claro lo que realmente necesitas de tu lavadora en cuanto a funcionalidades, el siguiente paso es fijarte en su etiqueta energética. Afortunadamente cada vez estamos más concienciados en esto, lo cual es un paso importante, no sólo porque haciéndolo cuidamos el medio ambiente, sino que también cuidamos nuestro bolsillo, puesto que nos permite ahorrar en nuestra factura.

Diferencia de consumos

La etiqueta energética es algo que todos los electrodomésticos deben incorporar por ley, y en ella deben mostrar los datos más representativos de su consumo y también deben indicar su calidad energética.
La lectura de esta etiqueta no es complicada, pero si necesitas información más detallada sobre cómo interpretar los datos, puedes leerla aquí

Podríamos decir, que el dato más destacable, o quizá en el que más debemos fijarnos, es en la clase de eficiencia energética. Este dato viene representado por una letra y un color siendo el mayor nivel, es decir, la más eficiente la de clase A+++ y la menos eficiente, la clase D.

Cuando se trata de comprar una lavadora, aun con las mismas funciones, encontraremos precios mucho más bajos cuanto más baja sea su etiqueta energética.
Esto es lo que muchas veces puede hacernos caer en el error de elegir un modelo de estas características. Lo primero que pensamos es que, siendo dos modelos muy similares, podemos ahorrarnos unos euros comprando la lavadora con etiqueta energética D, en lugar de otro con mejor eficiencia. Os aseguro que esto es un error. Quizá estamos pagando menos dinero por el electrodoméstico. Cierto. Pero a la larga, vamos a pagar mucho más en nuestra factura.

La diferencia entre una eficiencia energética A+++ y una D en una lavadora puede suponer un ahorro energético de hasta el 50%

Gastando en cada lavado

Es cierto que el ahorro en nuestra factura va a ser a largo plazo, es decir, lo que no va a pasar es que por comprar una lavadora con eficiencia energética A+++ nuestra próxima factura mensual va a disminuir de forma considerable.
Sin embargo, este ahorro se va produciendo en cada lavado. Cada vez que ponemos nuestra lavadora, se producen unos consumos de agua y electricidad. Si nuestra lavadora tiene una etiqueta energética D, este consumo de agua y electricidad es mucho mayor.

Por ponerte un ejemplo con datos te diré, que una lavadora de clase A+++ consume un 32% menos que una de clase A, mientras que una lavadora de clase A++ necesita un 24% menos de energía y una de clase A+ gastaría un 13% menos que la de clase A.

En resumen. Cuanto más baja sea la etiqueta energética, más consumimos en cada lavado, y por lo tanto, más incrementamos nuestra factura. ¿Sigues pensando que merece la pena comprar una lavadora más barata sin tener en cuenta su etiqueta energética?

Ahora que creo que ya tienes claro la importancia de elegir una lavadora con una buena eficiencia energética, y que no importa gastar un poco más en la compra del electrodoméstico, puesto que vamos a amortizarlo después en nuestra factura, te daré también un par de consejos para reducir en lo posible su consumo:

  • Utiliza ciclos cortos y agua fría: Casi todo el consumo eléctrico de la lavadora se utiliza en la energía que gasta para calentar el agua, por lo que, si no es necesario, no utilices programas de lavado a altas temperaturas.
  • Utiliza detergente líquido. Los detergentes líquidos hacen “trabajar” menos a tu lavadora al no tener que diluirlos.

 

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies