Lavar los platos sin dañar el medio ambiente

Es hora de desterrar el mito: para ser más ecológico hay que dejar de lavar los platos a mano. Por muchos que nos digan lo contrario, el lavavajillas es lo más óptimo.

Utilizar el lavavajillas ya es el primer paso para ser más ecológico lavando los platos. Está más que demostrado con datos que utilizar este electrodoméstico sirve para ahorrar agua y energía, lo que repercute directamente en el medio ambiente. Cada modelo de lavavajillas tiene sus propias virtudes, pero se calcula que –en términos generales- ahorra cerca de un 60% de agua. Además, debido a las exigencias del propio sector, ya hay modelos que consumen muchos menos litros.

“¿Sabéis cuál es la marca que dice tener el lavavajillas que menos agua consume del mundo?”

Realmente, lo que ahorremos y lo respetuosos con el medio ambiente que seamos depende de nuestras actitudes y de cómo manejemos el propio lavavajillas. Por ejemplo, ¿conocemos la diferencia entre programa automático y programa ECO? Es una de las cuestiones que más quebraderos de cabeza generan a los usuarios. Las diferencias son, fundamentalmente, dos:

  • El programa ECO del lavavajillas genera más ahorro, básicamente porque trabaja con agua a mucha menos temperatura.
  • Es importante resaltar que el programa ECO tarda más tiempo en lavar los platos, pero genera un ahorro cercano a los 10 euros anuales.
  • El programa automático basa su funcionamiento en la detección de la suciedad de los platos, de manera que puede elegir para cada lavado cómo lo va hacer.

Mira la etiqueta energética

Cuando hablamos del lavavajillas, hablar de programas largos no quiere decir gastar más dinero. Conocer los programas de los electrodomésticos es clave para utilizarlos correctamente. Cuando hablamos de los programas de los lavavajillas, hablamos de la adaptación que hacen los mismos a las necesidades de cada lavado. Es decir, en pocas palabras, los programas automáticos detectan la suciedad de los platos y actúan en consecuencia.

Dish Washing Machine Detergent Tablets and Dish Washing SpongesTal y como explica Balay, el programa ‘normal-automático’ suele lavar a una temperatura que oscila entre los 45-65º. “Este es el programa de lavado que más vas a utilizar si pones el lavavajillas todos los días”, aseguran desde la marca de BSH. Se trata, por tanto, del programa más recomendado para el uso diario.

Evidentemente, no solo nos debería preocupar la factura de la luz, también el medio ambiente. Para saber cuánto lo estamos respetando lo primero que debemos hacer –incluso antes de conocer a fondo sus programas- es comprobar la etiqueta energética de nuestro lavavajillas. Ahí se indica el consumo de agua y energía que genera. Gracias a la reducción de estos consumos, reducimos además la huella de carbono que generamos. ¿Recodamos lo que es la huella de carbono?

Ahorra agua y electricidad

Además de aprovechar las funciones del lavavajillas, también hay que adaptarse a una serie de rutinas. La más importante, sin duda, es lavar a plena carga. Y sino podemos lavar a plena carga hay que usar el programa ECO o los que reducen el tiempo de lavado, que también existen. No obstante, si hay ocasiones en las que no conseguimos llenar a tope el lavavajillas, el problema puede venir de origen: lo más seguro es que no acertáramos a la hora de escogerlo y la capacidad del mismo no se adapte a nuestras necesidades. Siempre hay un electrodoméstico perfecto para cada necesidad. No todos valen para todo.

Los momentos previos al lavado y lo que hagamos después también tiene influencia directa. Además de lavar los platos a plena carga, ¿qué otras acciones debemos tener en cuenta para ser ecológicos usando este electrodoméstico?

  • Colocar bien la vajilla y ahorrar espacio. Por ejemplo, hay que tener cuidado de que ningún elemento toque la salida de agua o colocar vasos /sartenes boca arriba. Si hacemos esto, se llenarán de agua y ese lavado (con su consumo correspondiente) no servirá para absolutamente nada.
  • No hay que aclarar los platos antes de meterlos al lavavajillas. Es uno de los consejos más extendidos pero a la vez menos aceptados. Si hacemos un prelavado, estamos gastando agua de forma innecesaria. Ojo, no hacer un prelavado no significa que no podamos cepillarlos antes para eliminar cualquier resto de comida sólida.
  • ¿Tu lavavajillas está en buen estado de salud? No debemos caer en la tentación de alargar inútilmente la vida de un electrodoméstico que, coloquialmente hablando, no da para más. Un electrodoméstico en perfecto estado de revista es un electrodoméstico que no genera más gastos de los necesarios.
  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies