¿Qué es lo que más gasta en casa?

¿Quieres descubrir un poco más sobre el consumo de tus electrodomésticos en casa?

Te adelantamos una cosa que seguro que ya te la sabías, pero así nadie nos llevamos a engaño: todos los aparatos que tienes en casa gastan electricidad. Parece de Perogrullo pero, al final, la gente se vuelve loca poniendo en Google “electrodomésticos que más gastan”, y no se percatan de que, realmente, el truco no está en saber cuáles son los más consumidores, sino en cambiar nuestra perspectiva del asunto.

Nos explicamos: hay que partir de la base de que todos consumen luz. Es obvio: todos están enchufados a la corriente. Pero al final no se trata de saber cuál consume más, sino de adoptar una posición eficiente desde el principio, siendo conscientes de que se puede ahorrar con todos los electrodomésticos si los usamos de manera correcta.

Intentando ahorrar en el hogar

Sí, te vamos a decir cuáles son los electrodomésticos que más luz consumen en tu casa, pero permítenos primero que aclaremos algunos tips eficientes:

  • Elegir electrodomésticos poco eficientes sale caro. A tus factura de la luz y al planeta. Y si no nos crees a nosotros, puedes creer a WWF que pide a los consumidores seleccionar “aparatos de alta eficiencia energética que mejor cubran las necesidades de los consumidores, para que estas rebajas no les salgan caras a ellos y al planeta”.
  • Siguiendo los consejos de esta organización, conviene recordar que solo deberías comprar los aparatos que de verdad necesitas, y después elegir los que cubren tus necesidades. “Los equipos más grandes (electrodomésticos, televisiones, etc.) no son los más adecuados para todos los hogares”, matizan.
  • Incorporar los criterios de eficiencia energética a tus compras es, realmente, lo que ayuda al planeta. La categoría más eficiente es -para casi todos los electrodomésticos- la A+++. “Los consumidores tienen a su disposición las herramientas Eurotopten.es, MarketWatch y ecoGator” para poder hacer una buena elección.

WWF recuerda que, por ejemplo, “sustituir un frigorífico de categoría A por otro A+++ representa un ahorro de energía del 60 por ciento”.

Evita poner estos aparatos en marcha

Si ya has elegido los aparatos más eficientes del mercado, habría que recordar que solo por ellos mismos la cosa no funciona. Como usuario debes saber cómo utilizarlos con responsabilidad. Hace pocas líneas hemos nombrado el frigorífico, que a día de hoy sigue siendo el mayor consumidor de electricidad en casa. Renunciar a su uso es impensable, pero solo evitando abrir las puertas cada vez que quieres pensar en el infinito o seleccionando la temperatura ideal para refrigerador y congelador estarás contribuyendo a un uso más responsable del mismo.

Te contamos otro dato que no te esperas: uno de los mayores vampiros en tu casa no es un aparato. Es el denominado consumo fantasma (la mítica luz roja de standby), ese que no se ve pero que solo evitándolo podrías recortar hasta un 12% lo que pagas en la factura de la luz. Piensa todos los aparatos que dejas en standby durante el día y saca tus propias conclusiones.

Lavadora, secadora…

Pasando por encima de la televisión, que para dolor de muchos se lleva la medalla de plata, la lavadora gana -según el IDAE- el bronce del consumo. 11,8% del total, aunque todo dependen del uso que le des. Si todo lo lavas con temperaturas altas, nunca te acuerdas de que tienes la función ECO y pones una colada con solo ‘cuatro’ prendas, lo más probable es que tu factura se dispare mucho más. Evita todo lo que te acabamos de decir, y si tienes la oportunidad adquiere un modelo con dosificación automática del detergente o función pausa+carga, que evitan consumos excesivos gracias a sus funcionalidades.

Amiga íntima de la lavadora es la secadora, aunque lo cierto es que su penetración en España todavía es limitada. ‘Solo’ se lleva un 3,3% de la factura de la luz, aunque lo recomendable es usarla solo en casos de necesidad, ya que necesita alcanzar temperaturas altas para funcionar. Si vives en una zona con muchas horas de sol, es posible que ni la necesites. Si haces uso de ella, llénala al máximo y usa la opción de autosecado en caso de contar con ella.

¿Qué te decimos del horno?

Muy sencillo: que el toque que le da a muchas recetas es insuperable. Pero que el microondas puede hacer misiones parecidas y consume bastante menos energía. Los datos del IDAE apuntan a que gasta un 8,3% del gasto total de tu casa, aunque con el horno puedes hacer muchas cosas para reducir su consumo:

  • Los hornos compactos con microondas son capaces de preparar tu plato favorito en solo cinco minutos. Y si no te lo crees le puedes preguntar a Balay.
  • Precalienta el horno solo cuando la receta lo exija. En España somos mucho de precalentar el horno, cuando en un elevado porcentaje de las veces es prescindible.
  • Planifica tus comidas que requieren horno con tiempo. Así solo lo enciendes una vez y te puedes quitar de en medio varios platos. Igualmente, los modelos actuales están preparados para tener dos platos dentro y que no haya transferencia de olores o sabores. ¡Compruébalo!
  • Usa el calor residual para, por ejemplo, calentar pan o hacer una verduritas de condimentos. Cuando apagas la ruleta, todavía queda mucho calor dentro del horno que se puede aprovechar.

Hasta ahora, ¿cuál pensabas que era el electrodomésticos que más gastaba en tu casa?

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies