Los electrodomésticos A+++

Con el tema del consumo energético hay muchas posiciones en esta vida: los que saben que consumen mucho, pero viven con ello; los que saben que consumen mucho y luchan cada día por reducirlo o sencillamente te da exactamente igual porque crees que contra el sistema no vale la pena luchar. ¿En qué bando te posicionas tú? ¿Alguna vez te has preguntado cómo saber cuánto consume un electrodomésticos? Existen multitud de tablas en la red que te informan del consumo aproximado de los principales electrodomésticos, pero es imposible tener un dato absoluto.

¿Por qué no es posible?

Fundamentalmente porque todo depende del uso más o menos intensivo que le des a casa electrodoméstico. No es lo mismo alguien que usa mucho el horno y tiene una vieja vitrocerámica, que alguien con un frigorífico bastante nuevo y que cocina con una placa de inducción. Y son solo dos combinaciones que se me han ocurrido.

También depende, por supuesto, de la eficiencia energética de los electrodomésticos que tienes en casa. No es lo mismo tener una lavadora de clase C (que por cierto, ya no deberían fabricarse) que tener este modelo de Balay, por ejemplo. Y eso lo podemos extrapolar a cualquier electrodoméstico que tengas en casa. Las campanas extractoras, por ejemplo, ahora son mucho más silenciosas y eficientes que cualquier modelos de hace 15 años que puedas echarte a la cara. Un ejemplo perfecto de campana moderna y mucho más eficiente podría ser esta.

¿Cómo saber los consumos?

Lo puedes conocer de varias maneras, una más aproximada y otra un poco más exacta. La forma más aproximada es fijarse en su etiqueta energética cuando lo compras, o si ya lo tienes en casa buscar esta cifra en los manuales técnicos, que suelen venir en el propio manual de instrucciones. Esta información, la del consumo de agua o luz, siempre ha sido un poco complicada de obtener para el usuario, y por eso nació la etiqueta energética.

La próxima vez que vayas a comprar un gran electrodoméstico te puedes (y debes) fijar en ella. Los electrodomésticos A+++ son los más eficientes sobre cualquier otro de su categoría. Y desde la A van bajando las cifras, siendo cada categoría menos eficiente que la anterior. Dependiendo del modelo, puedes encontrar incluso electrodomésticos G, de los que deberías huir despavorido si no quieres disparar tu consumo eléctrico. No solo verás la letra A, también otros datos de interés, entre ellos el consumo anual estimado en kWh, el consumo de agua o, en el caso de los aspiradores, la eficiencia de succión. Es decir, ahora siempre comprarás con conciencia de lo que te estás llevando a casa.

Los medidores de consumo

Son la alternativa más exacta. Se trata de unos pequeños dispositivos que monitorizan o bien un aparato o el conjunto de lo que tienes en tu casa. Para tener cifras reales e individualizadas, deberías recurrir a los modelos de medición individual, que a su vez se dividen en dos subtipos:

  • Los que únicamente miden en tiempo real. Que evidentemente son los más económicos en precio.
  • Los que guardan los datos y así puedes tener una comparativa en el tiempo. Incluso algunos incoporán la función de poder programar el encendido y apagado de los aparatos. Y, claro, esas innovaciones se pagan más caras.

¿Gastan menos?

Si te has preguntado alguna vez cómo saber cuánto consume un electrodoméstico, eso es porque ya tienes la certeza o la sospecha de que los electrodomésticos A+++ son más eficientes durante toda su vida útil, aunque al principio supone hacer una inversión algo más fuerte de dinero. Lo cierto es que sí, que los electrodomésticos de clase A o superior gasta menos luz y menos agua, consiguiendo a la vez una cosa muy importante: que obtengas los mismos o mejores resultados.

Si prefieres que intente convencerte con cifras contrastadas, aquí voy con una concreta: debes saber que una lavadora de clase A consume 259 kilowatios al año (unos 52€ anuales) y una de clase A+++ consumen solo 174 kWh y unos 35 euros al año. En este sentido, por añadir otro ejemplo un frigorífico de clase A+++ consume un 60% menos que uno de clase A y, a su vez, uno A++ consume un 40%.

“Un frigorifico de clase A consume en 10 años unos 750€ contantes y sonantes; mientras tanto, un hogar con un frigorifico A+++ solo tiene que pagar en esos 10 años 300€ por la energía que consume”

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies