Los hornos más eficientes

Créeme: todos los electrodomésticos principales que tienes en la cocina pueden ser de bajo consumo. Todos. Y si no lo son todavía, tranquilo que cuando llegue el momento de cambiarlos te inclinarás por uno de ellos.

A pesar de que tenemos que vigilar a todos de cerca, los electrodomésticos que funcionan con altas temperaturas hay que prestarles un poco de atención especial. El horno, por ejemplo, vive una segunda juventud ahora mismo. Y por ello es importante incidir cuantas veces sea necesario en el mejor camino para usarlo.

Como digo, el horno eléctrico ha reverdecido laureles en los últimos años. El microondas le ha eclipsado un poco durante algunos años, aunque las nuevas gamas de hornos, mucho más fáciles y manejables de usar y limpiar están comiendole terreno.

El bajo consumo influye en el asado

Pero no solo debo convencerte de que te compres un horno A+++, también debo orientarte hacia el mejor camino de uso. Sobre todo, sentido común a la hora de elegir: el tamaño del horno tiene que ser acorde al número de personas que vive en una casa. Aquí cunde el ejemplo de siempre: si eres una persona soltera que solo cocinas para ti, acude al pasillo de hornos compactos y descubre sus posibilidades. Si te compras un horno de tamaño familiar estarás desaprovechando mucho calor (y energía) cada vez que te hagas un asado.

De todo el elenco de hornos eléctricos modernos hay algunos que merece la pena destacar por sus innovadoras y eficientes prestaciones:

  • Algunos te permitirán cocinar varios platos a la vez. Esto es muy importante en términos de ahorro de luz. Y tranquilo, los que tienen esta prestación están preparados para cocer simultáneamente en varias bandejas sin que los olores se mezclen entre sí.
  • ¿Has probado a tener un horno que combina funciones? Son un mundo nuevo. Tanto los que combinan vapor + horno como los que incorporan función microondas son una buena herramienta para ahorrar tiempo y dinero. Con el vapor se pueden gestionar menús en los que se conserva todo el sabor de la comida, mientras que los hornos con función microondas permiten tener toda la potencia del ‘grill de verdad’ con la rapidez de su hermano pequeño.

Sea el modelo que sea, es altamente recomendable que entre sus funciones esté algo parecido al modo ECO. El nombre cambia entre marcas, pero todas las funciones tienen la misma intención: generar calor dentro del horno de una forma más eficiente, repartiéndolo de manera uniforme para “optimizar al máximo el uso de la energía, evitando consumos innecesarios y consiguiendo un importante ahorro”, corroboran desde la fábrica de Balay.

Los mejores trucos para usar el horno

Con todos los electrodomésticos que tienen funciones diferentes pasan algunas cosas parecidas. Una de ellas es que ignoramos, por lo general, la utilidad de cada función. Para ahorrar con un horno se deben respetar las temperaturas que exige cada receta, precalentar solo si es necesario y no abrir la puerta cada vez que queremos comprobar el estado del pollo asado. Si no puedes aguantar y necesitas pasar revista utiliza la luz que viene de serie, que para algo se preocupan los fabricantes de ponerla ahí.

¿Te han hablado alguna vez del calor residual? Yo sí, seguro. Cuando pones las ruletas del horno a 0 no se enfría automáticamente. Durante un largo rato el interior se mantiene caliente. Un calor que se puede aprovechar para infinidad de cosas: calentar pan, mantener un plato caliente hasta el momento de servirlo, hervir unas verduritas para la guarnición… Solo es necesario saber cómo gestionar ese calor residual.

Y qué decir de la limpieza, casi tan importante en la eficiencia de un horno como el modo en que lo utilizamos. En las nuevas generaciones de horno se utilizan esmaltes especiales que evitan que la suciedad se quede pegada. Pero eso es solo una ayuda, porque tienes que seguir limpiando tu horno. Pero la cosa se pone más sencilla si cuentas con un horno pirolítico, que se limpia solo a 500º, una temperatura que convierte en ceniza cualquier resto de suciedad. Cuando la pirolisis termina, solo hay que retirar los restos con un paño húmedo.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies