¿Microondas u hornos microondas?

Hay que evolucionar: las opciones para cocinar con nuestro microondas crecen cada día. Hay innumerables que se pueden hacer con este electrodoméstico y disfrutar de un considerable ahorro de tiempo y de dinero.

Lo denominan el patito feo de la cocina, sin saber que está ahí presente para ofrecernos mucho más que el tiempo suficiente para calentar un vaso de leche, o las sobras de la noche anterior. El microondas parece que existe únicamente para calentar este tipo de cosas rápidas, pero utilizarlo como método de cocina es una opción real, y que nos ofrece innumerables ventajas. La principal, sobre todo con respecto al horno tradicional, es que el microondas permite acortar los tiempos en la cocina, lo que nos permite a nosotros ahorrar tiempo, energía y dinero en la factura de la luz.

No solo nos permite ahorrar. Cocinar con microondas también es sinónimo de seguridad, puesto que no corremos el riesgo de dejar fuegos o placas encendidas, con sartenes dejadas a su suerte. No obstante, sí que es cierto que hay algunos alimentos que debemos evitar cocinar en microondas, no porque sea perjudicial para nuestra salud, sino porque pierden de manera sustancial sus nutrientes. Pongamos el ejemplo de la carne: se seca demasiado si los recalentamos perdiendo aporte de proteínas.

TV Dinner Cooking Inside Microwave OvenYa nos ha pasado con la lavadora, con el frigorífico e incluso con la campana extractora: hay tantos electrodomésticos para elegir hoy en día que cualquier decisión parece complicada. Para la elección correcta de un microondas también hay que darle alguna vuelta a la cabeza, aunque eso luego nos repercutirá positivamente, puesto que tendremos en nuestra casa un electrodoméstico que se ajusta verdaderamente a nuestras necesidades. “Antes de decantarte por un modelo concreto, estudia qué funciones son las que necesitas con mayor frecuencia, y cuáles son totalmente prescindibles para ti y tu familia”, nos recomiendan desde Ikea.

Ahora mismo ya no existen únicamente los hornos microondas independientes del horno de toda la vida. También tenemos en el mercado una opción altamente interesante: hornos de esos de ‘toda la vida’ con aportes de vapor y con funciones de microondas. Estos electrodomésticos son una alternativa perfecta para las cocinas pequeñas, puesto que permiten ahorrar espacio, y para los amantes de la buena cocina, ya que han evolucionado de tal forma que generan platos de comida con auténticos toques profesionales.

Por lo general, los hornos con funciones combinadas cocinan igual de rápido que los microondas, con la ventaja añadida de tener presentes las funciones de los hornos tradicionales. Este tipo de hornos microondas, que existen en tamaños verdaderamente pequeños, garantizan una cocina “en la mitad de tiempo y con un consumo eléctrico mucho menor”, confirman desde Balay.

Ahorro al cocinar

El ahorro energético de cocinar con microondas en vez de con el horno tradicional está cuantificado: se consume hasta un 70% menos de energía, siempre que la receta que tengamos en la cabeza nos permita usar esta opción. Pero, igual que sucede con todos los electrodomésticos que tenemos en casa, para disfrutar de todas las ventajas del micro tenemos que seguir pautas: debe estar alejado de fuentes de calor y limpiarlo rápidamente si se ensucia. A la hora de acortar los tiempos de cocción también es relevante el material que utilizamos: los recipientes que contienen metal hay que dejarlos lejos. Solo podemos optar por aquellos adaptados, como los de silicona, que sirven para cocer pasta o arroz, de igual forma que lo hacen los recipientes de vidrio, que nos servirán para almacenar sobras de comida, volver a calentar y, por supuesto elaborar recetas.

Ojo a la hora de descongelar alimentos: es un proceso que debe hacerse en dos tiempos. En nuestro afán por ahorrar tiempo, muchas veces cometemos el error de meter los alimentos congelados y poner al microondas a trabajar a la máxima potencia para que el plato llegue cuanto antes a la mesa. Es un error imperdonable si queremos ahorrar dinero en nuestra factura de la luz. “Primero usamos el microondas a baja potencia para descongelar los alimentos, -dándoles la vuelta a mitad del proceso-, y después usaremos el microondas para cocinar el producto”, recomiendan desde Directo al paladar.

“Se pueden cocinar varios a la vez en el microondas, aunque controlando que no haya problemas de espacio u olores”

Recetas sin gastar mucho dinero

Los expertos en hornos microondas –es decir, los fabricantes- son los que mejor nos pueden aconsejar a la hora de sacar el máximo partido a nuestro electrodoméstico:

  • No perdamos de vista el grill. Es la mejor alternativa a la fritura de alimentos. Cocina los alimentos por dentro y los deja crujientes por fuera. El truco pasa por controlar muy bien los tiempos de uso de cada microondas.
  • Cocina al vapor: si tenemos un horno microondas con aporte de vapor, esta opción es espectacular. Nos garantiza una cocina sana, puesto que mantiene todos los nutrientes de los alimentos. Verduras, pescados y patatas quedan de lujo si las hacemos al vapor, poniendo papel film en el recipiente que usemos para cocinar
  • Papillote: es una de las mejores formas de cocinar en hornos u hornos microondas. Requiere pocos materiales (los alimentos en cuestión y papel para hornear) y poco tiempo, unos 5-10 minutos dependiendo del grosor de los alimentos. Tanto en un aparato como en otro nos garantiza bocados sabrosos, en poco tiempo y consumiendo solo necesario.
    1. sergio 01/08/2017

    Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies