Nuevo etiquetado de eficiencia energética

Como ya sabéis, y si todavía no os habéis enterado os lo cuento, en el año 2021 entra en vigor el nuevo etiquetado de eficiencia energética.

Llevamos muchos años viendo esta etiqueta cada vez que compramos un nuevo electrodoméstico, y cada vez son más las personas que, además de tenerla muy en cuenta, también saben hacer una correcta interpretación de ella.

Sin embargo, este nuevo etiquetado pretende hacer mucho más sencilla su lectura y de esta manera se modifican tanto el formato final como la identidad visual.

Con la nueva normativa se van a eliminar las etiquetas de clases superiores, es decir A+++, A++ y A+, ya que al parecer éstas dificultaban al cliente la identificación y hacían más complicado la comparación entre varios productos eficientes.

Las nuevas etiquetas retomarán la ya conocida escala “de la A a la G”, siendo de esta manera los electrodomésticos con mayor eficiencia los de clase A y los de menor los de clase G.

Novedades que incorpora la etiqueta

Pero no es esta la única novedad que nos ofrecerá el nuevo etiquetado. También van a incorporar un código QR para que los consumidores que así lo deseen, puedan obtener más información sobre el electrodoméstico en cuestión en su propio móvil.

Las nuevas etiquetas informarán también, además del consumo de electricidad, de otros datos energéticos y no energéticos. Incluirán pictogramas intuitivos para que el consumidor pueda comparar fácilmente productos según el ruido emitido, la capacidad de almacenamiento, etc.

Estas etiquetas se van a reconfigurar en 5 grupos de productos:

  • Frigoríficos
  • lavavajillas
  • lavadoras y lavadoras-secadoras
  • displays electrónicos incluidos televisores
  • lámparas y pantallas electrónicas

Cuándo se producirá el cambio

El Reglamento Europeo de Etiquetado Energético entrará en vigor el próximo 1 de marzo de 2021, aunque antes, la Unión Europea realizará una campaña informativa.

Las nuevas etiquetas energéticas estarán visibles tanto en las tiendas físicas como en los e-commerce o tiendas online.

Como ya comentaba al inicio de este artículo, la mayoría de los usuarios conocemos la etiqueta energética de los electrodomésticos, y de hecho, le damos mucha importancia antes de realizar una compra. Esto, unido al hecho de que los fabricantes han ido evolucionando de las clases más bajas hasta las más altas, ha llevado a generar cierta confusión con la escala actual.

Actualmente, un producto con una eficiencia energética A+ sería un producto medio y no plenamente eficiente, y para evitar este tipo de confusiones, la Unión Europea ha decidido volver a la antigua escala en la que sólo aparecían las letras, de la A a la G.

¿Y qué implicará esto? Pues deberemos tener en cuenta que un electrodoméstico que ahora tiene una calificación energética A+++, podrá ser calificado con el nuevo etiquetado como B, aunque esto no implicará ningún cambio real en su consumo de energía. Es decir, los consumos seguirán siendo los mismos, solo cambiará la lectura de la etiqueta.
En un primer momento, la clase A no se utilizará a la espera de modelos más eficientes.

Desde enero de 2019 los productores y fabricantes han tenido que ir subiendo información en la EPREL, que es la Base de datos europea de etiquetado energético, antes de sacar los productos al mercado.

Este registro que se ha venido haciendo, será accesible para todos los consumidores en los primeros meses de 2020, aunque como ya he mencionado, la nueva etiqueta no estará en las tiendas hasta el 1 de marzo de 2021.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies