Placas solares para ahorrar luz

A pesar de que supone invertir más dinero que adoptando otras medidas, la utilización de placas fotovoltáicas puede ser una solución definitiva a los altos precios de la energía. El autoconsumo es cada vez una opción más seria.

Defenestrar por completa la utilización de bombillas incandescentes o comprar electrodomésticos de alta eficiencia energética son solo algunas de las medidas que podemos poner en marcha en nuestra casa para reducir nuestro consumo eléctrico. Pero no son las únicas. A pesar de las trabas normativas y de la complejidad de la instalación, optar por el uso de placas solares en casa también entra en el decálogo de los consejos para ahorrar electricidad y hacer de nuestras facturas de la luz algo menos traumático.

Los expertos coinciden a la hora de señalar que en España se puede sacar mucho provecho de las horas solares. Por lo tanto, instalar un sistema de placas fotovoltáicas puede ser una decisión acertada para ahorrar en nuestra factura de la luz. Como es más o menos conocido por todos, optar por la utilización de la energía solar supone aprovechar la energía del sol para convertirla a su vez en la que nosotros vamos a consumir. Aunque diferentes caminos para ello. Hoy es día se puede optar por instalaciones para reducir el consumo proveniente de nuestra empresa eléctrica o bien se pueden tener instalaciones totalmente desconectadas de la red, aunque eso supone más dinero.

Falta la estabilidad en la frecuencia y potencia

La vía del autoconsumo eléctrico está en plena expansión en muchos países, aunque en España se ha visto frenada en los últimos años con la aprobación del Real Decreto que lo regula en nuestro país. Los matices políticos que hablan acerca de este asunto son complejos y pesados, por lo que creo que lo más conveniente es dejarlos a un lado para dar vía libre a los argumentos que sí apoyan una instalación fotovoltaica dentro del hogar.

Pero, ¿qué debemos tener en cuenta si queremos placas solares para ahorrar luz?:

  • Acudir siempre a los especialistas. La instalación de placas solares es un tarea que debe realizarla personal cualificado. Existen multitud de empresas que nos pueden asesorar sobre qué tipo de instalación necesitamos y, sobre todo, proceder a ello.
  • Importante, y relacionado con el punto anterior: hay que tener en cuenta que instalar placas solares no consta únicamente de colocarlas en un tejado, sino que hay que saber cómo y dónde ubicarlas.
  • No hay que engañarse: este tipo de instalaciones suponen una inversión relevante, aunque se calcula que dicho desembolso se amortiza en unos 12 años (entre 7 y 12, concretamente). Respecto a este dato hay diferentes opiniones ya que otras voces aseguran que puede extenderse hasta los 30 años con la actual regulación. En una reciente nota de la OCU se inclinan más por la primera horquilla temporal.
  • ¡Hay que cuidar la instalación!: una vez que nos hemos decidido y hemos hecho la inversión, debemos cuidar nuestras placas solares. Se deben limpiar con asiduidad, comprobar el nivel del líquido y proteger las baterías (donde se carga la electricidad) de las inclemencias del tiempo.
  • Cumplir siempre con la normativa. La legalidad es importante. Si hay que declarar la instalación, se declara.

No conectes tu placa vitrocerámica o de inducción a una placa solar

placas-solares-autoconsumo-electrico-ahorro-eficienciaTal y como aseguran desde SolarTradex, no hay una instalación de placas solares estándar. Cada usuario necesita una instalación diferente. En cuanto al ahorro, la utilización de placas fotovoltaicas permite ahorrar entre 75 y 150 euros al año si usamos la energía solar para calentar agua y usar la calefacción. Según otros informes de la Comisión Europea, a los que accedió el diario El Mundo, una placa de 4,5 kilovatios y una batería en el hogar es igual a un 75% de autoconsumo, lo que se traduce en 875€ euros de ahorro al año en una factura de la luz.

Para la OCU no hay dudas al respecto: “el autoconsumo empieza a ser rentable”, aseguran en un reciente comunicado de prensa. Además, se esfuerzan en transmitir a la población que “no está prohibido”, a pesar de “las diversas trabas administrativas” que efectivamente existen. Para beneficiarse del ahorro que permite las placas solares hay, a grandes rasgos, dos opciones:

  • Optar por instalaciones que cubran todo nuestro consumo energético. Para ello serían necesarios (teniendo en cuenta la media de consumo de una familia en nuestro país) ocho paneles fotovoltaicos, que ocupan unos 13 m2. Según la OCU, el coste de esta instalación ronda los 7.000€, incluido todo el proceso técnico y su legalización administrativa. Evidentemente se amortiza con más tiempo.
  • Inclinarse por los kits de autoconsumo, también muy defendidos por SolarTradex. Estas instalaciones más modestas pueden cubrir un 10% de nuestra factura eléctrica y permiten generar nuestra propia electricidad de un modo rápido y simple, enchufando el kit a cualquier enchufe de casa o a la caja de distribución.

“Los kits de autoconsumo no se enchufan a ningún electrodoméstico”

“Un kit de autoconsumo solar no es nada más que un ‘electrodoméstico’ más en nuestro hogar que tiene el cometido de hacernos ahorrar en la factura de la luz”, asegura esta empresa en su blog. Asimismo, explican que la energía solar tiene lo que se conoce como ‘preferencia de despacho’, lo que implica que las casas con kits de autoconsumo ‘chuparán’ siempre en primer lugar de la energía que producen con el sol y cubrirán el resto de sus necesidades con la energía eléctrica ‘de toda la vida’.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies