Horarios nocturnos

Partiendo de la base de que el precio de la luz está por las nubes, cualquier cosa que nos ayude a reducir el importe de nuestra factura es importante, como por ejemplo, saber cuándo poner la lavadora para ahorrar. Siempre hay que buscar alternativas que nos permitan reducir nuestro consumo y en consecuencia reducir nuestra factura.

De ahí, que muchas personas se decanten por la opción de la discriminación horaria en su factura de la luz. ¿No sabes en qué consiste? Pues es una tarifa que establece diferentes precios en función de la hora en que se consuma la electricidad. De esta manera se establecen dos tipos de horarios: el horario punta o de máximo consumo y el horario económico.

Poner la lavadora por la nocheEl primer periodo es el que abarca las horas de máximo consumo y en el que el precio es más elevado, mientras que el segundo comprende ciertas horas del día, que suelen ser más bien de la noche, en el que el consumo es menor y por tanto el precio es más económico.

Seguramente te estarás preguntando que cuáles son esas franjas horarias llevadas a la realidad, y puedo decirte que aproximadamente o en líneas generales las horas más caras o de mayor consumo son de lunes a viernes desde las 7:00 hasta las 14:00 y entre las 19:00 y las 00:00 horas. Sí, efectivamente, no solo influye la hora del día, sino también el día de la semana. Pero ojo, estas horas son orientativas, así que no las tomes al pie de la letra y si realmente crees que te interesa contratar una tarifa de discriminación horaria, infórmate bien de las franjas horarias que tiene tu compañía eléctrica.

Un ahorro en la factura

Según la Confederación de Usuarios y Consumidores, el ahorro en nuestra factura puede llegar hasta los 180€ al año. Sin embargo, debes saber también, que toda la factura eléctrica no depende de la hora a la que pongas por ejemplo tu lavadora, sino que aproximadamente el 50%, en el caso de los horarios más baratos, depende de precios fijos como los peajes o pagos por términos de potencia. Es un dato que también debes tener en cuenta, y que no todo el mundo conoce.
Evidentemente debes tener en cuenta también otros aspectos si decides contratar este tipo de factura, como que tendrás que modificar tus hábitos de consumo y adaptarlos a la franja horaria económica.

Normalmente todos aprovechamos para realizar las tareas domésticas al volver del trabajo, o por las tardes, al recoger a los niños del cole. De esta forma es bastante habitual poner la lavadora al regresar a casa o al terminar de hacer los deberes con tus hijos, pongamos que sobre las 6 de la tarde, para así tener lista la colada antes de acostarlos.
Con la tarifa de discriminación horaria no deberías hacer esto, puesto que no conseguirías ningún tipo de ahorro, sino que deberías esperar a poner tu lavadora en la hora de menor consumo, y esta hora como ya os he contado antes, suele ser a partir de las once o doce de la noche.

¿vale la pena?

Es el momento de preguntarte si realmente vale la pena. ¿de verdad estás dispuesto a esperar a esa hora para poner tu lavadora? Después de un día agotador, en lugar de poder acostarte a una hora “prudente” porque al día siguiente vas a volver a madrugar, debes esperar a las doce de la noche para poner tu lavadora, y no solo eso, sino que además tendrás que esperar a que termine el ciclo de lavado y poder tenderla, porque como decidas dejarla en marcha y acostarte, al día siguiente encontrarás que tu ropa húmeda huele a rancio, por haber estado tantas horas en la lavadora estando mojada.

Por supuesto, esto no te pasará si tienes una lavadora que disponga de programación en diferido, es decir, que puedas elegir a qué hora comienza el ciclo calculando la hora en la que vas a levantarte para poder tender la colada. Eso sí, aunque tu lavadora disponga de esta opción, debes tener en cuenta que tu hora de levantarte también deberá verse modificada si quieres dejar la colada tendida antes de irte a trabajar.

Y ya por último, tengo que avisarte de que si tu lavadora no es de última generación, o no dispone de un motor silencioso, probablemente a tus vecinos no les haga demasiada gracia tu elección de la tarifa discriminatoria, ya que serán ellos los que tengan que aguantar los ruidos mientras dure el ciclo de lavado. Y te aseguro que, en el silencio de la noche, escuchar una lavadora funcionando y que encima no es tuya, puede ser muy molesto y desagradable.

No obstante, y a pesar de los inconvenientes de tener que usar esos horarios, si quieres saber más sobre el precio por hora de la electricidad puedes consultarlo aquí.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies