¿Puedo ahorrar en la factura de la luz cambiando las bombillas?

En los últimos años nuestra preocupación por el ahorro energético se ha disparado. A los efectos que produce nuestro consumo indiscriminado de energía en la naturaleza se une el aumento progresivo del precio de las tarifas energéticas. De esta manera esta doble preocupación ha comenzado a condicionar nuestro consumo energético. ¿Pero sabías que hay formas sencillas de reducirlo?

La bombilla vuelve a ser la clave

La creación de la primera bombilla supuso toda una revolución para la historia. Los comienzos de la energía eléctrica estuvieron marcados por esa aparición y desde entonces se han convertido en imprescindibles en todos los hogares. Al fin y al cabo la iluminación es una de las cosas más necesarias en cualquier hogar.

Sin embargo al igual que todo lo demás las bombillas también evolucionan. Estamos en una época en la que cada aparato electrónico que surge es más eficiente y consume mucha menos energía que el anterior. Y en el caso de las bombillas sucede lo mismo. La aparición de la iluminación LED ha supuesto una nueva revolución debido a su consumo eléctrico considerablemente inferior al de sus predecesoras.

¿De verdad vale la pena pasarse a las LED?

Digamos que a las bombillas LED al principio les ocurrió lo mismo que a los electrodomésticos eficientes. Al tener un precio algo más elevado que la media cuando aparecieron en el mercado los usuarios no pudieron evitar plantearse dudas. ¿Serán realmente eficientes? ¿Supondrá un ahorro real o solo es una estrategia de márketing más? Y en el fondo es algo comprensible teniendo en cuenta que debía invertirse más dinero del habitual para comprarlos.

Sin embargo el paso del tiempo ha dado su lugar tanto a unos como a otros, sus precios han bajado y su uso se ha extendido cada vez más. Pero si tú aún tienes dudas permítenos disiparlas con algunos datos.

Según los estudios unas 10 de las tradicionales bombillas incandescentes necesitan una potencia de 60 W,  diariamente consumen 4,2 kWh y mensualmente 130,2 kWh. Teniendo en cuenta el precio del KW esto se traduce en unos 14,71€ cada mes única y exclusivamente procedentes del uso de estas 10 bombillas. Sin embargo si se utilizaran bombillas LED estas necesitarían 7 W, consumirían diariamente 0,49 kWh y mensualmente 15,19 kWh, lo que en la factura sería aproximadamente 1,72€.

Y es que teniendo en cuenta el precio de la luz en nuestro país hoy en día cambiar una sola bombilla de nuestra casa de incandescente a led supondría un ahorro de más de 14€ al año en nuestra factura. Y ahora, ¿de verdad vas a seguir pensando que pasarte a las bombillas LED no sirve de nada?

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies