¿Es rentable un frigorifico de clase A+++?

No es complicado tirar de números para saber el consumo de la nevera , te dejo un enlace de la casa NEFF en el que podrás ver consumos de neveras actuales, para que luego compares con el tuyo. Hasta los que odiaban las matemáticas en clase pueden hacerse una idea de lo que pagarán cada año por un electrodoméstico.

Nada nuevo se descubre a través de estas líneas diciendo que el frigorífico, mal utilizado, es uno de los peores enemigos de nuestra factura de la luz. Si nosotros no lo evitamos, permanece enchufado a la corriente eléctrica los 365 días del año. Pensemos cuándo fue la última vez que lo limpiamos y dejamos desenchufado. Según datos de BOSCH el “45% de la electricidad de tu hogar, y de este porcentaje, el 18%” es culpa de este electrodomésticos. No obstante, se debe recordar que el consumo depende en gran medida de cómo utilicemos cada aparato.

¿De qué depende el consumo anual de una nevera?

  • De la eficiencia energética y, obviamente, la antigüedad.
  • Los kilowatios que consume al año
  • Su instalación y mantenimiento. Un ejemplo: podemos tener el frigorífico con la mejor calificación energética, pero si lo instalamos junto a un radiador, ya nos podemos dar por perdidos.

Tras la implantación de la etiqueta energética, no saber cuánto consume nuestra nevera es poco menos que delictivo. La Unión Europea exige a los fabricantes emitir fichas completas de cada producto, y la mayoría se encuentran en las propias webs. Por hablar con cifras, las mismas fuentes aseguran que un frigorífico A+++ consume hasta un 47,6 % menos de energía A+.

Antes de pasar a las cifras puras y duras hay algo que aclarar: si llega el día en el que calculáis al céntimo lo que gasta cada uno de los electrodomésticos, comprobaréis que esas cifras no son las que marca una factura de la luz. Y es que lo pagamos a las eléctricas no depende únicamente de ese consumo probado, sino del consumo real. A ello le tenemos que añadir otro factor: los impuestos y peajes que pagamos entre todos.

¿Cuantos euros al año cuesta tener una nevera enchufada?

Afortunadamente, hilando con el párrafo anterior, el 85% de los consumidores se fijan en el etiquetado energético a la hora de comprar un nuevo electrodoméstico. Esto quiere decir que cada vez hay más personas conscientes de cuánto consume cada aparato, que es una gran parte de lo que se traduce en las facturas de la luz.

Si nos remontamos entre cinco y quince años atrás, estas son las cifras de lo que se puede ahorrar con los frigoríficos actuales:

  • Si cambiamos nuestra vieja nevera de cinco por una triple A, el ahorro puede ser de 68,80€ anuales.
  • Hasta 94,77€ podemos ahorrar cambiando uno de hace 10 años por otro de la misma eficiencia.
  • Y viajando 15 años en el tiempo el ahorro es mucho mayor con el cambio: 114,24 euros.

Evidentemente, cuando hablamos de ahorro y de consumo ninguna fórmula es 100% exacta. Dos personas con el mismo frigorífico pueden tener consumos distintos en función del uso que le den. Actualmente, los ‘combis’ son los frigoríficos más habituales en un hogar. Teniendo en cuenta los datos de los fabricantes que ofrecen cifras concretas, un usuario de un combi A+ consume entre 42,00€ y 53,00€ de luz al año. El gasto se reduce de forma evidente tomando como base uno de categoría A++, que consumiría anualmente entre 37,50€ y 45,00€. Siempre dentro de la gama, y teniendo en cuenta el consumo de un usuario que no lo desenchufa nunca, uno de la máxima eficiencia consumiría ANUALMENTE entre 23,50€ y 34,00€.

Fórmula matemática para averiguar el consumo real

Calcular la cantidad de dinero que consume cualquier electrodoméstico es relativamente fácil. Ni siquiera ‘los de letras’ tienen excusas para no manejarse en estos cálculos. Antes de despejar tal ecuación necesitamos conocer con exactitud dos cifras: el consumo probado de nuestro frigorífico (mirar la ficha de producto) y el precio que pagamos por la electricidad. Son guarismos muy variables, por eso es prácticamente imposible hacer un cálculo homogéneo para este tipo de cuestiones.

Pero nos podemos hacer una idea. Al grano: para saber el consumo real de cualquier electrodoméstico solo hay que multiplicar la potencia por el tiempo. Para sacar las cuentas en riguroso directo hemos descargado la ficha de una nevera al azar. El modelo elegido ha sido el 3KR7968P de Balay, que siendo de categoría A++ tiene un consumo probado de 284 kWh, si lo usamos con cabeza y no nos pasamos el día abriendo las puertas.

A continuación, sin trampa ni cartón acudimos a la red para comprobar el precio del kWh en el mismo momento de redactar estas líneas. Como vemos en la imagen, mientras este post se redactaba el kilowatio se pagaba a 0,14 céntimos la hora. Si multiplicamos los 248 kWh que, en teoría, consume el frigorífico elegido por la cantidad que nos indica Endesa, obtenemos con resultados que el 3KR7968P de Balay consume 39,76€ al año.

Precio de la luz por horas

Importante: para pasar una cantidad de WATIOS a KILOWATIOS solo hay que dividir entre 1.000

    1. Javier 23/10/2017
    2. Marta 26/08/2018

    Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies