¿Sabes el consumo real de tu campana extractora?

La campana extractora no aparece en los listados de los electrodomésticos que más consumen. Y es normal, es que no está entre ellos.

Si lo comparamos con otros aparatos, las campanas tienen un consumo residual y esporádico, aunque eso no signifique que se puedan usar sin control. Saber con exactitud cuánto gasta una campana extractora tiene su dificultad, y es que todo depende del modelo. Las domésticas suelen tener un consumo bastante cerrado, aunque la evolución ha hecho que estos aparatos ya tengan hasta cinco velocidades de extracción.

Según los datos disponibles, se calcula que funcionando a máxima velocidad una campana extractora puede consumir 200 Wh, mientras que a mínima potencia está sobre los 70 vatios a la hora. Electrocalculator, en su tabla de consumos, asegura que un extractor de este tipo (tomando como base uno de 120 Wh) consume 0,02 euros a la hora.

¿Se ha reducido el consumo con respecto al pasado? Sí. ¿Por qué? Por elementos como los que vemos a continuación:

  • La iluminación. Como en otros muchos rincones del hogar, las campanas ya funcionan con leds. Según datos de Siemens, una campana con leds y motor silencio consume un 80% menos que una con bombillas halógenas y motor convencional.
  • El motor es otro frente de batalla. Hasta que no se ha reducido el ruido que producían, no se ha parado. Lo habitual es que ahora las campanas no usen escobillas, por lo que se reduce el rozamiento y, consecuentemente, el ruido al funcionar.
  • Los sistemas de extracción: el aire en recirculación ha mejorado mucho sus prestaciones. Hasta hace unos años, tener un sistema de recirculación suponía perder calor en invierno y frío en verano. Eso ya no ocurre gracias a sistemas que ya no necesitan tomar aire del exterior, ni expulsar el que hay dentro de la vivienda.

Diseño con la máxima eficiencia energética

extractor-humos-cocinaLa iluminación por LED no solo ha supuesto un auténtico revulsivo en el consumo de las campanas extractoras, sino que además aporta toques decorativos únicos. Como ya hemos mencionado, las campanas extractoras son electrodomésticos que han dado un paso muy avanzado en cuanto a estética, y la iluminación forma parte, en muchos casos, de los detalles minimalistas que acompañan a los nuevos diseños.

Hay varios detalles avanzados que delimitan el consumo, y varios de ellos tienen que ver con las líneas anteriores:

  • Sensor de control del ambiente: igual que las lavadoras ya pueden saber qué tipo de ropa sucia tienen entre manos, las campanas extractoras –según modelos- pueden medir la intensidad del humo y la calidad del mismo para ajustar a cada momento los parámetros de extracción.
  • Indicadores electrónicos: forman parte de los nuevos diseños. Además de suponer un claro avance en el manejo de las campanas, también son claves para saber si los filtros están saturados.
  • Opción de apagado automático: es posible, dependiendo de lo que cocinemos, que a veces necesitemos la campana funcionando un rato extra. Algunos modelos tienen programado mantenerse en marcha durante un tiempo predeterminado (10 minutos, por ejemplo) y luego se apagan sin necesidad de repetir la orden.

¿La limpieza y mantenimiento ayudan a gastar menos?

Respuesta muy sencilla: sí. De hecho, en los consejos de cualquier fabricante se incluyen siempre recomendaciones específicas para mantener limpia la campana extractora. Los filtros son especialmente importantes en todo esto, ya que –inevitablemente- durante el uso de la campana se van ensuciando. En este caso, la suciedad es sinónimo de entorpecer el paso de los humos, lo que equivale a un electrodoméstico que no hace bien su trabajo. Si los filtros no pueden trabajar de forma efectiva, la tendencia natural del usuario es subir la potencia de extracción, lo que no va a servir para evacuar mejor los humos, pero sí encarecerá la factura de la luz.

En este sentido, los fabricantes prefieren optar por filtros que se puedan lavar en el lavavajillas, aunque los de carbón siguen vigentes y tienen la misma función. En caso de tener estos últimos, es importante que no intentemos lavarlos.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies