¿Sabes realmente cuál es el consumo de agua de tu lavavajillas?

Cada vez nos preocupamos más por el consumo que hacemos de la energía y el agua. A medida que nuestra concienciación con el medio ambiente aumenta también han aumentado las preguntas. ¿Cuánta agua consume hacer esto? ¿He estado malgastando la energía? En muchos casos es cierto, pero afortunadamente esta es una tendencia que en la actualidad estamos corrigiendo.

Recursos finitos

Tenemos que admitirlo, en nuestro día a día en ocasiones resulta difícil mirar más allá de nuestras propias circunstancias y necesidades. Necesitamos comer, necesitamos asearnos, necesitamos dormir… Pero también es cierto que ser testigos, a través de la televisión y de testimonios que podemos escuchar, del drama que puede suponer la escasez de recursos está haciendo que cambiemos este pensamiento.

El agua es precisamente uno de los recursos más importantes y más necesarios. Y con años de consumo irresponsable la hemos estado desperdiciando. Poniendo lavadoras a media caga, dejando el grifo abierto mientras nos lavamos los dientes… Y sin embargo en este proceso hemos apartado de nuestras vida electrodomésticos como el lavavajillas pensando que suponían todo un desperdicio de agua. Todo lo contrario.

Electrodomésticos eficientes: el lavavajillas

Piénsalo bien. Tradicionalmente hemos pensado que el uso del lavavajillas suponía un auténtico desperdicio de agua. O que los platos no quedaban tan limpios como lavados a mano. O que no valía la pena porque es algo a lo que solo sacan partido las familias numerosas. Y lo cierto es que nunca hemos estado tan equivocados.

A lo largo de los años el lavavajillas ha demostrado ser el electrodoméstico que hace un consumo más eficiente de un recurso como es el agua. De hecho, utilizar el lavavajillas supone un ahorro considerable de agua diario. ¿Por qué? Porque utilizando un lavavajillas cargado al máximo de su capacidad puedes llegar a ahorrar un 60% de agua.

¿Y cómo es posible que hablemos de un ahorro tan elevado? Porque un lavavajillas con una certificación energética A o superior suele consumir por lavado entre 8 y 10 litros de agua. Es decir, la cantidad de agua que un lavavajillas necesita para hacer un lavado estándar es la misma que cae del grifo en un solo minuto si decidimos lavar los platos a mano.

La próxima vez que llegue la hora de fregar los platos, si tienes lavavajillas en tu cocina, no te lo plantees más. Utilízalo sin miedo, haz uso de los programas de media carga o lo programas ECO, y ahorra un recurso tan necesario como el agua. El planeta y tu bolsillo te lo agradecerán.

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies