Secadoras que cuidan tu ropa y tu entorno

En entradas anteriores hemos hablado largo y tendido de electrodomésticos que arrastran más mitos que los lugares abandonados de los pueblos. Hoy volvemos a ese terreno. Hoy hablamos de las secadoras, uno de los electrodomésticos que más amor y odio -a parte desiguales- despierta en la humanidad.

Hasta hace no mucho tiempo las secadoras eran unos electrodomésticos que consumían bastante energía. Y seguirán consumiendo aquellas que todavía no se hayan renovado por modelos más ecológicos y eficientes. Los dueños de una secadora han oído en multitud de ocasiones frases que siempre contenían dos palabras clave: ‘consumir’ y ‘mucho’. Y quien la pronunciaba tuvo razón en su momento. Ahora mismo existe un catálogo muy moderno de secadoras que llegan incluso a la certificación energética A triple +.

Y es que a pesar de que las secadoras son aparatos de los que no se debe abusar, hoy en día hay argumentos de sobra que justifican no renunciar a su uso. De hecho, en algunas partes de España una secadora es algo más que obligatorio. No obstante, sí que es cierto que se deben tener en cuenta algunos parámetros para hacer un uso más racional de la secadora:

  • Según cifra el blog ecoclimatico.com, solo renunciando a un uso semanal de la secadora estaremos evitando la liberación de 90 kilos de CO2 al año.
  • Para que funcionen de forma óptima, los mejor es no llenarlas en exceso para que trabajen con libertad y no generen más arrugas de las necesarias.
  • Programas automáticos: igual que, por ejemplo, los lavavajillas, las secadoras también pueden funcionar en automático, detectando los niveles de humedad y temperatura para trabajar solo lo imprescindible. Secar la ropa de más es unas de las razones por las que se dispara el consumo y nos impide ahorrar en nuestra factura de la luz.
  • No todas las prendas necesitan el mismo programa de secado: hay que elegir en función de lo que metemos.
  • Desde Endesa aportan también un interesante consejo: “Usar la secadora para dar un golpe de secado final a la ropa tras secarse al aire puede suponer un ahorro energético importante”.

“El consejo estrella siempre es el mismo: siempre que podamos, se debería secar la ropa al sol”

Modernidad y ecología, todo en uno

“Las secadoras siempre han tenido mala fama entre los electrodomésticos”. La frase no es mía, pero lo podría ser. Y también podría ser de cualquier fabricante que tenga un apartado de secadoras en su catálogo. Las grandes marcas de electrodomésticos vienen haciendo importantes esfuerzos de un tiempo a esta parte para cambiar la imagen de las secadoras y concienciar a los usuarios de que muchos de sus miedos ya son cosa del pasado.

Dando un repaso a los principales fabricantes, podemos encontrar sin grandes dificultades cuales son los últimos avances en el campo de la eficiencia y el cuidado de la ropa. Por ejemplo, Electrolux han lanzado al mercado una nueva gama de secadoras bautizadas como DelicateCare, que prometen cuidar cada centímetro de nuestra ropa (incluso las prendas destinadas para el lavado a mano), gracias a su tecnología ‘Woolmark Blue’, que se junta con los sistemas ‘EcoFlow’ y ‘OptiSense’ para garantizar un secado seguro y un importante ahorro de energía.

Teniendo en cuenta que el uso y abuso de la secadora siempre ha sido sinónimo de estropear la ropa, es lógico que los principales fabricantes lancen sus nuevos productos con eslóganes en los que el cuidado de nuestras prendas destaque por encima de lo demás. LG, por ejemplo, ha apostado fuerte por la línea TurboWash, donde se incluye una lavasecadora a la que definen como “la definitiva”, gracias a su menor tamaño y reducido consumo de agua y electricidad.

Mejores marcas del mercado

Además de lo que ofrecen marcas como LG o ElectroLux, dentro del segmento de las secadoras también merece la pena hacer un alto en el camino para visionar lo que ofrecen las marcas del grupo BSH. Tanto Balay como Bosch ofrecen dentro de su catálogo algunos modelos que merece la pena tener presente. En ambas marcas se pueden encontrar secadoras con condensador autolimpiante, lo que evita que tengamos que estar quitando pelusas a mano después de cada lavado. Ademas, se pueden adquirir secadoras que permiten hasta 9 kilos de carga, lo que permite un alto grado de comodidad y ahorro en la factura de la luz.

Tanto Balay como Bosch ofrecen a sus clientes secadoras de condensación que presentan innovadores sistemas de secado con sensores de humedad para medir en cada momento el grado de humedad residual y adaptar el secado a lo que se exige en cada momento.

“Balay y Bosch han conseguido elevar sus secadoras hasta las clases A++ y superior”

  • Añadir un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies